La soja es una legumbre rica en ácidos grasos esencial, con bajo porcentaje de grasas saturadas y que supone una gran fuente de proteínas de calidad. Por todo esto podemos decir que la soja es un buen ingrediente a incorporar a nuestros platos. Además, la soja cuenta con vitaminas del grupo B, vitamina E, isoflavonas y minerales como el calcio, hierro, potasio, zinc y fósforo.

Para empezar, os queremos proponer una receta de arroz con soja y verduras salteadas. El primer paso es poner en una olla la cantidad equivalente al doble del volumen del arroz y poner a hervir con la sal, el ajo pelado y la Pastilla de Caldo de Pollo Avecrem. Luego, añade el arroz, remueve y deja cocinar unos 15-20 minutos a fuego bajo suave hasta que haya absorbido prácticamente toda el agua. Apaga el fuego y deja reposar durante 5 minutos más.

Ver más...

Pica las verduras en juliana fina y saltea en aceite de oliva durante 10 o 15 minutos. Añade las gambitas peladas y saltéalas hasta que doren. Añade el arroz y la salsa de soja al cazo, saltea a fuego alto durante 4 o 5 minutos. Rectifica de sal y pimienta.

Si no te gusta el marisco o eres alérgico ¡También te tenemos en cuenta! Puedes añadir trocitos de tortilla o taquitos de jamón serrano para dar un sabor igual de irresistible a esta receta y añadir la proteína que tienen las gambas. Esperemos que te decida por probar esta y tras recetas con soja que te vamos a mostrar a continuación, ¿nos acompañas?

Receta destacada

Arroz con verduras salteadas con soja

(15)

¿Quieres saber cómo preparar un arroz con verduras salteadas, rico, sencillo y rápido? Apunta, que te traemos una receta con el cereal más consumido del mundo que no te va a dejar indiferente.

Ver Receta...

Ingredientes

  • 280 gr. de arroz blanco
  • 1 diente de ajo
  • 1 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • 150 gr. de zanahoria
  • 200 gr. de calabacín
  • 100 gr. de cebolla
  • 200 gr. de gambitas peladas
  • 30 ml. de salsa de soja
  • 20 ml Aceite de oliva virgen extra
  • 2 g de pimienta negra
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas
Arroz con verduras salteadas con producto

Hoy os queremos mostrar que con salsa de soja se pueden condimentar muchos platos, es el caso de estas costillas de cerdo al horno con miel y soja. Para esta receta de costillas al horno con miel y salsa de soja, lo primero que haremos será precalentar el horno a 170ºC. Mientras, vamos a preparar el marinado: en un bol mezclamos bien las dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra con la salsa de soja, la miel, la pimienta negra y el sésamo tostado.

A continuación, colocamos la costilla en un recipiente apto para horno y, con la ayuda de un pincel de cocina, repartimos el marinado anterior por toda la superficie de la carne. Vertemos el Caldo Casero de Carne Gallina Blanca en la base de la costilla y horneamos una hora a media altura.
Vertemos el Caldo Casero de Carne Gallina Blanca en la base de la costilla y horneamos una hora a media altura. Es conveniente prestar atención a partir de los 40 o 45 minutos de cocción, no sea que nuestro horno tenga más potencia de lo normal y se haga antes la costilla.

También queremos enseñaros a preparar unos ricos Yatekomo. Pon un cazo al fuego con 150 ml de agua. Cuando hierva, añade la pasta del sobre de Yatekomo y déjala cocer a fuego medio removiendo de vez en cuando. Mientras se hace, prepara la cebolleta: límpiala y corta en tiras muy finas la parte más verde. Pon al fuego una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Bate el huevo, añade una pizca de sal y haz una tortilla plana. Córtala en tiras finas.

Cuando el agua de la pasta se haya absorbido (3 min, aproximadamente), añade al cazo el contenido del sobre pequeño, remueve y añade las tiritas de tortilla y las de cebolleta. ¡Listo para servir! ¡Si os habéis inspirado con estas recetas con soja y queréis ver más platos con tallarines podéis pinchar aquí!

Una receta con soja muy típica son los fideos chinos. Primero, cortamos la pechuga de pollo en trocitos o tiras y los echamos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva, echamos sazonador Avecrem Caldo de Pollo por encima y los doramos un poco.

Mientras doramos la carne, en un cazo ponemos agua a hervir y echamos los fideos y los dejamos durante unos 2 o 3 minutos, retiramos del fuego, les quitamos el agua y reservamos.

A continuación, pelamos la zanahoria, la cortamos en rodajas, y la añadimos a la carne, seguida de la cebolla cortada en juliana y por último los champiñones. Echamos la pastilla de caldo de pollo desmenuzada por encima y sofreímos todos los ingredientes sin dejar que se pochen mucho.

Por último, añadimos los fideos a la sartén, echamos por encima un buen chorro de salsa de soja y removemos hasta que se mezclen bien los fideos con los demás ingredientes. Probamos y rectificamos de sal al gusto, ya que es una receta que puede quedar un poco dulce debido a la zanahoria y listo.

Queremos remarcar que la clave para hacer unos deliciosos fideos chinos es empezar poniéndolos en agua bien caliente durante 3 min, escurrir y reservar. Si con dos minutos te quedan pastosos, mejor tenerlos menos. Pon en un escurridor los fideos y sumérgelos en agua hirviendo y retira. En el wok debe haber bastante aceite caliente. Nos morimos de ganas de ver como os han quedado vuestras recetas con soja, así que si las hacéis no dudéis en mostrárnoslas.