Costillas de cerdo a la barbacoa| Recetas Gallina Blanca

(1)
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

¿Quién puede resistirse al tentador aroma de unas suculentas costillas de cerdo a la barbacoa? En esta ocasión, te traemos una receta irresistible que hará las delicias de todos en tu mesa: las deliciosas costillas de cerdo a la barbacoa en bolsa de horno. 

Estas costillas no solo son una explosión de sabor, sino que también son una opción nutritiva para toda la familia. El cerdo es una excelente fuente de proteínas, esencial para el desarrollo y mantenimiento de nuestros músculos. Además, aporta una buena dosis de hierro, necesario para transportar el oxígeno en nuestra sangre. Y no nos olvidemos de esa suculenta salsa barbacoa, que, además de ser deliciosa, aporta un toque de antioxidantes gracias a sus ingredientes como el tomate y el vinagre. 

¿Sabías que la receta de costillas de cerdo a la barbacoa en bolsa de horno tiene su origen en la tradición culinaria estadounidense? Se dice que esta preparación se remonta a los tiempos de los colonos, quienes cocinaban la carne lentamente sobre brasas de carbón, impregnándola con una irresistible salsa barbacoa. Hoy en día, esta receta se ha popularizado en todo el mundo y es una opción infalible en cualquier parrillada o reunión familiar. 

Con unos pocos ingredientes y nuestra bolsa de horno Gallina Blanca, podrás disfrutar de unas costillas de cerdo a la barbacoa tiernas y jugosas en un abrir y cerrar de ojos. ¿Te preguntas cómo hacer esta receta? ¡No te preocupes! Te lo contaremos en detalle más adelante.

En Gallina Blanca entendemos que en la cocina, la clave está en encontrar el equilibrio entre sabores deliciosos y recetas fáciles y sencillas. Por eso, te invitamos a descubrir el paso a paso de nuestra receta de costillas de cerdo a la barbacoa en bolsa de horno. Sorprende a tus seres queridos con este plato irresistible que los dejará con ganas de repetir una y otra vez. ¡Manos a la obra!

Ingredientes para Costillas de cerdo a la barbacoa| Recetas Gallina Blanca

Cómo hacer Costillas de cerdo a la barbacoa| Recetas Gallina Blanca

  • PASO 1: En un bol grande, coloca las costillas de cerdo y sazónalas generosamente con sal, ajo en polvo y abundante salsa barbacoa. Mezcla bien para asegurarte de que las costillas estén completamente impregnadas de sabor. Luego, introduce las costillas adobadas en la bolsa de horno. ¡Recuerda que mientras más tiempo reposen en la nevera, más intenso será su sabor!

  • PASO 2: Precalienta tu horno a 200 grados Celsius. Coloca la bolsa de horno en una bandeja apta para este electrodoméstico y realiza pequeñas perforaciones en la bolsa para permitir que escape el vapor durante la cocción y evitar que se rompa.

  • PASO 3: Coloca la bandeja con la bolsa de horno en el horno precalentado y deja cocinar las costillas durante aproximadamente 25-30 minutos. El tiempo de cocción puede variar según el grosor de las costillas y la potencia de tu horno. Asegúrate de verificar la cocción de vez en cuando para evitar que se pasen de punto.

  • PASO 4: Una vez que las costillas estén tiernas y jugosas, retíralas del horno. Con cuidado, abre la bolsa y sirve las costillas en un plato acompañadas de unas deliciosas patatas fritas o tu guarnición favorita. ¡Listo para disfrutar de un festín de sabor!

  • Con estos simples pasos, podrás preparar unas costillas de cerdo a la barbacoa en bolsa de horno que conquistarán todos los paladares a la mesa. ¡Buen provecho! ¿Quieres transformar esta receta en un plato combinado? ¡Prueba la receta de costillas de cerdo en salsa de barbacoa con patatas  fritas!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Costillas de cerdo a la barbacoa| recetas gallina blanca

Un consejo clave para preparar unas deliciosas costillas de cerdo a la barbacoa en bolsa de horno es asegurarte de que las costillas estén bien adobadas y que la bolsa de horno esté correctamente sellada para retener todos los sabores y jugos durante la cocción. 

Cuando adobes las costillas, asegúrate de masajear bien la carne con la sal, el ajo en polvo y la salsa barbacoa. Este paso es fundamental para impregnar las costillas con los sabores antes de cocinarlas. Además, si dispones de tiempo, déjalas marinar en la nevera durante unas horas o incluso toda la noche. Esto permitirá que los sabores se concentren aún más y que la carne quede más tierna y jugosa al cocinarse. 

Al momento de cocinar, precalienta el horno a la temperatura adecuada, generalmente a unos 200 grados Celsius. Coloca las costillas adobadas dentro de la bolsa de horno y asegúrate de sellarla correctamente. Para evitar que la bolsa se rompa, puedes pincharla ligeramente con un tenedor para que salga el vapor durante la cocción. 

Durante el tiempo de cocción, es importante no abrir la bolsa de horno para evitar que se escape el vapor y los jugos de la carne, lo que podría afectar la textura y el sabor final. Confía en el tiempo indicado, pero si las costillas son más grandes o más delgadas de lo habitual, ajusta el tiempo de cocción según sea necesario para garantizar que estén tiernas y bien cocidas.

Truco destacado de la receta

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!


 

 

 

*Campos obligatorios