Es una de las verduras más presentes en muchos de los platos de nuestra cocina. Sin embargo, ¿le damos el protagonismo que se merece? En esta sección hemos querido recopilar las recetas con puerros más deliciosas y a la vez sencillas, rápidas y sanas. En cada una de ellas podrás descubrir como esta hortaliza aporta siempre un toque especial y que, sin ella, el resultado de los platos no sería tan sabroso.

Hay propuestas para todos, para los peques y los mayores, para los que les encantan las verduras y para aquellos que las rehuyen. Date una vuelta por la gran variedad de recetas que hemos seleccionado para ti, coge el delantal y anímate a cocinar estas ricas recetas con puerros.

Ver más...

De la misma familia que la cebolla y el ajo, el puerro es una verdura originaria de Europa y Asia Oriental. En nuestra cocina acostumbramos a comer solo el bulbo, pero las hojas y las flores de la planta de la que se extrae también son comestibles. El hecho de ser pariente del ajo y la cebolla hace que su sabor recuerde al de estas verduras, pero lo cierto es que es mucho más suave, lo que lo hace perfecto para aquellas personas menos habituadas a comer hortalizas.

Su color blanco tan característico se consigue porque una vez el tallo está ya bastante crecido, se tumba y se entierra. De esta manera, se evita que le dé la luz y que quede blanco.

Anímate a preparar ricas recetas con puerros

¿Sabías que llevamos cocinando con puerros desde la época de los romanos? Pues sí, de hecho, entre las recetas de puerros registradas entonces destacan las de las sopas. Y desde entonces se conserva esta manera de cocinarlos, quizá la más socorrida en las mesas de nuestro país. Una de las más tradicionales es la purrusalda, típica de la cocina basca, y que tiene como ingrediente principal el puerro que se combina con patatas, zanahoria, calabaza, cebolla y ajo.

Aunque el mejor momento para preparar recetas con puerros sea de otoño a finales de primavera, ya que es cuando están en temporada, se pueden encontrar durante todo el año. Los puerros de los meses más fríos son más grandes y con un sabor más marcado, mientras que los que se encuentran en verano son más pequeños, tiernos y con un sabor más suave.

Un truco para escoger los de mejor calidad es inclinarse por aquellas piezas que tienen el tallo blanco, recto y firme, con las hojas de color oscuro y de forma plana. Si notas que el puerro está blando y tiene las hojas amarillentas, blandas o secas descártalos ya que no serán frescos.

Para preparar los puerros en recetas bien ricas lo primero que debes hacer es cortar el tallo en sentido longitudinal y lavar con agua las hojas. Ten en cuenta que para poder quitar toda la tierra que tienen deberás separarlas una a una. Una vez limpios los puedes utilizar ya para cocinar o guardarlos en la nevera hasta dos semanas, o congelarlos.

Comer recetas con puerros es de lo más nutritivo, ya que es una verdura con un alto contenido en minerales como el potasio, el magnesio, el calcio y el hierro. Además, de vitaminas como la C y la B6, esenciales para formación de glóbulos rojos, colágeno, huesos, dientes, el buen funcionamiento del sistema inmunológico, entre otros muchos beneficios.

Puedes cocinar recetas con puerros crudos, si los picas bien finos, en especial en ensaladas, o cocidos en guisos, potajes, caldos o en un puré de puerros. También quedan deliciosos como guarnición en platos de pescado o carne.

Crema de puerros, más allá de la vichyssoise

Una de las formas más sencillas y sabrosas de cocinar con puerros es en una sopa o una crema. Puedes preparar esta última con un toque de apio y unas semillas de amapola, por ejemplo, y te quedará realmente sensacional. Además es una receta que podrás disfrutar en cualquier momento del año, ya que se puede tomar tanto fría como caliente.

El primer paso es limpiar los puerros y el apio, y cortarlos en tiras o trozos. Saltea las verduras en una cacerola con aceite de oliva, y después añade 3 tazas de caldo y deja que se cocine. Cuando veas que las verduras ya están hechas, tritúralas y añade sal y pimienta. Sirve la crema a tu gusto, fría o caliente, y con una pizca de semillas de amapola.

Otra versión igual de sabrosa de este rico plato podría ser la crema de calabacín y puerros. Es una propuesta ligera ideal para una cena o como primer plato. Si quieres disfrutarla basta con despuntar y pelar los calabacines, y trocearlos. Pela y trocea los puerros también. Después coloca en una olla las verduras con agua y dos pastillas de Avecrem. Cuece el conjunto unos 30 minutos, retíralo y tritúralo. Añade el queso, tritura otra vez y ya puedes servirla con un poco de aceite de oliva y cebollino.

Quiche de puerros, el aperitivo perfecto

Aunque tengamos más asociados los puerros a las comidas del día a día lo cierto es que pueden quedar realmente bien en una comida de una celebración especial. Por ejemplo, por qué no pruebas de añadirlos en un pastel de puerros o en un quiche. Este último es un entrante delicioso e ideal para abrir el apetito, que además podrás tener listo en poco tiempo.

Cocinarlo es bien sencillo. Lo primero es precalentar el horno a 200ºC, limpiar los puerros y cortarlos en rodajas. Dóralos después en una sartén con un poco de aceite y, a continuación, añade agua y Avecrem. Seguidamente, bate el huevo con nata, sal y pimienta. Rellena la masa de quiche con los puerros, la mezcla anterior y cubre con una loncha de jamón y un poco de queso parmesano. Asegúrate de cerrar bien los bordes y hornea a 200ºC durante unos 20 minutos. Sirve caliente y disfruta de este apetitoso entrante.

En esta sección podrás descubrir muchísimas más propuestas deliciosas como la de avena con puerros, los rollitos de puerro con lacón al horno o las alubias blancas salteadas con boletus, puerro y jamón. ¡No te quedes sin probarlas!

Receta destacada

Crema de espinaca y puerro

Las verduras, en general, no son el plato favorito de los más pequeños. Aunque tienen que consumirlas de forma diaria, a veces esto puede hacérseles cuesta arriba. Para estas situaciones lo mejor es optar por preparaciones diferentes, fáciles de elaborar y comer, y divertidas. Ver Receta...

Ingredientes

  • 500 g de espinacas frescas
  • 300 g de puerros
  • 1 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • 1 cda de aceite de oliva virgen extra
  • Semillas de lino
  • Pimienta
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas