Emplatado con producto albóndigas en salsa de la abuela

Albóndigas en salsa de la abuela

(7)

Las albóndigas es una receta bien humilde y hogareña. ¿Quieres que te salgan bien jugosas? Te enseñamos esta receta de albóndigas en salsa de la abuela.

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Albóndigas en salsa de la abuela

  • Paso 1 albóndigas en salsa de la abuela

    En muchos hogares las albóndigas son una delicia y, más, porque nos recuerdan a las que solíamos comer de la abuela. Es un plato muy sencillo y humilde con el que se nos hace la boca agua a todos, tanto pequeños como mayores. Aquí te traemos una exquisita receta de albóndigas en salsa de la abuela. ¿Quieres saber cómo hacerla? Es sencillísima y disfrutarás cocinando. Para empezar esta receta de albóndigas en salsa de la abuela, ponemos a remojar en un bol amplio y hondo el pan blanco sin corteza con la leche. Deja que se reblandezca y se empape todo bien. Después, añade la carne picada de ternero y la carne picada de cerdo. Con una cuchara de madera mezcla todos los ingredientes hasta que te quede una masa. ¡Llegó el momento de cascar el huevo! Casca el huevo dentro del mismo bol y suma también a la mezcla para darle un toque exquisito pimienta negra, ajo superpicado y perejil picado. Otra vez, ¡a mezclar con la cuchara de madera todo!

  • Paso 2 albóndigas en salsa de la abuela

    Vamos a darle forma a las bolas. Puedes usar primero dos cucharas para coger la masa y luego terminar de darles forma con las manos. Sobre todo, ten un plato con harina al lado. Es fundamental que después de haber hecho las bolas, las pongas todas en el plato de harina y que queden enharinadas por el exterior.

  • Paso 3 albóndigas en salsa de la abuela

    Calentamos aceite en una cazuela y freímos las albóndigas. Para conservar la forma, ayúdate con una cuchara para darles vuelta. Cuando estén fritas y bien doradas, retíralas y desecha el exceso de aceite de la cazuela. ¡Vamos con la salsa! Pela la cebolla y pícala en trozos pequeños. En el aceite que has dejado en la cazuela, pocha la cebolla. Cuando esté pochada, añade la harina y remueve hasta integrar bien. Entonces, moja con vino que le dará un sabor superbueno. Deja reducir, para que se vaya el alcohol, y añade luego unos 25 ml de agua. Es el momento de devolver las albóndigas a la cazuela. Deja hervir durante unos minutos. Si hiciera falta, añade desmenuzada la pastilla de Avecrem Pollo Gallina Blanca y cocina durante 10 minutos. ¿Has visto qué esponjosas? ¡Qué buena pinta que tienen! Apaga el fuego porque ¡lo tienes! ¡Que aproveche!

    ¿Quieres más ideas? Hazte estas albóndigas a la cerveza que están de muerte o estás nutritivas albóndigas de pollo y brócoli. ¿Te gustan las setas? Pues estas albóndigas en salsa de champiñones te entusiasmarán, por no hablar de que mereces probar esta receta de albóndigas con salsa de calabaza. ¡Buenísimas!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Albóndigas en salsa de la abuela

¿Quieres el truco para unas albóndigas esponjosas? Uno de los secretos para que las albóndigas te queden esponjosas es remojar bien el pan blanco sin corteza en un bol de leche. Tiene que quedar empapado. En ese bol luego vas a añadir la carne picada, el huevo cascado, el ajo picado y el perejil porque queremos darle sabor. Esta jugosa masa tiene que quedar bien mezcladita y reposar 1 hora en la nevera. En este paso está el truco para conseguir unas albóndigas esponjosas.

Truco destacado de la receta
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana