Berenjena, calabacín y cebolla rellenos de carne

Las verduras y la carne quedan mucho mejor si se cocinan de forma conjunta, ya que los sabores y texturas se acentúan y se pueden encontrar combinaciones sorprendentes.Ver más...

  • > 60 min
  • Fácil
  • 4 personas
Berenjena, calabacín y cebolla rellenos de carne

Ingredientes

  • 100% natural con aceite de oliva virgen extra

  • Avecrem Ajo y Perejil Granulado

    Con Avecrem, ¡triunfas!

Información nutricional

  • Energía

    345kcal

  • Hidratos

    13.62g

  • Proteínas

    21.77g

  • Grasas

    22.26g

  • Fibra

    1.52g

Cómo hacer Berenjena, calabacín y cebolla rellenos de carne

  • PASO 1

    Envuelve la cebolla en papel de aluminio y ponla a cocer en el horno a 175 ºC durante 60-90 min (hasta que esté blanda). Deja que se enfríe, pélala y vacíala: tienes que quitarle la capa exterior, con cuidado para que no se te rompa, y separar las del interior. Pica la cebolla que has sacado del interior y resérvala.

  • PASO 2

    Limpia las berenjenas, quítales la punta que las une a la planta y córtalas por la mitad en sentido longitudinal. En la carne del interior de cada berenjena realiza una incisión que resiga el perímetro a 0,5 cm de la piel. Practica cortes longitudinales y transversales en la carne que queden dentro del perímetro que has marcado, pero con cuidado de no atravesar las hortalizas. Ponlas a cocer en el horno, a 175 ºC sobre un papel antiadherente hasta que la carne del interior esté blanda. Con ayuda de una cuchara, retira la parte del interior de las berenjenas y reserva por separado la pulpa y la parte que tiene la piel.

  • PASO 3

    Elimina los dos extremos del calabacín, córtalo longitudinalmente por la mitad y, con la ayuda de una cuchara, elimínale la parte interior que tiene las semillas. Sálalo y cuécelo en el horno a 175 ºC durante unos 10 min. Resérvalo.

  • PASO 4

    Utiliza una cazuela, preferiblemente antiadherente, para rehogar en aceite a fuego muy lento la cebolla que tenías asada y picada. Mientras se hace, limpia los champiñones. Pícalos cuando la cebolla esté dorada, (se oxidarían si lo haces demasiado pronto), junto con la pulpa de berenjena. Mézclalos con la cebolla y rehógalos a fuego lento. Añade el Sofrito de Tomate y Verduras Gallina Blanca y rehógalo. Salpimienta y endulza ligeramente el sofrito. Mézclale el cordero y rehógalo hasta que empiece a dorarse. Condimenta con el pimentón dulce, el orégano y la cda. de Avecrem Ajo y Perejil Granulado. Moja con el vino y deja que el alcohol se evapore por completo. Mezcla la leche con el pan rallado, de forma que te quede una pasta humedecida. Fuera del fuego, añade el sofrito de carne, el queso (excepto el parmesano) y los huevos.

  • PASO 5

    Llena las dos mitades de la berenjena y del calabacín y el interior de la cebolla con la mezcla anterior. Espolvorea todas las hortalizas con parmesano y pon las piezas a cocer en el horno hasta que la capa superior esté crujiente.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Berenjena, calabacín y cebolla rellenos de carne

El Truco: berenjenas que no pican

Las berenjenas están deliciosas pero a veces pueden amargar o resultar un poco picantes. En este último caso y para asegurarte que su sabor será bien suave existe un truco bien sencillo. Ábrelas por la mitad y sumérgelas con sal durante media hora. De esta manera se purgarán y perderán parte de su agua y, con ella, su posible sabor picante. 

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Una receta que cumple al 100% con esta característica es la que te presentamos hoy: berenjena, calabacín y cebolla rellenos de carne.

Para hacerla necesitarás ingredientes tan variados como el queso feta o el Sofrito de Tomate y Verduras Gallina Blanca, y aunque su elaboración requiere de tiempo y paciencia está tan rica que no podrás estarte de prepararla. Además, este plato es ideal para disfrutarlo en una comida familiar, gustará a todo el mundo. 

Si no tienes mucho tiempo y no quieres complicarte, te recomendamos una versión simplificada de esta deliciosa receta. Unas berenjenas rellenas, que podrás hacer aprovechando carne de cordero cocida que te haya sobrado. Sencilla y muy sabrosa.