Caldo con albóndigas y brócoli

¿Quién se puede negar a un buen caldo? Son reconfortantes, nutritivos, nos hidratan, sacian y más de una vez nos sirven para preparar una cena ligera e improvisada. Y si queremos que resulten mucho más completos son tan agradecidos que admiten que los preparemos y acompañemos con variedad de ingredientes.Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Caldo con albóndigas y brócoli

  • Pela y lava el brócoli; córtalo en pedazos. En una olla grande, saltea el brócoli durante 5 minutos con 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra. Añade el caldo y continua la cocción.

    PASO 1

    Pela y lava el brócoli; córtalo en pedazos. En una olla grande, saltea el brócoli durante 5 minutos con 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra. Añade el caldo y continua la cocción.

  • Mientras tanto, en un bol, prepara las albóndigas con la carne picada, agrega 1 huevo batido, sal, pimienta y un poco de perejil fresco. Remueve la mezcla de modo que quede bien mezclada; forma bolas

    PASO 2

    Mientras tanto, en un bol, prepara las albóndigas con la carne picada, agrega 1 huevo batido, sal, pimienta y un poco de perejil fresco. Remueve la mezcla de modo que quede bien mezclada; forma bolas y pásalas por el pan rallado.

  • Cocina las albóndigas en el caldo de la cocción del brócoli durante unos 8 minutos. Sirve el plato con los picatostes.

    PASO 3

    Cocina las albóndigas en el caldo de la cocción del brócoli durante unos 8 minutos. Sirve el plato con los picatostes.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Caldo con albóndigas y brócoli

 

Si quieres que te queden unas albóndigas bien redondas tan solo debes ponerte harina en las manos para formarlas. De esta manera, evitarás que se peguen en las manos y podrás darles bien la forma de bola. Además, si añades un poco de miga de pan en la mezcla conseguirás que no se desmenucen tanto al freírlas y quedarán perfectas. 

evita que se rompan las albóndigas
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

 

Y para muestra un botón, la receta de hoy, caldo con albóndigas y brócoli. Un plato increíblemente sencillo en que basta con cocer el brócoli en un caldo casero de carne y añadirle después las albóndigas que hemos preparado previamente. Disfruta de esta comida tan gustosa y sírvela junto a unos picatostes que aún la harán más rica. 

Lo bueno de los caldos es que admiten mil y una variaciones con los ingredientes que más te apetezcan puedes preparar unas sopas deliciosas, pero es verdad que quedan mucho mejor con algunos en concreto. Por ejemplo, este caldo de verduras con pasta, dos productos que siempre asociamos a este plato.