Crema de guisantes

(4)

Conocer algunos entrantes fáciles de preparar es esencial si queremos crear platos buenísimos sin pasar mucho tiempo en la cocina. Es por eso que hoy te traemos esta crema de guisantes, un plato genial para toda la familia.

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Crema de guisantes

  • Primer paso crema de guisantes

    Empezamos preparando todas las verduritas que vamos a añadir a nuestra crema. Primero pela los guisantes y descarta las vainas. Si vas a usar guisantes congelados, no hace falta que los descongeles antes de la cocción, simplemente déjalos a mano para cuando empecemos la cocción. Separa la ramita de hierbabuena y déjala reposar en agua para refrescarla. Corta ambos cabos de los puerros y retira la parte de las hojas que tiene un color verde más oscuro. Quédate con la parte blanca, lávala con un poquito de agua para eliminar la suciedad que quede y corta en rodajitas. Prepara la cebolla. Primero corta ambos cabos, córtala por la mitad y retira la capa exterior. Luego corta cada mitad en 3 o 4 trozos. Reserva. En una cazuela, añade la mantequilla y deja fundir. Luego añade los puerros y la cebolla. Deja sofreír unos minutos, hasta que la cebolla tenga un tono transparente. Añade la harina, espolvoreándola por encima de la cebolla y el puerro, y remueve bien para integrarla.

  • Segundo paso crema de guisantes

    Añade el agua y también la pastilla de Avecrem bien desmenuzada. Deja cocer todo junto hasta que hierva, y en ese momento, cuando empiece a hervir, le añades la ramita de hierbabuena y los guisantes. Deja cocer todo junto unos 20 minutos, hasta que las verduras estén tiernas.

  • Tercer paso crema de guisantes

    Cuela las verduras y trituralas con el turmix. Añade la nata líquida y sal y pimienta a tu gusto para darle un poquito más de sabor. ¡Ya está lista para servir! Decora con un poquito de hierbabuena fresca o unas gotas de crema líquida para crear contraste de colores.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema de guisantes

Las cremas de verduras pueden ser tan líquidas o espesas como a nosotros nos apetezcan, ¡no hay normas en esto! Cuando cueles las verduras ya hervidas, no tires el caldo, resérvalo y añádelo a las verduras a medida que las vas triturando y ves la consistencia final de la crema. En ese punto puedes ir añadiendo más o menos caldo para conseguir una crema con la textura perfecta para ti.   

 

Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana