ENSALADAS CRUJIENTES

(11)
ENSALADAS CRUJIENTES

Cuando hagas ensaladas, deja la lechuga en remojo una media hora con un buen chorro de limón, después escurre bien y prepara a tú gusto; quedan las hojas mucho más crujientes.

Valora este truco

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

Únete ahora y participa en este magnífico sorteo. Consulta las bases legales aquí.


 

 

 

*Campos obligatorios