Este típico plato italiano es muy fácil de elaborar y además... ¡está riquísimo! ¿Has comido alguna vez risotto? Cada vez los españoles lo hacen más, se ha extendido por todo el mundo, ya que es un plato que no requiere de una gran destreza culinaria para su elaboración. El risotto es un plato hecho con una base de arroz, que no tiene mucha dificultad de preparación, y cuyo único secreto o dificultad reside en darle el punto adecuado al arroz.  

Ver más...

Para preparar unas buenas recetas de risotto solo necesitas tiempo y paciencia. Esta es la diferencia con otras recetas elaboradas con arroz, donde este se hace solo sin tener que prestarle casi atención. Pero en el el risotto no, aquí hay que estar pendiente. La razón es que para que quede con su textura cremosa característica se debe remover de forma constante. Y añadir nata, mantequilla o queso parmesano, el secreto está en remover. ¡Pruébalo ya con champiñones, queso, gambas…! De mil maneras.  

Además de este recopilatorio de recetas de risotto que te destacamos, lánzate a explorar también nuestra selección de riquísimas recetas con champiñones, puedes ser todo un cocinillas y prepararlos rellenos, rebozados, a la plancha, en un buenísimo salteado… También explora todas nuestras recetas de arroz, triunfarás con paellas, meloso, bien suelto, en ensaladas… ¡como más te apetezca según la ocasión! Así que no lo dudes y mira qué te gusta más para tener siempre buenas ideas a mano. Dejarás boquiabiertas a todas las personas de tu familia y amigos.

Receta destacada

Risotto a la milanesa

(1)

El risotto es una de las comidas más extendidas de la gastronomía italiana, aunque es típico de la zona de Piamonte y Verona, ya que son las regiones que más arroz producen en Italia. Sin embargo, el risotto a la milanesa es una de las recetas más apreciadas para cocinar arroz. Ver Receta...

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

    Caldo Casero de Pollo 100% Natural

  • 400 g de arroz
  • 1 cebolleta
  • 50 g de mantequilla
  • 1 vaso de vino blanco
  • Azafrán al gusto
  • 80 g de parmesano
  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

El risotto de champiñones y setas es una exquisitez. ¡Y por suerte hay muchas recetas de estas!  

Para empezar, lo que tienes que saber es que para hacer un buen plato de estos normalmente se comienza haciendo un sofrito en una sartén o cazuela bien amplia, con un buen aceite de oliva virgen extra, a base de cebolla picada y ajo laminado, y dependiendo de la receta alguna que otra verdura más.  

En la mayoría de recetas de risotto se le suele agregar el arroz, una vez tengamos el sofrito preparado, para rehogarlo un poco y que tome el sabor del sofrito. Luego, se mezcla todo con el caldo más adecuado a los ingredientes de nuestra receta de risottos, y se deja cociendo el tiempo necesario para que el arroz se vaya cociendo y vaya absorbiendo todo el sabor del caldo.  

Es muy importante que el caldo que se utilice para ir cociendo el arroz esté bien caliente. Ya que si lo vertimos frío, la cocción será dispareja. Es imprescindible ‘saber mover la cuchara’ para que se cocine de manera homogénea, pero tampoco excederse. Remover el arroz es fundamental pues es así es como le otorgamos esa característica cremosa, se debe al almidón que libera. Ya saben, unas vueltitas cada dos minutitos al menos. No olvidéis que debemos agregar el Caldo Casero 100% Natural Gallina Blanca que hayamos escogido para nuestra receta poco a poco. Y no tengáis miedo de añadir la cantidad de caldo que creáis necesaria, aunque quizás sea un poco más de lo que marca la receta. El arroz y la temperatura consumen el líquido,aunque nunca añadáis más de una taza cada vez. Recordad, siempre poco a poco.  

Sabiendo todo esto, ¡échale un vistazo a las recetas de risotto con champiñones y setas! 

El risotto de verduras es un manjar. Las verduritas le aportan mucho verde y sabor a estos platos. ¡Te van a encantar las recetas que te destacamos! Hay con guisantes, con alcachofas, con zanahoria, apio, calabacín… ¡Para todos los gustos!  

Es una clase de comida sabrosa y nutritiva y que, además, nos sacia mucho. ¿Se puede pedir algo más?  

No hay que olvidar que el arroz es uno de los grandes alimentos de la humanidad. En algunas áreas geográficas, su consumo es diario e imprescindible y está siempre presente en la mesa, de la misma forma que para nosotros lo es el pan procedente de la otra gran gramínea, el trigo. El arroz es un cultivo donde el agua juega un papel central. Esta gramínea crece en aguas empantanadas, con lo que su cultivo acostumbra a encontrarse en zonas cercanas a ríos o donde hay lluvias copiosas. En la Península Ibérica se cultiva desde hace más de 13 siglos.  

Su origen se encuentra en las orillas del delta del Ganges, en la India. Fueron los Árabes quienes aprendieron su compleja forma de cultivo, lo llevaron hacia las orillas del Nilo y, durante las invasiones en la Península Ibérica, iniciaron su cultivo en el Levante español, especialmente representativo en la Albufera Valenciana. Este viaje se produjo en paralelo al que hizo esta gramínea hacia otras zonas de Asia, pasando por China y llegando a Japón, dos de los países donde este cereal representa la base de la dieta.  Y ahora que te hemos resuelto todas estas curiosidades, ¿a qué esperas para cocinarlo de la forma más sabrosa? 

Risotto de queso

El risotto de queso tiene los mayores fans. Es súper cremoso y se te hace la boca agua con él. ¿Quieres ideas para prepararte buenas recetas?  

Para los que les guste los sabores más fuertes, el risotto de queso azul está de muerte. Es una de las formas más tradicionales de preparar este plato en Italia. Excepcional también es el de 4 quesos, una receta que lleva parmesano, gorgonzola, fontina y taleggio. La combinación perfecta para que cada cucharada sea espectacular.  

También te sugerimos una receta que integra el queso cheddar y está deliciosísima. ¿Vas a probarlas todas? Te animamos a que sí. Es cierto que todos los risottos llevan un poco de queso pero potenciarlo y hacer recetas específicas es otra cosa.  

Por último, queremos aconsejarte el arroz que debes de comprar para elaborar estos platos italianos. Deberemos comprar un arroz adecuado (arborio, carnaroli o bomba) y luego sofreírlo en una cazuela con un poco de mantequilla.  Solo tienes que seguir las indicaciones que aparecen a continuación en las recetas que te planteamos.

Personalmente, desde Gallina Blanca te recomendamos que esta clase de platos los acompañes de una ensalada, que es una magnífica elección para una deliciosa cena. No te pierdas la oportunidad de encontrar la receta que te hará triunfar en la mesa con tus invitados y familiares. ¡Entra y descubre en Gallina Blanca las mejores recetas! Ya verás como triunfas y todos te preguntan cuál es el secreto para que te salga tan bueno. Desde luego, te vas a convertir en todo y en toda una chef.