Para empezar a hablar de salsas lo haremos explicando el origen de una de las más famosas. Esta es la salsa boloñesa.

La salsa boloñesa es una de las salsas más emblemáticas de Italia. Se especula que sus orígenes provienen directamente de la Antigua Roma, cuando su receta fue tan conocida por ser exportada durante la conquista romana a la Galia en el siglo I a.C.

La salsa boloñesa en realidad nació como un segundo plato a base de carne y desde sus orígenes hasta su actualidad ha sufrido múltiples variaciones. Con la llegada de los romanos a tierras galas, los franceses heredaron la receta y a partir de la Edad Media la volvieron a exportar a Italia. Por lo que también aplicaron algunos cambios a la recta original de salsa boloñesa. Además, cabe destacar que, su nombre original es ragù. Un nombre que procede del verbo francés ragoûter, que significa abrir el apetito.

Ver más...

Finalmente, esta conocida receta de salsa llego a Bolonia en la Edad Media gracias al movimiento que generaba la circulación de estudiantes y profesores de la universidad por Europa. Como ya hemos comentado en sus inicios se trataba de un simple guiso que nació en las casas pudientes y que se fue perfeccionando por los cocineros de las familias nobles de la ciudad.

Tenemos que decir que la receta de la salsa boloñesa como la conocemos hoy en día empezó a adquirir forma cuando, sobre el siglo XVI, el tomate fue introducido en la cocina europea desde el continente americano. ¡Si quieres conocer más recetas de salsas, sigue leyendo!


Recetas con Salsa Boloñesa

Para lasaña, macarrones, raviolis... la salsa boloñesa es una preparación que funciona con cualquier tipo de pasta, pero en la receta de salsa de hoy la vamos a utilizar para preparar unos espaguetis a la boloñesa.
Pela y pica las cebollas y los dientes de ajo. Lava el perejil bajo el chorro del grifo, sécalo con papel absorbente y pícalo finamente. Calienta tres cucharadas de aceite en una sartén ancha o en una cazuela y rehoga la cebolla picada a fuego lento durante 10 minutos. Añade los ajos picados y cuece durante 2 minutos más. Añade la carne picada y cuece durante 10 minutos, removiendo a menudo con una cuchara de madera. Sazona con una pastilla de Avecrem desmenuzada y mezcla bien.

Vierte el vino blanco y sube la intensidad del fuego. Deja reducir el vino unos instantes y agrega el sofrito. Sazona con el orégano, el azúcar y las dos hojas de laurel. Espolvorea con abundante perejil picado y deja cocer esta salsa a fuego muy lento durante 10 minutos más.

Cuece los espaguetis en una cazuela con abundante agua con una pastilla desmenuzada de Avecrem durante 9 minutos o el tiempo que indique el fabricante. Escúrrelos, mézclalos con la mantequilla para que queden bien sueltos y sírvelos enseguida acompañados con la salsa boloñesa y el queso parmesano aparte.
Con esta misma receta de salsa también puedes hacer lasaña boloñesa. Empieza por hidratar las placas de Lasaña Fácil El Pavo según las instrucciones del envase. Monta la lasaña alternando capas de pasta y capas de carne con salsa. Cubre con la bechamel y espolvorea con abundante queso rallado. Gratina en el horno precalentado a 200°C durante unos 10 minutos, hasta que la superficie esté bien dorada. Sirve enseguida. ¡Y ya está! Si quieres descubrir mas recetas puedes mirar estas de Thermomix.


Recetas con Salsa Carbonara

Otra de las salsas más típicas es la salsa carbonara. Más allá de las salsas elaboradas con tomate, quizá la receta más popular que se hace con pasta es la de espaguetis a la carbonara. Cada uno tiene su forma particular de hacerla, algunos le ponen crema de leche, parmesano, cebolla y otros no. La receta de salsa de hoy de espaguetis a la carbonara no es la tradicional, pero si una versión que te cautivará.

La razón es que es mucho más ligera, ya que no utiliza queso, pero resulta igualmente sabrosa gracias a unos trocitos de panceta dorada, la cebolla sofrita y, en especial, a la mezcla de huevos y caldo que le queda genial. Una manera diferente de preparar este plato tan clásico, que seguro que gustará a toda la familia.
Pela y pica la cebolla; en una sartén, sofríelo con 1 cucharada de aceite de oliva. Agrega la panceta y deja que se dore. Si es necesario, suaviza la panceta con un poco de caldo. Mientras tanto, bate los huevos con ½ taza de caldo.

En una olla grande, cocina la pasta en abundante agua con sal durante el tiempo indicado en el envase. Después de la cocción, escurre la pasta y viértela en la sartén cuando la panceta esté dorada. Añade la mezcla de huevo y el caldo y rehoga. Espolvorea con pimienta recién molida y sirve bien caliente.
Esta es una receta de salsa carbonara bastante sencilla para que la puedas aplicar a tus platos. Pero ya sabes que lo bonito de la cocina es innovar así que no dudes en hacer variaciones como por ejemplo cambiar la panceta por tofu si lo prefieres. Esperemos que te haya gustado esta receta de pasta.


Recetas con Salsa Verde

Para romper un poco con las tradicionales salsas y italianas te proponemos que pruebes con la salsa verde. Para empezar, te recomendamos una receta de salsa verde para merluza. Esta receta de merluza en salsa verde es prima hermana de la merluza a la vasca y el punto de partida para iniciarse en el noble arte de los guisos con merluza… Toma nota y hazte con un buen pan, lo necesitarás para rebañar el plato.

Dora los ajos troceados en láminas finas en aceite de oliva durante 2 minutos y añade una cucharada rasa de harina. Cocina un par de minutos más y vierte el vino blanco. Deja que el alcohol se evapore y desmenuza la pastilla de Avecrem Pescado. Remueve bien y cocina otros 2 minutos. Añade ahora el perejil picado y los guisantes. Deja cocer todos los ingredientes 3 o 4 minutos.

Coloca los filetes de merluza sobre la salsa formada y, con una cuchara de madera, remueve suavemente para que la salsa alcance todo el filete y deja cocinar todo 3 minutos. Dales la vuelta a los filetes, vuelve a cubrirlos con la salsa y cuece otros 3 minutos. Retira del fuego y emplata en caliente.
Esta misma salsa se la puedes añadir a tus albóndigas. Hacer albóndigas es muy fácil, ¡te mostramos cómo! Corta muy finamente 1 diente de ajo, 50 g de cebolla y 10 g de perejil Mezcla en un bol el ajo, la cebolla y el perejil picados con el huevo, el pan, la carne picada y la pimienta. Amasa bien con las manos hasta que quede una masa homogénea y dale forma de bolitas de unos 3 o 4 centímetros de diámetro. Ten en cuenta que cuando más gordas sean, más costará freírlas, así que no te pases mucho. Fríe las bolitas en 40 ml de aceite de oliva virgen extra y resérvalas sobre un paño de cocina. Esperemos que te hayan gustado estas recetas con salsa. Si quieres consultar recetas para el postre, no dudes en mirar estas recetas con chocolate, estas recetas de como hacer unos buenos pasteles y flanes.

Crema de ajos tiernos con picatostes de salsa pesto

Crema de ajos tiernos con picatostes de salsa pesto

¿Te apetece una crema ligera y sofisticada? ¡Esta es la receta que estás buscando! La crema de ajos tiernos con picatostes de salsa pesto es suave y deliciosa, ideal para una cenita para dos...
Pollo al pesto

Pollo al pesto

Este pollo con pesto es una receta genial para preparar a toda la familia. En menos de lo que te imaginas tendrás preparado un plato que seguro que encanta a toda la familia. ¿Quieres descubrir cómo lo hemos hecho? ¡Anímate a preparar esta sencilla receta! ¡Está para chuparse los dedos!...
Pasta testaroli con salsa pesto

Pasta testaroli con salsa pesto

El pesto es una salsa para acompañar pasta de sobras conocida. Su ingrediente esencial es la albahaca lo que le da su color verde tan característico y su extraordinario aroma. Además también lleva piñones, ajo, queso parmesano y aceite de oliva, todo bien picado. Si quieres puedes hacerla en casa o comprarla hecha y preparar esta deliciosa...
Medallones de solomillo con salsa de Oporto

Medallones de solomillo con salsa de Oporto

El solomillo está considerado como una de las piezas más selectas de la carne, que se puede encontrar tanto en el cerdo como en la ternera. Este corte se corresponde concretamente con la pieza de carne que está bajo el lomo y sobre los riñones, de ahí su nombre: so-lomillo. Así que, si quieres sacarle partido a esta carne rica y jugosa, te...
Pollo al curry

Pollo al curry

El pollo. Esa carne suave, a veces insípida, que te puede salvar de un apuro en el que no has cocinado nada, pero sin darte una alegría al estómago. A la plancha está rica, queda jugosa, pero a veces necesita un poco de sabor. Un sabor que, en esta receta de pollo al curry con leche de coco, se desborda a raudales...

Únete a la comunidad de Gallina Blanca

Rellena este formulario y recibe en tu correo electrónico ideas de recetas para tus menús diarios, novedades de productos, promociones, contenidos exclusivos y mucho más. ¡No te pierdas nada!

 


 

 

 

*Campos obligatorios