Si aún no sabes cocinar fideos a la cazuela, consulta cuanto antes nuestras recetas. Puedes ponerles costillas, pescados, almejas, pollo... y muchos más ingredientes.

Ver más...

En invierno o ya en esos días en que la temperatura comienza a bajar la receta de fideos a la cazuela fácil comienza a ganar protagonismo. Este plato, de lo más emblemático de la cocina tradicional en nuestro país, además de tener una elaboración sencilla es muy económico y nos ofrece un amplio abanico de posibilidades. Lo podemos preparar con salchichas, con conejo, con costillas de cerdo, añadirle algunas hortalizas o verduras como zanahoria, alcachofa, pimiento, incluso setas. Un clásico plato montañés, aunque puedes hacer un mar y montaña si lo preparas con pescado.

Los fideos en general y, en particular, los fideos a la cazuela con pollo, por ejemplo, ya no son platos habituales en las cartas de la gran mayoría de los restaurantes actuales, incluso los de cocina tradicional. Por eso las distintas maneras de cómo hacer fideos a la cazuela que te proponemos en esta página es tu gran oportunidad de degustarlos y recuperar esos sabores que tanto recuerdan a la cocina de la abuela. Un buen sofrito de cebolla, tomate, ajo, pimiento y guisantes acompañado de unas butifarras pueden ser un gran inicio para una comida familiar de fin de semana. El menú con los fideos, cazuela de barro mediante, como plato principal puedes completarlo con unas verduras asadas de entrante. De esta manera lograrás una comida muy completa, equilibrada y reconfortante. Ideal para esos domingos de otoño o de invierno.

La cazuela de barro, sencilla y rústica, es muy típica en España. Cuando vemos hacerse un guiso en ella, ya se nos hace la boca agua. Pero si no tienes una, no te preocupes. Esta receta, fideos a la cazuela, también puedes prepararla en una olla normal. Con esta también podrás decidir la cantidad de caldo en función de lo que pretendas, un plato caldoso o más bien no tanto. Y elegir con qué carne acompañarás esos fideos, de ternera, de cerdo, de ave… Siempre te quedarán unos fideos a la cazuela muy sabrosos. Anímate con este clásico del recetario popular y lo comprobarás.

La pasta: un alimento popular, energético y nutritivo

Porque le gusta a todo el mundo, porque es muy fácil de preparar y porque ofrece muchas posibilidades gastronómicas, la pasta es uno de los alimentos más populares. Suele ser identificada como una gran fuente de energía, porque su principal nutriente son los hidratos de carbonos. Se trata de un alimento de fácil y rápida digestión, muy saludable, ya que su nivel de grasa es muy bajo y sus hidratos son complejos, principalmente de almidón, no de azúcares.

Considerando que los carbohidratos nos proporcionan la mayor parte de energía en nuestra alimentación, las aproximadamente 300 calorías que nos brinda una porción de pasta no son demasiadas para una comida. Además, no solo nos aporta energía, es una fuente de proteínas, fibra y minerales como calcio, magnesio, potasio, selenio y fósforo. Entre las vitaminas se destacan las del complejo B, que favorecen el metabolismo de los hidratos de carbono y el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Su consumo nos genera muchos beneficios. Y no solo a los deportistas, que al ingerirlas antes y después de sus entrenamientos o competiciones, los ayuda a reponer las reservas de energía rápida en sus cuerpos. Al formar parte de la base de la pirámide alimentaria, por estar entre los alimentos integrados por cereales, la pasta contribuye a bajar el índice glucémico de nuestros platos. Lo que la convierten en muy recomendable para las personas diabéticas. También es muy beneficiosa para nuestro sistema circulatorio, para la salud del corazón y para quienes tienen un índice de ácido úrico alto, ya que no posee colesterol ni purinas. Además colabora para que estemos de buen humor, ya que los hidratos de la pasta son también fuente de energía para el cerebro. Si comemos pasta nuestro cerebro es más feliz.

Fideos a la cazuela, fácil de hacer y para todos los paladares

La pasta, según varios estudios científicos, es el alimento ideal para combinar con otros ingredientes. Sobre todo con verduras y hortalizas, que potencian su valor nutritivo. Opciones para preparar estos platos completos y muy sabrosos encontrarás muchas en esta página. Aquí te ofrecemos recetas en las que podrás acompañar esos fideos a la cazuela con los ingredientes que más te gusten a ti o a tus invitados. Para que vayas proyectando esa comida con familiares o amigos en tu casa, en el campo o en la montaña, te adelantamos algunas propuestas.

En una cazuela con un poco de aceite de oliva caliente pon unas costillas de cerdo. Cuando hayan cogido un tono dorado en ambos lados añádele cebolla, pimiento y zanahoria, todas estas hortalizas cortadas de manera y en tamaños similares. Sofríe todo y rehógalo con tomate frito, déjalo en el fuego hasta que se hay reducido el agua del tomate.

Luego échale un litro de agua, la pastilla de Avecrem y déjalo que se cocine durante un cuarto de hora. Ahora es el turno de incorporar chorizo y/o salchichas y los fideos. Cuando comience a hervir déjalo cocer a fuego lento durante unos minutos, los que recomiende el fabricante de la pasta. Esta receta también puedes ajustarla a tu gusto, por ejemplo utilizar carne de ternera en lugar de cerdo o hacer una combinación de las dos.

Si prefieres unos fideos a la cazuela pero con estilo de mar pon a saltear en un poco de aceite de oliva caliente unos pimientos cortados. Cuando estén añade en la cazuela dados de sepia. Déjalos que se doren un poco y agrégale el caldo de pescado. Cuando comience a hervir incorpora los fideos y deja que se cocinen a fuego medio el tiempo sugerido por el fabricante de la pasta. Pon a prueba su punto de cocción, de sal, pimienta y… ¡a comer! Ahora los días de otoño o de frío te serán más reconfortantes. ¡Buen provecho!

Receta destacada

CAZUELA DE FIDEO LA MALAGUEÑA

Ingredientes

  • 0,5 kg. de almejas
  • 200 gr. de fideos Tradición El Pavo
  • azafrán
  • de aceite
  • 0,5 kg. de patatas
  • 1 cebolla
  • perejil
  • 2 tomates
  • 1 cucharada de pimentón
  • 1 diente de ajo
  • 1 y 1/2 l. de Caldo de Pollo Gallina Blanca

    Caldo Casero de Pollo 100% Natural

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas