Uno de los alimentos que se puede presentar de manera muy diversa en el mundo gastronómico es la carne, dependiendo del animal, del corte o del modo de cocción empleado. Las características de la carne de pollo son distintas a las del cerdo y también a las de la vaca. Y, por ejemplo, la carne vacuna también presenta un amplio abanico de variedades según la edad del animal, de su alimentación o de la pieza seleccionada, ya sea por gusto, precio o por requerimiento de un plato determinado. Un costillar no puede hacerse con la misma técnica de cocción que un lomo o solomillo. Tampoco encajan de la misma manera los diferentes ingredientes que puedan utilizarse en su elaboración o en la preparación de los elementos que integran o acompañan el plato, como las salsas.

Una buena combinación de sabores integrados en una salsa para carne realza el gusto de ésta en el paladar. Por eso en esta página te proponemos centenares de recetas que incluyen salsas sencillas para carnes, saladas y agridulces, todas te ayudarán a conseguir un toque de distinción en tu plato. Cocina pollo, cerdo, cordero o ternera a la plancha, al horno o a la parrilla y sírvete de nuestro recetario para encontrar, entre todas estas salsas para carne, la que consideres más apta. Con ella conseguirás ese punto jugoso o cremoso que hará aún más sabroso tu plato.

Salsas para todos los gustos

Disponer de diferentes opciones de salsas para carne es una manera de contar con muchas alternativas a la hora de pensar o decidir un plato. Esto no solo es útil para salir de la monotonía cotidiana de las comidas diarias, sino también para presentar con más glamour y potenciar el sabor de esos platos elaborados para ocasiones especiales. Además, como la gran mayoría de las salsas para carne se pueden preparar con antelación al día de esa comida o cena con invitados, puedes obtener la ventaja de ganar tiempo y evitar esos apuros y tensiones en los momentos previos a la llegada de los comensales.

Ya sea por el tipo de preparación o por la calidad de la pieza o corte hay salsas para carne que ligan mejor que otras, siempre dependerá de cada plato. Por eso, más allá de que las salsas para carne fáciles y rápidas de hacer sean grandes aliadas en la preparación de una comida, es necesario elegir la adecuada. Esa que potencie, y no aplaque, el sabor y las cualidades de una carne de primera calidad o, aquella que le brinde mejor sabor y textura a una carne más bien magra o no tan tierna.

Salsas para carnes blancas, rojas, para albóndigas, estofados, barbacoas… existen tantas salsas para carne como platos que puedes preparar con ellas. Una salsa fácil para carne es la que funciona muy bien en un guiso o estofado. Esa que se hace con los propios jugos surgidos durante la cocción de la carne y con las hortalizas o verduras que se han añadido al guiso.

Algunas dudas pueden surgir cuando se trata de pensar una salsa rápida para carne a la plancha o salteada. Además de la salsa de pimienta verde, que suele acompañar al solomillo en uno de los platos más caros de muchos restaurantes tradicionales, en estos casos funciona muy bien una salsa de mostaza, también de setas o champiñones. Para una barbacoa, además del típico chimichurri argentino hecho con perejil, ajo, vinagre, ají molido y sal suelen gustar las salsas a base de tomates, que resultan algo menos picante que la anterior.

Otra opción es la romesco, si bien esta tradicional salsa catalana se hace principalmente para acompañar los calçots, puede servir para carnes, sobre todo las hechas a la parrilla o al horno. Si asas carne de cordero, por ejemplo una paletilla, puedes hacer una salsa algo más elaborada, con vino, manzana y pera se consigue una salsa agridulce que liga muy bien con el sabor intenso de esta carne. Las salsas agridulces son también muy utilizadas para la carne de cerdo, en ocasiones especiales como las fechas navideñas u otras también festivas, una receta clásica es la de lomo de cerdo con una salsa de vino, caramelo y miel. También en las cartas de los restaurantes chinos es muy común encontrar platos de carne de cerdo con salsas agridulces.

¿Cómo hacer salsas para carne?

Son muchas las formas de elaborar salsas para carne, y lo puedes comprobar en la cantidad de recetas que tienes en esta web. Pero una buena manera de comenzar es hacer una salsa que sirve de base para muchas otras, pero que a partir de esa base será más sencillo porque solo quedará añadirle algunos ingredientes y darle un toque de cocción final.

En nuestro país esa salsa base es conocida como salsa española y en Francia como demi glacé. Se trata de una salsa que habría tenido su origen en el siglo XVII durante los preparativos para una boda de familias reales de estos dos países.

Para hacerla debes poner a rehogar, en una sartén con mantequilla, cebolla y zanahoria picadas bien finas. Una vez que se hayan dorado le añades tomate triturado y dejas cocer durante un par de minutos a fuego medio. Luego espolvorea un poco de harina, remueve para que se mezcle y se tueste levemente. Salpimienta a gusto, agrégale ajo y champiñones, también bien picados, caldo de carne y cuando comience a hervir baja el fuego hasta que se haya reducido a la mitad y logrado una consistencia espesa pero líquida. Para lograr una textura mejor pasa la salsa por un colador y, cuando se haya enfriado, resérvala en la nevera o congelada, si es que no la utilizarás en los próximos días. De esta manera, cuando quieras preparar carne con salsa, ya tendrás una tarea adelantada y tiempo ganado. Podrás acompañar tu plato con esta misma salsa o la puedes usar de base para terminar de elaborar una salsa cazadora, de champiñones, picante o algunas de las que te ofrecemos aquí.

Receta destacada

Filetes de ternera en salsa con patatas fritas

Acompañar la carne con salsa es la manera perfecta para darle un toque. Y es que las carnes a la plancha, aunque muy sanas, a veces son demasiado aburridas. Ver Receta...

Ingredientes

  • 4 filetes de ternera
  • 1 cda. de perejil picado
  • 1 pastilla de

    Avecrem Dúo Guisos de Carne

  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cda. de harina
  • 6 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 6 patatas medianas
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • * Pimienta negra
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas