10 recetas de verano fáciles y rápidas para disfrutar en familia

(14)
10 recetas de verano fáciles y rápidas para disfrutar en familia

¿Cuáles son las mejores comidas para verano? No tenemos ninguna duda de que las recetas frescas son las que triunfan. Como buenos comensales, nos apetecen hortalizas, cremas frías, tapas marineras o ensaladas súper sabrosas, que están deliciosas y tienen tantas variaciones que nunca cansan. Son un clásico que nunca falla y lo bueno es que ¡es todo un universo! Sorprende lo que pueden dar de sí tan solo cambiando el aliño o con una combinación novedosa de ingredientes.

También dirás, ¡no quiero estar mucho tiempo en la cocina! Y, sin lugar a duda, eso ocurre porque es la época del año que solemos pasar con familia y amigos y de vacaciones. Todo lo que queremos es oler el mar, bañarnos y pasar un buen rato. Una oda a las sobremesas de verano, por favor.

Pero no hace falta perder mucho tiempo. Puedes disfrutar de platos suculentos que los haces en un periquete. Estas 10 recetas de verano fáciles y rápidas te van a encantar, eso está más que prometido.

También queremos adelantarte que aunque en esta lista no veas platos tan veraniegos como la receta de salmorejo, los canelones de verano o la ensalada de patata te dejamos los links donde están sus respectivas recetas para prepararlas. ¡Así lo tienes todo!

¿Y cuáles son las fascinantes recetas que te esperan? Pues unas sugerencias un poco diferentes, de las que a veces no se te ocurren y luego te llevas la mano a la cabeza por no haber caído en ellas porque... ¿dificultad? Ninguna. A partir de ahora, las recordarás porque 
no hay nada como sorprender a los que más quieres. 

¿Preparado? ¡Pues a ver por cuál de todos te atreves a empezar hoy!

 

1.- Berberechos al vapor

 

berberechos-al-vapor

 

Los berberechos al vapor son un plato sencillo y perfecto para una cena ligera o para servir como tapa. En esta receta es importante lavar bien nuestro ingrediente protagonista: los berberechos. El truco infalible pasa por darle un buen chorro de agua fría y luego dejarlos en un bol con agua fría y un puñado de sal. De esta forma, absorben el agua limpia y expulsan la arena que pueden contener.

Nosotros te recomendamos que cuando llegue el momento de abrirlos uses el Caldo Casero de Pescado 100% Natural porque te va a ahorrar tiempo y le va a aportar un sabor espectacular. Con los trucos que te damos en la receta, te saldrán de maravilla los berberechos al vapor. Si a mano no tienes perejil, no te preocupes porque también te sirve condimentar los berberechos con tomillo o eneldo. ¡Las dos hierbas son ideales!

 

2.- Berenjenas rellenas de carne y verduras

berenjenas-rellenas-de-carne-y-verduras

En esta receta de berenjenas rellenas de carne y verduras te vas a reencontrar con lo mejor de la huerta. La mejor temporada para las buenas berenjenas es el verano, ¡y hay que aprovecharlo! Tiene además un relleno delicioso con lo mejor: zanahoria, calabacín y champiñones. Para la carne también te damos un consejo para llegar al equilibrio perfecto: es una mezcla de carne de cerdo y ternera. ¿Por qué? La ternera tiende a ser un poco seca y el cerdo a ser suave. Juntas es la combinación idónea en el paladar.

Para que el sofrito te quede jugoso añadiremos Tomate Frito Gallina Blanca, hecho con tomates de la cosecha y también queso rallado. A muchos lo que más les gusta de la cocina al horno es poder degustar el queso gratinado. Y es que, ¿hay algo más que huela a más infancia y hogar que el queso haciéndose en el horno de la cocina? Creemos que no y que además esta receta tiene todo lo que necesario para enamorar a todos.

 

3.- Crema fría de espárragos con guisantes y salmón

crema-fría-de-espárragos-con-guisantes

¡Una cremita sienta de maravilla! Entre las recetas frescas, está la crema que aporta muchas vitaminas. Hemos añadido salmón porque le da un toque diferenciador y se lleva, para qué negarlo, estupendamente con estas verduras.

Lo mejor de esta receta es que puedes prepararla tanto con espárragos frescos como de bote, lo que prefieras. La clave aquí es que cuando empiece a hervir el agua en la cazuela, primero añadiremos solo las puntas de los espárragos. El resto de los pasos son súper fáciles de seguir si clickas en la imagen o en el hipervínculo de receta de crema fría de espárragos con guisantes y salmón

Como siempre te sumamos un truquito y es que si te queda algo líquida, le eches un poco de nata para que espese. Acuérdate de remover bien con las varillas para integrar todos los ingredientes. ¡No te vas a arrepentir!

 

4.- Ensalada de quinoa y garbanzos 

ensalada-de-quinoa-y-garbanzos

Esta receta te la comes ya directamente por los ojos. Lleva quinoa, un superalimento que no tarda mucho en prepararse. La quinoa, cada vez más popular en nuestra cocina, viene de países andinos de América Latina. Para cocinarla, antes la tienes que lavar. Nosotros te sugerimos que luego la tuestes un poco para sacarle el mejor partido. Al hacerla, vierte Caldo Casero de Verduras 100% Natural para que absorba bien. 


Como estos días apetecen cosas ligeras y nutritivas, esta receta de ensalada de quinoa y garbanzos incorpora maíz, tomate, cebolla roja y tiene un toque de pimienta negra y mostaza que están increíbles. La legumbre es el complemento perfecto en este plato. Si algún día tienes prisa, te saca de cualquier apuro de forma sana y deliciosa.

 

5.- Berberechos a la marinera

berberechos-a-la-marinera

Los berberechos están tan ricos que formas de prepararlos hay a porrones. Como son ideales servirlos en aperitivo para ir abriendo el apetito, esta vez los vamos a cocinar a la marinera. Para limpiarlos se hace lo mismo que lo indicado en la receta de más arriba arriba. Una vez limpios, los abres al vapor con un poco de vino blanco, laurel y limón. Los cocerás un par de minutos y reserva el jugo. 

Para la salsa marinera, usa cebolla, guindilla sin pepitas, tomate y una pastilla de Avecrem Pescado. Verás que la guindilla aporta un punto picante pero que no es excesivo en medio del resto de los ingredientes. Siguiendo esta receta de berberechos a la marinera, ¿quién dijo que era difícil comer igual de bien que las tapas de restaurante?

 

6.- Mousaka o moussaka griega original 

mousaka-o-moussaka-griega-original

La musaka es una de las joyas gastronómicas de Grecia. En este rico plato, las láminas de lo que podríamos comparar para entendernos con una “lasaña” son las berenjenas: las verdaderas protagonistas. Para que se coman bien, es mejor cortarlas en rodajas de como máximo medio centímetro.

El sofrito lleva carne, cebolla, ajo y para refrescar una ramita de menta seca y dos cucharadas de Tomate Frito Gallina Blanca.

Es perfecta para una comida familiar o de amigos donde quieras lucirte sin gran dificultad. De hecho, te ahorras el paso de hidratar las láminas de la clásica lasaña, por lo que solo hace falta un poco de maña: en esta receta de musaka o moussaka griega original solo es cortar, salar y freír la berenjena. Si te pirra luego puedes animarte con la musaka donde el ingrediente clave es la patata. ¡Repetirás!

 

7.- Ensalada de alubias con moje

ensalada-de-alubias-con-moje

No hay mejor forma de comer legumbres en verano que en ensaladas porque frescas están buenísimas. Esta receta de ensalada de alubias con moje tiene un toque murciano. El moje es un tipo de salsita muy parecida a la vinagreta que alegra este rico plato. También se le llama mojete, pero elijas el nombre que elijas, lo que te llevas por garantizado es que descubrir la gastronomía de cualquiera nuestros rincones es apasionante.


El plato incluye huevo duro, alcaparras, tomate, atún y aceitunas negras para que te vas a poner las botas como te mereces. Y lo más vital: para que te refresques, porque te aseguramos que tras un día de calor, encontrarte con este plato es un placer comparable a darte un buen chapuzón en el mar. ¡Que aproveche!

 

8.- Cigalas al ajillo

cigalas-al-ajillo

Esta receta de cigalas al ajillo se prepara en un plisplás. Para que estén bien sabrosas, te recomendamos que cuando vayas a comprar las cigalas a la pescadería, elijas las que tienen el caparazón de un color rosado ligeramente vivo y no las más pálidas, que son de peor calidad. Ambas tienen el mismo precio, solo hay que echar un ojo.

Tampoco tienes que preocuparte por partirlas por la mitad. Con un cuchillo bien afilado o incluso con unas tijeras, lo tienes dominado. En ese momento, si ves algún hilo negro en la carne blanca de las cigalas, retíralo. No queremos que amargue el sabor ni la textura final.

Cuando las cocines, las cigalas te quedarán con un color doradito, de esos súper apetecibles. ¡Y la salsa con el ajillo hará que untes el plato sin parar! Con la pastilla de Avecrem de Pescado potenciarás los sabores y ganará muchísimo. Anímate con esta receta porque ¡solo puede mejorar el momento de estar con los que más quieres alrededor de una mesa!

 

9.- Ensalada de garbanzos a la vinagreta

ensalada-de-garbanzos-a-la-vinagreta

Los garbanzos son muy versátiles. Toda persona que diga que solo sirven para guiso no ha explorado todas las variedades que permiten. En verano es un gusto comerlas frescas.

En esta receta de ensalada de garbanzos a la vinagreta, si usas legumbres secas ponlas remojar el día anterior. Un truco para no remojarlas en aguas duras es echar un poco de bicarmocarto. Te lo decimos desde ya: mano de santo ese truco.

Y, básicamente, remojarlas es la única complicación que tiene, si es que a eso se le puede llamar siquiera complicación, porque es dejarlas en un bol y ya. El resto solo es cortar y añadir la ensalada. En cuanto a la salsa vinagreta, para lo buena que está, es un escándalo que no suponga ningún esfuerzo. ¡A disfrutar!

 

10.- Musaka de atún 

musaka-de-atun

No te podemos traer las playas griegas al salón de tu casa, pero sí podemos darte una variante bien rica en las recetas de musakas. Esta receta de musaka de atún en vez de carne para a tirar de pescado. Es importante que le quitemos primero el sabor amargo a la berenjena. Para hacerlo, basta con salarlas y dejar que suden 20 minutos. El sabor amargo lo da su pulpa, no su piel. Aunque exista esa creencia extendida, ¡no culpemos a las partes equivocadas!

En el relleno tendremos la fantasía griega. Lo forman el atún, cebolla, calabacín y pimiento rojo bien cortadito. En la bandeja del horno, colocarás primero una capa de berenjenas y otra de sofrito. Para terminar, encima añadirás una capa más de berenjena y pones Mi Salsa Bechamel más el queso rallado. ¿Suena bien, verdad?

¡Pues imagínate cómo sabe! Cuando dés bocados te trasladarás a las preciosas islas mediterráneo de las casas blancas y azules.

Valora este artículo