Para empezar a conocer más recetas con melón te proponemos esta de crema de melón y puerros. ¿Frías o calientes? Las sopas y cremas son tan versátiles, que tanto pueden servir para confortarnos en un día de frío invernal como refrescarnos en pleno verano. Y la receta de hoy es un buen ejemplo de esta última opción, una propuesta deliciosa que te animamos a que la pruebes. 

De hecho, cuando lo hagas lo más seguro es que tengas ganas de repetir. No es extraño ya que además de buenísima es tremendamente fácil de hacer y la podrás tener lista en menos tiempo del que te imaginas. Sorprende a tu familia con esta crema de melón y puerros con la que alimentarse de forma sana es todo un placer.

Ver más...

Corta el melón por la mitad, retira las semillas y filamentos con la ayuda de una cuchara y pélalo completamente. Reserva aparte un par de tajadas grandes para hacer las bolitas de la guarnición. Corta en dados pequeños el resto de la pulpa y agrúpala en un bol. Limpia los puerros, desecha la parte más verde y corta en rodajas la parte blanca.
Pela y trocea la cebolla y las patatas. Calienta un poco de aceite y de mantequilla en una cazuela. Agrega los puerros y la cebolla y sofríelos a fuego medio unos minutos, vigilando que no cojan color. Incorpora las patatas y el melón, remueve y rehogarlos un par de minutos. Cubre con el caldo. Lleva a ebullición y deja cocer durante 20 minutos. Sala si es necesario.

A continuación, añade la nata líquida, deja que arranque de nuevo el hervor y apártalo inmediatamente del fuego. Deja que se enfríe un poco. Tritura. Pasa la crema por el colador chino para que quede bien fina. Reserva en la nevera. Sirve la crema bien fría, acompañada con el melón reservado en bolitas o daditos. Te dejamos a continuación más receta para abrir el apetito como estas recetas de ensaladas o recetas de jamón. Esperemos que te hayan gustado estas recetas con melón.

Receta destacada

Crema de melón y puerros

(9)

¿Frías o calientes? Las sopas y cremas son tan versátiles, que tanto pueden servir para confortarnos en un día de frío invernal como refrescarnos en pleno verano. Y la receta de hoy es un buen ejemplo de esta última opción, Ver Receta...

Ingredientes

  • 1 litro de Gallina Blanca

    Caldo Casero de Pollo 100% Natural

  • 100 ml de nata líquida
  • 2 puerros
  • 2 patatas
  • 1 melón
  • 0,5 cebolla
  • Aceite de oliva
  • Mantequilla
  • Sal
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Cremas y Sopas de Melón

Esta fruta triunfa cuando llega el verano porque es bien fresquita y está muy rica. Se puede comer sin más o se pueden preparar recetas con él. Sea como sea que más te guste, aquí encontrarás trucos, consejos y recetas con melón.

Los melones son buenos para dietas de adelgazamiento por su alto contenido en agua y poco aporte calórico. Además, también son buenos para el sistema nervioso y muscular por su alto contenido en potasio. Sin duda, una de las grandes propiedades del melón.

Para la siguiente receta te proponemos una sopa de melón con jamón. Pela el melón, reserva una parte y corta en trozos el resto. Tritúralo con la batidora eléctrica junto con la nata, la sal, la pimienta y el aceite de oliva virgen extra. Cuela la sopa por el colador chino. Con la ayuda de una cuchara saca bocados, haz bolitas del melón que habías reservado. Reparte la sopa en boles. Añade las bolas de melón y las virutas de jamón ibérico.

Si quieres simplificar aún más esta receta de melón puedes hacer una cema fría de melón. Primero tritura el melón junto con el zumo de limón y agrega la pimienta blanca. A continuación, añade la nata y sazona con el Avecrem. Acompaña con taquitos de jamón, pan tostado y bolitas de melón. Y así tan fácil como lo ves ya estaría. Así que, ya sabes, con el melón puedes hacer una gran variedad de cremas para los meses más calurosos. Y hablando de cremas aquí te dejamos recetas de gazpachos y de salmorejos.

Para los amantes del dulce también hay postres con melón muy resultones que se pueden hacer a base de melón como por ejemplo el sorbete.

Muchas veces, en las comidas y las cenas con los amigos y familiares se sirven muchísimos platos. Es por ello que, cuando se llega al postre, ya no podemos comer nada más. En cambio, el postre que te presentamos hoy, ¡todo el mundo lo querrá! Un sorbete de melón muy refrescante y ligero, que gustará tanto a grandes como a pequeños. Además, si usas recipientes bonitos, le darás elegancia al postre. Mira que bien queda con un poco de ralladura de limón por encima. ¡A tus invitados les va a encantar!

Esta receta de melón es muy sencilla, para empezar, quita la piel y las semillas del melón y córtalo en trozos. Exprime el jugo de limón y rallar la piel. Introduce en un bol los trozos del melón, añade el azúcar moreno, la ralladura de limón y un poco de jugo del mismo y tritúralo todo. Déjalo en el congelador durante aproximadamente 1 hora. Después de 1 hora, sácalo del congelador y mezcla con una cuchara añadiendo más ralladura de limón. Así la mezcla quedará más espumosa. A continuación, resérvalo en el congelador. Repite este paso por lo menos 3 veces más.

También puedes preparar dulce de melón. Para ello primero tienes que partir el melón y quitar las semillas. Saca bolitas de pulpa con la ayuda de una cuchara. A continuación, pones en un cazo las bolitas de fruta, el azúcar y cuatro cucharadas de agua y el zumo de lima. Tras esto dejas cocer a fuego medio-bajo durante 10 minutos con el cazo tapado. Después deja enfriar y refrigerar. Monta la nata junto con los dos azúcares. Forma una corona de nata y pone en el centro el dulce de melón.