Recetas Crema de verduras

83 recetas

Mucha gente cocina las cremas de verduras para los niños, sobre todo los bebés, pues es un potito estupendo, fácil, rápido y sencillo de hacer. Además, tiene tantas vitaminas (o más) como los comprados y encima es una crema casera. Otras personas hacen crema de verduras para adelgazar o perder peso. Sea como sea, aquí tenemos una selección de muy ricas recetas de sopa o cremas de verduras.

Y es que es un plato muy recurrente en el dietario español porque hay muchas formas de cocinarlo, y en Gallina Blanca tenemos una amplia variedad de recetas entre las que escoger y en este recopilatorio encontrarás las más ricas. ¡Pruébalas!

Cómo hacer crema de verduras

Sin duda, este plato es uno de los más sencillos, rápidos y sanos de cocinar. Además, es de lo más versátil porque se puede preparar con casi todo tipo de hortalizas y disfrutar de él en cualquier momento del año, ya que se puede preparar en su versión fría y también caliente. Por otro lado, su sabor suave y delicado hacen que guste a la mayoría y que, por tanto, nadie se pueda resistir a tomarla en una cena ligera o como estupendo entrante de una comida.

Aunque tanto en verano como en invierno podemos disfrutar de las cremas de verduras, lo cierto es que es en invierno cuando las preparamos más. Quizá porque es una época en la que nos apetecen más los platos de cuchara, como sopas y purés, que son ideales para esos días de más frío. Y no solo nos reconfortan sino que también nos aportan muchos beneficios en forma de vitaminas, fibra y minerales.

Por esta razón están especialmente indicadas para todo tipo de personas y, en especial, para niños y personas de la tercera edad. Así que es un plato perfecto para toda la familia.

Como hemos comentado son platos sencillos pero sí que tienen algunos trucos para que queden mucho mejor. Por ejemplo, es importante limpiar bien las verduras y pelarlas para que no queden restos que podrían estropear la comida. También a la hora de prepararla es conveniente sacar las semillas o hebras que pudieran tener, ya que quitaría suavidad a la crema de verduras y no quedaría tan rica.

Después, para evitar que los nutrientes de las hortalizas se conserven el máximo posible y aprovechar todo su sabor lo mejor es cocerlas en trozos no muy pequeños y con poca agua. De hecho, si las cocinas en una olla a presión, notarás la diferencia. Por último, para triturar la crema puedes usar un pasapurés o la batidora, con la que conseguirás una textura más delicada.

Muchas veces y para que la crema tenga una consistencia más cremosa y suave se les suele añadir nata o leche, pero si quieres preparar una crema de verduras light lo mejor es que prescindas de ella. ¡Te quedaría buenísima igual!

Lo bueno de estas cremas es que podemos adaptarlas al gusto de cada cual y también a las hortalizas que estén de temporada, de esta manera siempre tendrán el mejor sabor y los nutrientes asegurados.

Por ejemplo, podemos escoger calabacín, calabaza, zanahorias, puerros, nabos, patatas, brócoli… Después las limpiamos, troceamos y las rehogamos en una olla con aceite de oliva. Cuando ya empiecen a pocharse y a coger un color dorado ya podemos añadir el agua o el caldo y dejarlo cocinar tapado durante unos 15 o 20 minutos.

Cuando ya está todo cocido, se puede quitar un poco del líquido de la cocción si queremos que quede más espeso o dejarlo si queremos que la crema no tenga tanta consistencia. Por último, se tritura todo con la batidora y ya se puede servir.

Este tipo de crema de verduras para dieta es ideal también para cuando no queremos comer demasiado y nos apetece algo sabroso pero muy ligero. Aunque si quieres hacerla más completa puedes añadir unos brotes, frutos secos, picatostes o huevo.

Deliciosas recetas de cremas de verduras

A estas alturas seguro que ya estás convencido de que este plato es uno de los más nutritivos, sencillos y apetitosos que existen. Y no estás equivocado, lo único que ahora toca la difícil decisión de elegir con qué ingredientes la vas a preparar. Si tienes peques en casa esta comida es también una forma ideal de que se acostumbren a comer hortalizas y muchas de las que encontrarás a continuación seguro que les encantan. Por ejemplo, la crema de maíz con espinacas, que tiene un punto dulzón que les sorprenderá, o la crema de puerro y pollo, una crema de verduras para niños súper completa.

Si quieres más ideas de crema de verduras una receta que te gustará descubrir por su sencillez y sabor es la crema de calabaza y zanahoria. Aunque la puedes hacer en cualquier momento del año, te recomendamos disfrutarla más cuando estas hortalizas están de temporada, así te saldrá mucho más gustosa.

Prepararla no tiene mucho misterio. Tan solo se tienen que limpiar bien la calabaza y pelar las zanahorias, y cortar las verduras a trozos. Después y en una olla grande ya se puede sofreír ajo con unas cucharadas de aceite de oliva, añadir los trozos de calabaza y zanahoria y el caldo. Deja que se cueza durante unos 15 minutos y pasado este tiempo ya las podrás triturar. Rectifica de sal y pimienta y sírvela con semillas mezcladas por encima.

Otra propuesta que te encantará descubrir es la de la crema de espinacas, repleta de vitaminas y nutrientes y con un colorido espectacular. Anímate a prepararla porque basta con lavar las espinacas, escurrirlas y quitarles el tallo, para después dorar el diente de ajo laminado en una olla con la mantequilla y un chorro de aceite de oliva.

Entonces será el momento de poner las hojas de espinaca en la olla, reservando algunas para decorar. Añade entonces el caldo y deja cocer durante 3 minutos. A continuación, pon la leche, la mitad de un bote de nata y cocina unos minutos más. Agrega los quesitos y ya puedes trituar y colar la crema. Para ponerle el broche final saltea las hojas de espinaca que has reservado con un chorrito de aceite de oliva y sirve la crema con unas espinacas salteadas por encima y unas gotas de nata para decorar.

Y ahora descubre recetas tan ricas como estas en nuestro recopilatorio. ¡Qué las disfrutes!

RECETA DESTACADA

Crema de Calabacín

Crema de calabacín Receta Destacada

61 Votos

¿Sabías que el calabacín procede de la misma familia que la calabaza, la sandía o el melón? Pues sí, son las cucurbitáceas, una de las características de estas plantas es que sus frutos son de un tamaño considerable y con una corteza dura. En el caso del calabacín, es una hortaliza de gran sabor, que podemos comer tanto cruda como cocida, y que por su alto contenido en agua y fibra es perfecta para ayudarnos a guardar la línea.

La crema de calabacín es una receta muy versátil, ya que es una verdura de sabor suave resulta perfecta para combinarla con otros ingredientes y así adaptar la receta al gusto de todos. 

Los peques de la casa, en general, son reacios a comer verduras. Sin embargo, servidas como una sopa o crema hacen que sean mucho más fáciles de comer, y así se benefician de un plato saludable, nutritivo y sabroso. Además, una de las grandes ventajas de las cremas sopas es que las podemos tomar tanto frías como calientes, por lo que pueden ser sin problema primer plato durante todo el año.

A la hora de preparar las cremas de verduras lo mejor es optar por hortalizas de temporada, ya que estaremos aprovechando su mejor momento y sus beneficios.

Una buena muestra es la receta que te invitamos a preparar hoy: crema de calabacín. Un plato riquísimo que reconforta en los días más fríos y en los más cálidos sirve para refrescarnos.

Pero si queréis dar un toque diferente de la clásica receta de crema de calabacín podéis preparar una crema de calabacín al Roquefort, simplemente añadiendo un poco de queso azul. Una manera diferente de degustar este plato tan sano y nutritivo, dando alegría a tus comidas diarias y sorprendiendo con preparaciones más originales y sabrosas. 

¡Perfecta para esos días en los que te apetece comer algo ligero!

Cómo hacer crema de calabacín

Lava bien los calabacines y trocea el calabacín, la cebolla, el puerro y la patata en dados. Calienta el aceite de oliva virgen extra en una cacerola y rehoga la cebolla picada y el puerro. Añade la patata y los calabacines y rehoga durante 5 minutos más, hasta que el calabacín tome un poco de color. Añade un vaso de agua y una pastilla de Avecrem para que te quede súper sabrosas y déjalo cocer durante unos 20 minutos.

Retira del fuego y tritura con la batidora hasta que quede una textura cremosa. Finalmente, vierte la crema de leche y mezcla suavemente. Sazonando con pimienta.

Las propiedades del calabacín

calabacín o zucchini o zapallito pertenece a la familia de las calabazas pequeñas, en términos gastronómicos se  le considera como un vegetal, pero al igual que el tomate, botánicamente es una fruta, está compuesto de un 95% de agua. 

Su nombre científico es Cucurbita pepo y es originaria de Centro América y sur de Estados Unidos, que junto con otras especies emparentadas forman un grupo de especies de calabazas cuyas variedades cultivadas, de las que se cosecha su fruto maduro o inmaduro, poseen usos culinarios indistinguibles.

Este alimento no tiene ningún contenido calórico. En estudios realizados con este producto, se ha demostrado que 100 gramos, de calabacín sólo aportan 15 gramos, de calorías, pero en cambio contiene una muy buena cantidad de minerales y oligoelementos, también contiene el fósforo, el potasio, el magnesio y el calcio. ¡Este sí que es un súper food! Crudo o al vapor es la mejor manera de aprovechar todos los beneficios y las propiedades del calabacín. No se recomienda guardarlo más de cinco días.

¿En que nos beneficia el calabacín?

Para poder obtener todos sus beneficios, el calabacín debe ser cocido al vapor; también se puede comer crudo. Entre los beneficios más importantes del calabacín encontramos que este producto alimenticio contiene todo lo necesario para proteger el sistema cardiovascular.

Por su alto contenido en vitamina C es un gran antioxidante, combate las inflamaciones, controla los problemas de asma y beneficia la visión. El calabacín además posee una muy buena cantidad de vitaminas excelentes para la buena salud y apariencia de la piel. También se debe tener en cuenta que no se debe pelar.  Contiene pocas calorías, está compuesto en su mayoría por agua, ideal para adelgazar. Hay que aclarar que estos aportes los podemos obtener cuando el vegetal está en su punto óptimo de madurez; la pectina que este vegetal contiene la hace muy suave a la hora de cocerla cuando todavía no está bien madura; en cambio si ya está bien madura su contenido de fibra es mayor, por esta razón contiene mucha celulosa. Ayuda a mantener los huesos saludables debido al alto contenido en magnesio y fósforo. Protege las células, previene el cáncer de colon y fortalece el sistema cardiovascular. 

Además por el contenido tan alto en fibra este producto es muy bien recomendado para tratar los problemas de digestivos. Esta verdura es rica en fibras, ya que contiene entre 0,5 gramos y 1,5 gramos en los mismos 100 gramos. Evita la retención de líquidos y fortalece el sistema nervioso.

  • 20-40 min
  • 6
  • Ingredientes

  • 200 ml

    de agua

  • 100 ml

    de crema de leche

  • 30 ml

    de aceite de oliva virgen

  • 1 pastilla

    de Avecrem Caldo de Pollo

  • 3

    calabacines medianos

  • 1

    patata grande tipo Monalisa

  • 1

    cebolla

  • 1/2

    puerro

Recetas Crema de Setas

Crema de setas

  • 20-40
  • 4
  • Media
  • Primer plato

Recetas Crema de verduras

Crema de verduras

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Crema

Crema de patata y requesón

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato

Recetas Crema de puerros

Crema de puerros

  • 20-40
  • 4
  • Fácil
  • Primer plato