Quizá hace algunos años nos parecía extraño comer pastel de zanahoria, ya que está hecho con una verdura no con fruta. Pero ahora la verdad es que es un postre ideal para cualquier merienda y que no falta en muchas cafeterías.
Bate el huevo con el azúcar y la canela. Añade la mermelada de naranja, las pieles de naranja y limón ralladas y las zanahorias peladas y ralladas. Agrega el aceite de girasol, la harina integral, el impulsor y las nueces troceadas y mezcla suavemente.

Unta un molde con la mantequilla y espolvorea un poco de harina. Vierte la mezcla en el molde y cocina en el horno a 180 ºC unos 30 min. Enfría, desmolda y decora con el azúcar lustre por encima.
Como esta tarta lleva nueces puedes hacerla también combinando de distintos tipos de frutos secos para darle un sabor diferente. Por ejemplo, almendras o avellanas. ¡Pruébalo!

Receta destacada

Tarta de zanahorias con mermelada de naranja

(8)

Quizá hace algunos años nos parecía extraño comer pastel de zanahoria, ya que está hecho con una verdura no con fruta. Pero ahora la verdad es que es un postre ideal para cualquier merienda y que no falta en muchas cafeterías. Ver Receta...

Ingredientes

  • 200 g de mermelada de naranja
  • 200 g de harina integral
  • 200 g de zanahoria
  • 50 g de nueces
  • 20 g de azúcar lustre
  • 20 g de mantequilla
  • 6 cdas. de azúcar moreno
  • 3 cdas. de aceite de girasol
  • 1 cda. de canela en polvo
  • 0,5 sobre de impulsor
  • 1 piel de naranja
  • 1 piel de limón
  • 1 huevo
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Para empezar, vamos con un bizcocho con mermelada. Poner los huevos, yogurt, harina, azúcar, levadura y aceite en un bol grande y batir bien con unas varillas eléctricas. Verter en una bandeja redonda para el horno y cocer a 170º unos 35 minutos. Dejar enfriar y cubrir con la mermelada de fresa y espolvorear con el coco. Si gusta puede partirse por la mitad a forma de bocadillo y untar con nocilla.

Echa en un bol la leche condensada, la nata liquida, el zumo de las naranjas, la mermelada y el ron, bate con la batidora eléctrica hasta que quede una crema suave. Pasa las galletas por la leche templada con la canela y dispón una primera capa en una fuente, cubre con una base de la crema y vuelve a colocar otra capa de galletas, repite hasta acabar finalizando con la crema por encima de la última capa de galletas. Introduce en el frigorífico un par de horas y en el momento de servir espolvorea por encima con azúcar glas.
También podemos optar por esta otra tarta. Pulverizamos las galletas. Derretimos la mantequilla al fuego. Mezclamos y repartimos uniformemente en un molde desmontable y guardamos en la nevera, mínimo 3 horas, mientras preparamos la crema. Mezclamos los dos tipos de queso y la mermelada. Mientras en un recipiente con agua fría ablandamos la gelatina, calentamos la leche, escurrimos la gelatina, y añadimos a la leche, dejando reposar hasta que enfríe. Montamos la nata y mezclamos con la crema preparada anteriormente. Añadimos la leche con la gelatina diluida y mezclamos poco a poco para que no se corte la mezcla y añadimos todo a la base de galletas, guardamos en la nevera, mínimo 3 horas.

Preparamos la cobertura, ablandamos la gelatina en agua fría, calentamos al fuego la mermelada, añadimos la gelatina previamente escurrida y reservamos hasta que esté fría, añadimos a la crema de queso reservada. Reservamos en la nevera mínimo 3 horas. Mira estas recetas para desayunos y ricos crepes.