Guiso de carne

(3)

¿Qué comemos hoy? Hoy toca un delicioso guiso de carne, de los que piden tiempo y paciencia en los fogones pero que tienen la recompensa de un sabor espectacular. ¿Te apetece? ¡Pues empezamos!
 

  • > 60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

  • Tomate Frito

    100% natural con aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer Guiso de carne

  • Guiso de Carne Paso 1

    Empezamos cortando la carne para guisar, en unos dados medianos, no tan grandes como para quedar crudos durante la cocción, ni demasiado pequeños para que no queden secos. En una cazuela, pon a calentar una poco de aceite de oliva y empieza a dorar los daditos de carne. Queremos cocerla durante poco tiempo a una temperatura más o menos alta para conseguir que se forma una costra alrededor de los dados de ternera sin llegar a cocerse por dentro. Este proceso sella la carne y asegura que se mantenga tierna mientras la guisamos. Retira la carne del fuego y resérvala.

  • Picamos el ajo finito y cortamos la cebolla y la zanahoria en juliana. Rehoga la zanahoria y la cebolla a fuego vivo en el mismo aceite en el que has dorado la carne hasta que la cebolla tome un color transparente. Remueve de vez en cuando para evitar que la cebolla se pegue al fondo de la cazuela. Añade los dientes de ajo y sofríe durante 5 minutos más. Ahora es el turno de añadir el tomate frito y la carne otra vez. Baña todo con el vino tinto y mezcla bien para que se integren los ingredientes. Deja cocer unos minutos, hasta que veas que el líquido del vino se ha reducido a la mitad. Añade agua hasta cubrir todos los ingredientes, no tengas medio de añadir demasiada, pero si te quedas corto, la carne va a quedar seca. En este momento, verás que se va formando una espuma por encima del guiso, simplemente tendrás que retirarla con una cuchara o una espumadera. Cuando veas que ya no se forma más espuma, tapa la cazuela y deja cocer a fuego lento durante 1 horas. Ya sabemos que es difícil resistir a la tentación, pero te recomendamos no destapar la cazuela en ningún momento para mantener los aromas dentro y que se conserven en el guiso. Una vez vertido el tomate, añade de nuevo la carne y moja todos los ingredientes con vino tinto. Deja que reduzca, que el guiso de carne se tome su tiempo y, cuando el vino haya reducido hasta la mitad, añade agua hasta cubrir todos los ingredientes. No te quedes corto de agua, ¡o la carne se quedará seca! No te apures si comienza a salir espuma, todo está controlado. Te toca comenzar a desespumar con un cucharón hasta que deje de salir esta espumita blanca tan típica de los guisos que llevan carne. Cuando ya no salga más espuma, tapa la cazuela y deja que el guiso se cocine durante una 1 hora a fuego lento. Es muy importante que no destapes el guiso, ya que así todos los aromas y sabores de la carne se mantendrán en la cazuela, concentrándose y saborizando el guiso.

  • Guiso de Carne Paso 3

    Mientras se va cociendo el guiso, chasca las patatas para añadirlas en el siguiente paso. Añade la pastilla de Avecrem desmenuzada y mezcla para integrar. Añade los guisantes y las patatas chascadas y deja cocer 30 minutos más. Comprueba el punto de cocción de las patatas, porque van a ser las chivatas para saber si nuestro guiso está listo. Si cuando las pinchas con un cuchillo puedes atravesarlas fácilmente, es que están al punto perfecto. Retira del fuego y deja reposar unos minutos antes de servir. Emplata y sirve con una buena ración de pan, ¡que este guiso da para rebañar!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Guiso de carne

Cuando hablamos de recetas de guisos, siempre recomendamos prepararlos de un día para otro mejor que para comer en el mismo momento. La carne irá absorbiendo los jugos y estará más aromatizada. 

 

 

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana