Elaboración de un risotto

Elaborar un risotto es fácil. Deberemos comprar un arroz adecuado (arborio, carnaroli o bomba) y sofreírlo en una cazuela con un poco de mantequilla. Vamos a mojarlo poco a poco, cuando lo vaya necesitando, con un caldo que tendremos siempre caliente, y lo vamos a remover constantemente con suavidad. Cuando el arroz esté casi al punto, lo vamos a dejar reposar fuera del fuego y lo vamos a acabar con una nuez de mantequilla y parmesano rallado.

Valora este truco