¿Se puede congelar la salsa de tomate?

Cosillas a tener en cuenta:

1. Deja que se haya enfriado la salsa de tomate completamente.

2. Para congelarla, puedes usar bolsas de plástico para congelador, con cierre, asegurándote de que sobra espacio en ellas ya que, al solidificarse, la salsa aumentará en volumen.

3. Puedes dejarlo en el congelador durante 10 meses sin problema. ¡No olvides poner la fecha de caducidad!