Sorbete de melón

Muchas veces, en las comidas y las cenas con los amigos y familiares se sirven muchísimos platos. Es por ello que, cuando se llega al postre, ya no podemos comer nada más. En cambio, el postre que te presentamos hoy, ¡todo el mundo lo querrá! Un sorbete de melón muy refrescante y ligero,Ver más...

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Sorbete de melón

  • Quitar la piel y las semillas del melón, cortar en trozos.

    PASO 1

    Quita la piel y las semillas del melón y córtalo en trozos. Exprime el jugo del limón y rallar la piel.

  • Introducir en un bol los trozos del melón, añadir azúcar moreno y licuar.

    PASO 2

    Introduce en un bol los trozos del melón, añade el azúcar moreno, la ralladura de limón y un poco de jugo del mismo y tritúralo todo. Déjalo en el congelador durante aproximadamente 1 hora.

  • Después de 1 hora, sacar del congelador y volver a mezclar y añadir más ralladura de limón.

    PASO 3

    Después de 1 hora, sácalo del congelador y mezcla con una cuchara añadiendo más ralladura de limón. Así la mezcla quedará más espumosa. A continuación, resérvalo en el congelador. Repite esto por lo menos 3 veces más.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Sorbete de melón

El Truco: cómo rallar bien los limones

Cuando rallamos los limones nos interesa solamente la parte amarillenta de la piel. Debajo de ésta, hay una capa blanca que tiene sabor amargo. Para evitar rallarla, te recomendamos utilizar un rallador del tipo microplane ya que evita cortar esta segunda capa. 

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

que gustará tanto a grandes como a pequeños. 

Además, si usas recipientes bonitos, le darás elegancia al postre. Mira que bien queda con un poco de ralladura de limón por encima. ¡A tus invitados les va a encantar!

Con lo fáciles que son de hacer y lo buenos que quedan los sorbetes son un postre ideal. Asimismo, puedes usar otras frutas para hacer sorbetes con gustos distintos. Ten en cuenta que, si usas las frutas de la temporada, te quedarán mucho más sabrosos.