Salsa americana y sus derivados

La salsa americana es una salsa ampliamente usada en platos de pescados y mariscos. Para hacerla, saltearemos caparazones de crustáeceos, como gambas, cangrejo o langostinos, que flambearemos con cognac. Cuando el fuego se apague, habrá que añadir tomates, puerro y zanahoria, aromatizar con algo de vino blanco y un buen fumet de gambas. Deja que todo esto reduzca y pásalo por un chino para que no queden grumos. Puedes, también, pasarlo por una batidora para darle una textura aún más suave.

Como buena salsa madre que es, a partir de esta salsa americana surgen muchas otras. Por ejemplo, si añades nata tendrás una salsa Newburg, y con un fumet de pescado, y no de marisco, tendrás una salsa Nantua perfecta para canapés.