Los guisos y estofados son una buena opción cuando queremos preparar un plato completo, sabroso y sin tener que estar pendientes cada dos por tres del cocinado. Gracias a su variedad de ingredientes y a su cocción a fuego lento, las recetas de estofados nos permiten disfrutar de un plato delicioso sin tener que vigilarlo más que de vez en cuando. El secreto para que te quede en su punto justo es no ir con prisas, dejar hacer la magia al chup chup y así los ingredientes se integrarán y quedará un estofado increíble.  

En este repertorio encontrarás recetas de estofado de ternera, de patatas e incluso de lentejas entre otros. ¡Todos están buenísimos!  

Ver más...

Además de estas maravillosas recetas, también te invitamos a que conozcas todo lo que puedes preparar con estofados de carne. Por no hablar de nuestro increíble recopilatorio de recetas con lentejas, te quedarán súper sabrosas. Ya sabes que las lentejas son un plato típico de la gastronomía española, nuestras abuelas ya nos las preparaban y estaban riquísimas. Vuelve a reencontrarte con ese sabor casero con nuestras recetas de lentejas que sin ninguna duda impresionarán a tus invitados.  

Por último, échale un ojo a las recetas con atún que puedes hacer. ¡Hay mil ideas! Una gran variedad de recetas light con atún para los que están a dieta y menos light para los que pueden permitírselo. Anímate a hacer estas estupendas recetas de atún. Es más fácil de lo que parece, sano y riquísimo. ¡Descubre cuáles te gustan más! 

Receta destacada

Estofado de carne de cerdo

(5)

 

Aprovecha que  aún es invierno y márcate una deliciosa receta de estofado de cerdo con estos pasos e ingredientes que te aconsejamos. ¡Te quedará deliciosa!

Ver Receta...

Ingredientes

  • 700 g de carne de cerdo
  • 100 g de cebolla
  • 100 g de zanahoria
  • 50 g de pimiento verde
  • 4 dientes de ajo
  • 300 g de patatas
  • 150 ml de vino blanco
  • 250 ml de

    Caldo Casero de Carne 100% Natural

  • 2 g de pimentón
  • 20 ml aceite de oliva virgen extra
  • 1 hoja de laurel
  • 2 g de perejil
  • 2 g de pimienta negra

El estofado de ternera está espectacular. ¿Y sabes lo mejor? No hay una única forma de prepararlo, por lo que tenemos distintas recetas súper sabrosas.  

Aquí encontrarás con salsa de champiñones, con alcachofas, con zanahorias… ¿Puedes decirte por alguna? Están todas las recetas de muerte. Y es que los estofados y los guisos nos transportan con tan solo una cucharada a las comidas de nuestras abuelas, aquellos cocinados con mimo y a fuego lento, y que son uno de los platos de cuchara que más reconfortan en los días fríos. Aunque necesitan su tiempo y algo de paciencia, esto esencial para que los ingredientes queden bien integrados.  

Pero aparte de ello son recetas sencillas, como la de hoy, estofado de ternera con alcachofas. Para cocinarlo solo tendremos que lavar bien y cortar las verduras: alcachofas, zanahorias, guisantes, champiñones, patatas y cebollas. Dorar la carne y el resto es añadirle un buen sofrito, regarlo con vino blanco y dejar que el guiso haga "chup chup" durante poco menos de una hora.  

Un asunto importante a la hora de cocinar: A ti, ¿qué punto de cocción te gusta para la carne? Si eres más de carne bien cocida te recomendamos que sigas cocinando la carne unos minutos más en la salsa, así le quitarás el punto crudo del interior. Para gustos en la cocción de las carnes, colores, ya se sabe. Nosotros te recomendamos un punto tostado en el exterior y meloso en el interior, que crea un contraste de texturas muy apetitoso. 

Las recetas de estofado de patatas son una delicia. Aquí encontrarás que las patatas están combinadas con distintas carnes e ingredientes. ¡Puedes elegir la receta que más te guste! ¿Cuál te animas a preparar hoy?  

Un truco importante es que cocines la que cocines, no cortes las patatas sino que las chasques. ¿Sabes qué es chascar las patatas? ¡Te lo contamos! Consiste en romper las patatas en lugar de cortarlas. Para ello,. realiza una pequeña incisión en la patata y, sin llegar a atravesarla por completo, haz palanca con la hoja del cuchillo dentro del tubérculo para que se separe el trozo. Al no tener un corte liso, cuando se cueza la patata desprenderá más almidón y esto dará una sutil ligazón al líquido de cocción.  

¡Y un consejo sobre cuándo es mejor comer los estofados después de prepararlos! Están ricos cuando los terminamos de preparar, pero van a saber mucho mejor horas después de cocinarlos, cuando los ingredientes hayan reposado y la carne y las patatas hayan tenido el tiempo de absorber los sabores que se han mezclado en la salsa.  

Por esto, te recomendamos que dejes reposar el estofado, como mínimo, unos cinco minutos después de haberlo cocinado, e idealmente, de un día para otro. Además, esta receta de ternera con patatas y guisantes mantiene perfectamente su textura cuando la congelamos, así que puedes guardar lo que te sobre (¡si es que te sobra algo!) para comer durante la semana o para tus tuppers.  

Aplica todos estos conocimientos y disfrutarás de una experiencia increíble. 

Como hemos dicho, cuando llegan los días de invierno, aquellos en los que hace más frío, buscamos platos que calienten nuestro cuerpo y nos den confort. Una maravillosa opción es optar por platos de cuchara como los guisos, potajes, purés, sopas... Son platos riquísimos, además de poderse hacer fácilmente y con ingredientes bastante económicos. ¡Y los estofados de lentejas están buenísimos!  Algo importante de saber es que las lentejas, aunque parezca mentira, es muy difícil que queden realmente bien. ¡Por eso te damos varios trucos! Para que te queden unas lentejas ricas y muy tiernas, con el punto justo de sal, tendrás que añadir la sal al final de la cocción. Así evitas que la piel se endurezca.  

Además, a lo largo de la cocción te puedes encontrar con que tienes que añadir agua para evitar que se te quemen y peguen al fondo de la olla. Si pasa esto, dile adiós a la comida del día. Añade agua caliente, para que así no se corte la cocción.  

Nuestro tercer y último truco para tener las lentejas perfectas es no remover nunca las legumbres en la olla mientras se cuecen para así evitar que se rompan las lentejas. Estas legumbres son, sorprendentemente, muy delicadas.  

Por su parte, acuérdate de añadir alguna hierba aromática. El laurel es una que gana con las horas de cocción ya que se infusiona con el resto de ingredientes. Además, deja un sabor balsámico, intenso y con un toquecito picante que queda superbien en un plato como este. Una vez hecho, solo te falta comprobar que su sabor está a la altura.