No es un pescado habitual de nuestras costas, sin embargo, es muy normal encontrarlo en muchas pescaderías. Su forma recuerda a la de un tiburón y es un pescado blanco. Su origen es de Vietnam y, por ello, lo más habitual es verlo congelado y en filetes. Su consumo en nuestro país ha generado controversia, no obstante, las autoridades sanitarias confirman que es totalmente seguro consumirlo y que cumple con todos los controles de la normativa europea.

Por otro lado, es un pez de agua dulce y aunque no lo parezca, ya que lo solemos comprar fileteado puede llegar a medir hasta 1,5 metros y pesar 40 kilos. Por esta razón lo más conveniente es trocearlos de manera que se puedan cocinar sin complicaciones. Por otro lado, es un pescado muy versátil lo que hace que se pueda preparar de muchas maneras diferentes. Otra curiosidad es que se alimenta de crustáceos, vegetales marinos y otros peces.

Ver más...

Como su sabor es suave, resulta muy tierno y no tiene casi espinas es ideal para los peques. Por ejemplo, una de las maneras de prepáralo que más les puede gustar es hacerlo en filetes rebozados, ya que quedan realmente sabrosos. Si quieres añadirles un toque más de sabor puedes aderezarlos con limón o ajo y después rebozarlos con harina y huevo. Además, como tiene un contenido en grasa muy bajo es perfecto para aquellas personas que necesiten cuidar la línea y es una buena opción para recetas a la plancha como en estas recetas con panga. Todo son ventajas y, por eso, no es extraño que la panga cada vez se consuma más. Si te animas a hacerlo al horno, aquí te dejamos algunas recetas con panga que te pueden inspirar.

Receta destacada

Filetes de panga a la plancha

(24)

La panga es un pescado de agua dulce y carne blanca que se cría de forma intensiva en el sureste asiático y que tiene tres grandes ventajas que convencen a todo el mundo. Ver Receta...

Ingredientes

  • 4 filetes de panga
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pastilla de

    Avecrem Pescado

  • Medio limón
  • Una picada de perejil
  • Un hilo de aceite de oliva virgen extra
  • Un poquito de sal
  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas