Pare disfrutar de un plato sabroso y sano en muchas ocasiones no hace falta complicarse mucho las cosas en la cocina y pasar mucho tiempo entre fogones preparando recetas con infinidad de pasos y gran variedad de ingredientes. De hecho con muy pocos productos y en pocos minutos puedes hacer comidas increíbles. Este es el caso de la receta de arroz blanco.

Ver más...

El arroz blanco es una preparación a base de arroz cocinado en agua, muy consumido en el mundo. Es una preparación fácil y perfecta si te apetece comer algo ligero o para acompañar cualquier tipo de carne o pescado.

¿Qué recetas puedo hacer con arroz blanco?

La receta básica para cocinar arroz blanco es de 2 medidas de agua por 1 de arroz. El arroz cocido se mantiene bien en la nevera hasta 5 días, por lo que puede hacer más arroz de la cuenta y aprovecharlo para preparar infinidad de recetas a lo largo de la semana. También puedes recalentar el arroz blanco cocido en el microondas, se puede rociar un poco de agua en la parte superior para asegurarse de que no se seque.

El arroz blanco también es el más utilizado para preparar el clásico arroz a la cubana.Y si estás pensando en hacer el arroz blanco frito entonces el arroz frío es tu mejor aliado. El arroz frío también es perfecto para una tortilla, y añade textura y peso a las sopas de arroz.

Algunos historiadores afirman que este cereal es nativo del Sureste asiático y se cultiva desde hace más de 7 000 años. Se tienen evidencias de su cultivo, anteriores al año 5000 a.n.e. en el oriente de China. La nacionalidad del arroz es tan controversial como su historia. Estudiosos del tema, consideran que el arroz es oriundo de Asia meridional, porque crece silvestre en la India, Indochina y China. Si bien es cierto que en estas zonas muchas variedades se desarrollan espontáneamente desde épocas muy antiguas, otros investigadores aseguran que el cereal se originó en África y luego se trasladó al Asia. Una tercera hipótesis afirma que surgió en ambos continentes a la vez. Lo indiscutible para todos, es que se trata de uno de los alimentos más antiguos de la humanidad.

Preparación del arroz blanco

Como hacer arroz blanco es una de las primeras cosas que aprendemos cuando nos iniciamos en la cocina. Consigue un arroz blanco suelto, brillante y sabroso. Aunque la preparación varía según la región en general, al arroz blanco se mezcla con agua, aceite de oliva y sal. Pon a hervir y cuando seca se tapa y se baja el fuego al mínimo. Otras variaciones añaden cebolla o ajo sofritos, o se aromatizan con ají o laurel en la olla de cocción. Se puede preparar mezclando los ingredientes y poniéndolos al fuego bajo desde el principio hasta que el arroz se cocina; aunque en otras preparaciones hierven el agua primero y luego incorporan el resto de ingredientes. En el momento de servir podemos calentarlo con un poco de aceite de oliva virgen extra.

Es importante saber calcular la cantidad de arroz por persona. Si llenamos un vaso de agua con arroz, esto será la medida para dos personas. Por tanto, 1/2 vaso es la medida de una persona. Aparentemente, puede parecer poco pero esto es muy engañoso. El arroz va absorber mucho agua en la cocción y va a triplicar su tamaño. Prueba a hacer esto y verás como nunca te vuelves a pasar con la cantidad de arroz

Si hemos dicho que un vaso de arroz es una ración para dos personas, necesitaremos dos vasos de agua para cocerlo. Así que echamos esa cantidad de agua en una olla, cuando hierva añadiremos una pastilla de Avecrem que le aportará mucho más sabor.

Echamos el arroz y lo removemos brevemente. Esto es para asegurarnos que no se pegue en el fondo. Una vez hecho esto, no lo volvemos a remover más, porque soltaría su almidón y no interesa que ocurra esto. Dejamos cocer el arroz a fuego bajo, hasta que haya absorbido casi todo el agua.

Cuando veamos que ha absorbido casi todo el agua, que en el fondo queda un poquito de agua, apagamos el fuego. Si dejásemos el fuego aún encendido, es muy probable que el arroz se pegue. Lo probamos y confirmamos que aún está algo duro. Esto es bueno. Lo que hay que hacer es tapar la cazuela donde esté cociendo el arroz y dejarlo reposar 5 minutos. Pasado este tiempo, pruébalo y verás que está perfecto.

Los pasos para hacer arroz blanco son sencillos y si los seguimos conseguiremos un arroz blanco excelente, suelto y nada pegajoso. ¿Sabías que el arroz es el alimento más consumido del mundo? Donde más se consume, es en Asia. Podemos decir que allí, utilizan el arroz blanco como sustitutivo del pan.

Arroz blanco, un tipo de arroz

También se llama arroz blanco también al arroz molido sin cáscara. Es importante tener en cuenta que al pulir el arroz se elimina gran parte de sus cualidades nutricionales. Este proceso se realiza para evitar la degradación del arroz y alargar su vida útil. Tras él, los granos quedan pulidos, con aspecto blanco brillante. Una dieta basada en arroz blanco, que no esté enriquecido puede causar enfermedades neurológicas como el beriberi, por déficit de vitamina B1. Tanto es así que en los Estados Unidos es obligatorio enriquecer el arroz blanco con vitamina B1, B3 y hierro. Desde el siglo XIX, el arroz integral y el salvaje se presentan periódicamente como más saludables.

El arroz blanco es bajo en calorías, bajo en grasas, alto en carbohidratos y suministra una buena cantidad de proteína. El arroz blanco recibe valoraciones pobres cuando se lo compara con el arroz integral, que en términos de valor nutricional sus valores son más elevados. Siempre se escucha que el consumo de arroz integral es bueno y que es mejor que el blanco. Pero, ¿conoces las diferencias entre ellos? ¿Sabes por qué el arroz integral es mejor que el blanco?

El arroz blanco: es el tipo de arroz más consumido en el mundo. Se somete a un proceso en el que sólo permanece el endospermo, que es almidón y el producto final es de color blanquecino. El arroz blanco se somete a un proceso que elimina la cáscara y germen, por lo tanto muchos de sus nutrientes. El pulido cambia su apariencia, se suaviza el sabor y se ablandan los granos, además también recibe la adición de hierro y vitaminas durante este proceso. El arroz blanco es rico en carbohidratos y bajo en proteínas. El arroz blanco pulido ha reducido la concentración de la mayoría de los nutrientes, afectando significativamente las propiedades nutricionales.

El arroz integral: no está pulido, y por lo tanto conserva los nutrientes. Tiene un sabor almendrado, textura fibrosa y requiere una cocción más prolongada. El arroz integral tiene proteínas, minerales, vitaminas del grupo B, fibras y más grasas “buenas” muy beneficiosa para la salud. La parte del grano con la más alta cantidad de nutrientes se conserva, esto hace que el sistema gastrointestinal se estimule, al tiempo que aumenta el período de saciedad consiguiendo que el producto final tenga un tono más oscuro. Una pequeña diferencia entre el arroz integral y blanco es el índice glucémico, el arroz integral arroz integral tiene un índice glucémico más bajo, lo que significa que se convierte en azúcar en la sangre a un ritmo mucho más lento que el arroz blanco. Esto, además de otras ventajas, provoca una sensación de saciedad que dura mucho más tiempo, lo que lo hace un poderoso aliado en la pérdida de peso, añadiendo otra ventaja en su listado.

Con la receta de arroz blanco ocurre algo similar como con la tortilla de patatas y es que hay tantas recetas como familias ya que en cada casa se prepara de una forma diferente. Aquí encontrarás un sinfín de propuestas para tus recetas de arroz blanco.

Receta destacada

Arroz blanco

No hace falta complicarse mucho las cosas en la cocina y pasar mucho tiempo entre fogones preparando recetas con infinidad de pasos y gran variedad de ingredientes. De hecho con muy pocos productos y en minutos puedes hacer comidas increíbles. Como, por ejemplo, Ver Receta...

Ingredientes

  • 450 ml. de agua
  • 300 gr. de arroz
  • 1 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • Pasas y piñones (optativo)
  • < de 10 min
  • Fácil
  • 4 personas