El arroz es el segundo cereal más consumido y el más producido en el mundo después del maíz y está presente en todas las gastronomías del mundo. Desde platos sencillos, como una sopa de arroz, o nuestro tipiquísimo arroz a la cubana, pasando por recetas deliciosas y algo más trabajadas como el risotto, o el arroz a banda. El arroz es una de las bases de muchos guisos tradicionales, sabrosos y que siempre son la estrella de cualquier comida. Este es el caso del arroz de conejo, un plato que nos ha acompañado a todos en las reuniones familiares cuando se quería cambiar la sempiterna paella por un plato de arroz ligeramente diferente, ¡pero con el que sabemos que vamos a quedar genial!

Ver más...

Este guiso de arroz de conejo es perfecto no sólo por su sabor, sino también porque es altamente saciante gracias a la combinación de hidratos y carne, con verduras. El arroz de conejo, apúntate esta receta porque no te decepcionará.

Sin duda, el arroz es uno de los cereales que más se pueden adaptar a la alimentación del ser humano sin tener que pasar por un proceso que los convierta en harinas. Además, según su contenido de almidón su sabor variará muchísimo, cambiando de notas y volviéndose ligeramente más dulce conforme aumenta el almidón en el grano.

No lo pienses más, y comienza a hacer arroces, ya que las formas en las que puedes aprovechar todo su sabor y características son -casi- infinitas. Entre estas formas sobresalen los risottos, un plato típico de la zona de Lombardia, Piamonte y Verona. Surge, por tanto, en la zona norteña y constituye uno de sus pilares gastronómicos debido a la alta producción de arroz que se da en esta zona italiana. Sin embargo, no todos los arroces sirven para hacer un riquísimo risotto.

Para los risottos suelen usarse arroces con un bajo contenido en amilosa, un componente del almidón que provoca que los guisos espesen. Además, el grano se recomienda que sea entre pequeño y medio, debido a que estos arroces más pequeños pueden absorber más líquido y liberar bastante almidón, que es lo que permite que el guiso espese. En Italia se recomienda, sobre todo, la variedad Carnaroli, que da mucha cremosidad a la receta de risotto.

Pero, ¿sabes qué queso es el que más se usa en este tipo de recetas de arroz? El parmesano. Este queso es uno de los más conocidos e importantes dentro de la gastronomía italiana y es uno de los mejores representantes del sabor umami, también conocido como sabroso. Este queso, contribuye a darle toda la gracia a un risotto junto con la cremosidad de la nata. Y, si quieres aumentar el poder del umami, ¡añade champiñón! A poder ser, champiñón portobello, ya que estos champiñones son más sabrosos y grandes que los clásicos champiñones París.

Pero, si lo que quieres es tener el éxito aseguradísimo, no hay nada como el arroz con pollo. El resultado que nos puede ofrecer un buen arroz con pollo no los ofrecerá ninguna otra receta con pollo pero, además, lo mejor es la versatilidad de esta receta ya que puedes añadir brócoli o guisantes, y cambiar la carne de conejo por costilla de cerdo o añadirle trocitos de chorizo. Y, si lo que quieres es darle un toque aromático, usa azafrán. Como ves, ¡el arroz con pollo y sus posibilidades son infinitas! Solo relájate y disfruta de un buen arroz.

Receta destacada

Sopa de arroz

Cocinar una sopa nunca había sido tan sencillo. Solo necesita cuatro ingredientes: arroz, agua, ajo y Avecrem. Nada más. Así que si no eres un cocinitas no te preocupes porque esta receta es para todo el mundo y para todos los niveles. Ver Receta...

Ingredientes

  • 1 pastilla de

    Avecrem Caldo de Pollo

  • 1 taza de arroz
  • 1 litro de agua
  • 1 diente de ajo
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas