Platos de cuchara: 13 recetas ricas y económicas

()
13 recetas ricas_economicas_platos de cuchara

Muchas veces relacionamos los platos de cuchara con el invierno y en platos calientes: sopas, caldos, cocidos… Pues bien, te desmitificamos esto con las recetas de platos de cuchara que te traemos a continuación. Ya sabes que en la variedad está el gusto y estos guisos con caldo tienen una amplia gama donde podrás elegir. Además, como decíamos, no importa la época estacional en la que nos encontremos. Un plato de cuchara, como cualquier otro, es para el momento que más te apetezca. En un día lluvioso en el norte nunca viene mal. ¿Verdad? Te presentamos una serie de recetas que te trasladarán a los platos de cuchara tradicionales de tu abuela, otros con los que innovarás en la cocina y quedarás como un auténtico especialista de lo gourmet, algunos que habrás probado a hacer y que los redescubrirás con nuevos ingredientes… ¿Te atreves a aprender el auténtico arte de cocinar platos de cuchara?

Cocidos

Empezamos por su historia, que tiene miga. Existen varias versiones de su origen:

1. Podría venir de un plato tradicional de los judíos. Algunos historiadores encuentran la similitud que tiene el cocido con en la adafina o adefina que solían comer los judíos en el medievo. El arcipreste de Hita, en su Libro de Buen Amor, escrito en el siglo XIV, habla de la gente que “desechan el carnero y piden las adefinas”, como en el cocido que los ingredientes van por separado aunque se cocine todo junto.

2. También puede venir de un plato árabe, ya que la palabra “adafina” es árabe y significa “comida oculta, sepultada, escondida”.

3. Otros historiadores creen que viene de la denominada “olla podrida” manchega, cocinada con habas. Habría que remontarse al siglo XVII, cuando esta receta era conocida por su gran cantidad y diversidad de ingredientes.En esa época a los cocidos se les llamaba ollas por el recipiente donde se cocinaban. Nos atrevemos a contar que en el “libro de cozina” sale la primera receta de olla podrirda y fue en 1607.

Según la región fue variando de ingredientes. Se puede hacer cocido con infinidad de ingredientes diferentes pero para los puristas del cocido sabemos que hay unos fundamentales: la carne de cerdo, la carne de gallina, el tocino de cerdo, las patatas y por supuesto, los garbanzos. Son tan esenciales en la receta que hay dichos populares que dicen que "si sale mal, él tendrá la culpa, si sale bien él sabrá", refiriéndose a esta leguminosa.

Nosotros te traemos dos recetas de cuchara española como es el cocido pero de dos formas distintas. Hemos cambiado algún ingrediente ¿tú cuál eliges: la receta tradicional de cocido madrileño o la receta de cocido de garbanzos? También puedes aprovechar algunos ingredientes y variar según lo que les guste a tu familia y a ti. Si quieres más ideas de platos para toda tu familia, aquí te proponemos una serie de recetas familiares.

Estofados y guisos

Los estofados y guisos forman parte desde hace tiempo de la gastronomía española, te proponemos tres diferentes que harán que los tuyos sean adictos a los platos de cuchara.

Esta receta de guiso de espinacas es saludable y muy fácil de preparar. Además de aportar los nutrientes necesarios, puedes prepararla con distintas verduras. Siempre recomendamos que condimentos tus platos. Aquí le puedes añadir pimienta negra y un comino.

Esta segunda receta de guiso de alubias blancas con verduras es otra opción con más verduras. Además, las alubias tienen una gran cantidad de componentes que aportarán muchos beneficios para estar saludable: ayudan a reducir el colesterol y a perder peso, ayuda a reducir el riesgo de padecer cáncer de colon, mejora la piel, ayuda al tránsito intestinal, fortalece el sistema nerviosos y ayuda a la memoria, ayuda también al funcionamiento de los riñones y es muy bueno para las embarazadas, ya que previene los problemas en el desarrollo del bebé.

La tercera es la receta de estofado de carne con patatas. Esta receta es para un auténtico chef de cocina, muy fácil de preparar y muy visual. Recomendamos que se compre una buena carne y que se cocine con todos los ingredientes. ¿Tienes una cena con amigos o familiares y no sabes qué traer? con este plato digno de restaurante de estrella Michelin acertarás seguro.

Cremas y sopas

Las sopas que te hemos preparado, le gustarán hasta a Mafalda –el personaje de cómic de Quino al cual no le gustaba la sopa–. Te presentamos para empezar dos recetas de cuchara para incluir en tu menú semanal que parecen iguales pero no lo son: una sopa de verduras casera y una receta de crema de verduras. ¿En qué se diferencian una sopa de una crema?

Una sopa se combina con verduras, carne o pescado y siempre va a ser líquida. Todo los ingredientes que añadas podrás verlos y saborearlos con su textura. Puede ser un poco más espesa o más líquida, dependerá de si le quieres echar más cantidad de caldo o menos. Suele servirse caliente. Además, le puedes añadir siempre picatostes o jamón. En cambio la crema suele ser espesa y no solo se toma como plato de cuchara caliente, hay muchas cremas que se toman frías, como por ejemplo, la vichyssoise.

Para que espese y le dé sabor, muchas veces le añadimos nata o leche, puede ser de origen animal o alguna bebida vegetal. ¿Tú con cuál te quedas?

Después de enseñarte nuestras recetas ancestrales del cocido, te traemos la receta de sopa de cocido gallego, Si quieres probar otra forma más del cocido, con esta receta milenaria acabarás siendo un experto del cocido y todas sus formas.

Otra forma de comer un plato de cuchara para el invierno es esta receta de caldo de albondigas y brócoli. Todo un descubrimiento. Es parecido a añadirle, como los catalanes denominarían, “pilotes” a la sopa. La receta tradicional de la abuela con sus albóndigas, ideal para prepararlas con una sopa.  ¿Te atreves a cocinarla?

Si eres un amante de los caldos, tienes que probar estas recetas de caldo. ¡Te rechupetearás los dedos!

Lentejas

¿Te gustan las lentejas? ¿Conoces las propiedades de esta leguminosa? La lenteja es una legumbre que viene del Medio Oriente y se cultiva desde hace unos 9.000 años. Hoy en día, la dónde más se produce es en Canadá, India, China y Turquía, según datos de la FAO (la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación).

Esta legumbre es rica en ácido fólico y sobre todo, las lentejas son ricas en ácido fólico, Y sobre todo en hierro, potasio y magnesio. Estas propiedades previenen anemias y ayudan a las funciones del sistema nervioso. Son propiedades muy beneficiosas para las embarazadas. Además, son bajas en sodio. Si les tuviésemos que poner una pega a las lentejas, sería la purina.

Esta sustancia no es que sea mala pero no es beneficiosa para los que padecen gota, para rebajar la concentración de ácido úrico. Aún así no es necesario eliminar las lentejas de los platos de cuchara que consumas aunque padezcas esto, simplemente no abusar de ellas, igual que es importante no abusar de las carnes si padeces gota.

Te presentamos dos maneras de preparar lentejas muy ricas para añadir a tus platos de cuchara saludables. Puedes optar por esta receta de lentejas con chorizo y patatas o la tradicional receta de lentejas de la abuela. Las dos con un toque especial. ¿Con cuál te quedas?

Arroz caldoso

¿Sabías que existen muchos tipos de arroz? A continuación, te contamos algunos:

Carnaroli: italiano, especial para risottos.

Arborio: este tipo de arroz es perfecto si te gusta que esté al dente, siempre va a quedar así y absorbe más agua de lo normal.

Roma: es uno de los arroces más antiguos y se utiliza sobre todo para guisos.

Ribe: fino y redondo, perfecto para una arroz tres delicias.

Rojo: hay muchas variedades de este tipo de arroz y se fermenta con un agente especial que le da este color. Muy recomendable en una dieta saludable, ya que ayuda a reducir el colesterol. Se suele utilizar en ensaladas.

Integral: ¡ojo! no es un tipo de arroz sino que pasa por un proceso y por eso este tipo de grano es integral. Consiste básicamente en no quitarle el salvado y el germen. Se puede utilizar siempre que tú quieras en sustitución a todo tipo de arroz. Por supuesto, la forma de consumir arroz es muy variada y cómo ya sabrás contamos con el arroz caldoso o meloso, si prefieres con menos caldo y que quede como una pasta. Aquí te traemos una receta que nunca falla para los amantes del pescado y marisco, esta receta de arroz caldoso con chipirones se convertirá en uno de tus top 1 de platos de cuchara tradicionales.

Fabada asturiana

Llegamos al plato típico de Asturias: la fabada. Dicen que esta receta milenaria viajó hasta Asturias por el conocido Camino de Santiago, ¿quién la llevó? no se sabe exactamente pero algunas teorías cuentan que viene de Francia por el parecido a la receta denominada cassoulet. El caso es que ahora ya se ha instaurado en nuestra gastronomía y forma parte de la cultura española norteña.

Así que aquí tienes una receta fabada asturiana auténtica y original para que disfrutes de este manjar con quién más te apetezca.

Ya has visto que los platos de cuchara no son solo sopas, hay infinidad de platos para compartir con la familia y muchas recetas tradicionales en las que puedes jugar con los ingredientes. Aún así, si eres de los que prefieren las sopas de mil maneras distintas, aquí tienes más recetas de sopas para que puedas probarlas todas.

Valora este artículo