Truco para que el calamar de la paella no quede duro

Un buen truco es cocerlos antes de ponerlos en la paella con el resto de ingredientes. Si los marcas durante unos minutos aparte, luego tendrán la textura perfecta. Otro recurso que utilizan los cocineros profesionales es dejar los calamares en reposo la noche anterior con una picada de aceite y perejil o con bicarbonato para asegurarse que no queden duros. Tan solo hace falta lavarlos bien y secarlos antes de cocinarlos con la paella. Eso sí, el mejor consejo es apostar por la calidad del producto, un buen calamar fresco quedará tierno en boca sin muchos trucos.

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 


 

 

 

*Campos obligatorios