Ya lo habrás escuchado más de una vez, del cerdo se aprovecha todo, y además se puede preparar con un sinfín de elaboraciones. Sin embargo, una parte muy popular y que da muy buenos resultados es el costillar. Con él, como has visto, podemos hacer esta apetitosa receta de costillas al horno, pero también muchísimas más, la mar de fáciles y adaptadas a todos los bolsillos.

Las costillas se pueden cocinar adobadas, saladas, para asados, potajes, al horno o a la parrilla. Son métodos de cocción sin complicaciones y que hacen que esta pieza se cocine en muy poco tiempo, y siempre quede bien sabrosa. Antes de elaborarla para la propuesta de hoy u otras, quítale bien la grasa que pueda tener y sácale la parte de la falda para quedarte solo con la tira de costilla con hueso. De esta manera, evitarás que la carne quede reseca y gane en jugosidad.

Ver más...

Una vez hechos estos pasos previos ya puedes sazonarla y cocinarla a la plancha, a la brasa o al horno. Además de con salsa barbacoa también puedes darle un toque de sabor marinándola, con salsa de mostaza, de soja o agridulce. ¡De todas las maneras quedan deliciosas!
Y si quieres que tus costillas de cerdo al horno queden más completas puedes asarlas junto a unas verduras como cebolletas, ajo, zanahorias y un chorrito de vino y caldo de carne. Al cocinarse junto a los jugos de todos estos ingredientes quedan realmente apetitosas. ¡Pruébalo! Si a parte de estas recetas con costillas quieres ver más recetas con cordero y platos con patata pincha aquí, y para más recetas de costillas sigue leyendo.

Receta destacada

Costillas al horno

(55)

Las costillas son una de las partes más apreciadas del cerdo. Para cocinar esta jugosa carne se pueden emplear todo tipo de preparaciones y el resultado siempre es espectacular. Ver Receta...

Ingredientes

  • 700 g de costillas de cerdo
  • 5 patatas
  • 1 pastilla de

    Avecrem Dúo Guisos de Carne

  • 2 cucharaditas de salsa barbacoa
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Para empezar, queremos presentarte una rica receta de costillas de cerdo a la miel. Antes de empezar, pon a precalentar el horno a 180 grados durante 10 minutos. Mezcla la miel con un poco de agua y la soja. Integra bien estos ingredientes ayudándote de unas barillas para que todos los ingredientes terminen haciendo una mezcla homogénea, una salsa que luego puedas repartir por las costillas.

Una vez la tengas, sazónala con una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo y pinta el costillar. Para ello, ayúdate de una brocha de silicona. Pinta todo el costillar con la salsa y, una vez lo tengas, vierte el resto del agua en la bandeja de horno. Ten las costillas en el horno durante 20 minutos a 180 grados

Cuando haya pasado este tiempo sácalas del horno y píntalas con el resto de la mezcla. Y vuelta al horno, de nuevo durante 20 minutos. Esto permitirá que se haga una costra gracias a la glucosa de la miel, que no solo dará sabor, sino también un toque crujiente a tu receta de costillas de cerdo a la miel.
Tras el segundo pintado tendrás que ir bañando las costillas en sus jugos, con el objetivo de ir rehidratando las costillas y saborizándolas, ya que si no se quedarán muy secas. Vigilia, también, que las costillas a la miel tengan siempre líquido en la bandeja.

Para que no se queden sin agua, ve añadiendo agua conforme esta se evapore. Intenta, a poder ser, que esta sea tibia o caliente. Baña las costillas varias veces durante la hora y cuarto que tendrán que estar en el horno. Cuando estén completamente hechas, sácalas del horno, deja que se atemperen y trincha tus costillas a la miel. Con eso, ¡todo estará listo!

Hoy queremos proponeros una receta un tanto original. Se trata de hacer costillas al horno con coca cola. En una sartén antiadherente agregamos unas 2 cucharaditas de aceite, lo justo para que las costillas no se peguen, y añadimos las costillas a las cuales las cubrimos con el ajo en polvo y la pimienta por todos lados. A fuego lento vamos dorando, para dar más color y gusto. Aparte trituramos los demás ingredientes: cebolla, junto con el tomate, un vaso de coca cola y la pastilla Avecrem Caldo de Carne -30% de sal.
Una vez ya frita la costilla, agregamos lo molido y tapamos, cocemos a fuego medio unos 45 minutos hasta tener la carne suave y la salsa espesita. Si vemos que se va secando ponemos un poquito de agua y a los 20 minutos bajamos un poco el fuego. Una vez lista, dejamos reposar una media hora antes de servir y acompañamos con un arroz blanco.

Si quieres preparar unas costillas más clásicas te recomendamos que te decantes por la salsa barbacoa. Es fundamental que elijas una salsa barbacoa de buena calidad, ya que el éxito del plato dependerá en gran parte de ello. Se trata de una salsa ideal para acompañar carnes asadas y a la parrilla. También puedes utilizarla para darle sabor a las pizzas o servirla de acompañamiento para mojar unas patatas fritas caseras. Esperemos que te hayan gustado estas recetas con costillas, si quieres conocer más recetas para el fin de semana puedes mirarlas aquí.

Para no caer siempre en los mismos platos, una buena idea es descubrir la cocina de otras partes del mundo e incorporar algunas de sus recetas a nuestro día a día. Tampoco hace falta viajar mucho, ya que, en uno de nuestros países vecinos, Italia, tenemos una gastronomía espectacular.

Hoy te presentamos uno de los platos más tradicionales de Milán, la Cassoeula, similar a nuestro estofado y que se elabora con costillas, cortezas y salchichas de cerdo. Se acompaña y se cuece la carne con repollo, bayas de enebro y una pastilla de Avecrem. Se deja que se haga a fuego lento y listo para comer.
Lava la col y córtala finamente. Lava la carne y corta la salchicha y la corteza de cerdo. En una sartén grande, saltea 1 diente de ajo con 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Agrega entonces la corteza, las salchichas y las costillas. Y, pasados 10 minutos, las bayas de enebro, y el repollo junto a 1 pastilla de Avecrem -30% Sal Carne. Cuece durante 20 minutos, añadiendo más caldo de forma puntual para que la carne no se seque. Espolvorea con pimienta y sirve caliente.

Ahora queremos darte un truco para un acompañamiento para un asado de costillas de ternera. Te recomendamos acompañar las costillas de ternera con judías verdes salteadas y patatas fritas, aunque otra buena opción es complementarlas con coles de Bruselas, ramitas de coliflor y zanahorias glaseadas. Esperemos que te animes a cocinar la ternera y las recetas con costillas de las formas que te hemos propuesto, si lo haces no dudes en enseñárnoslo.