10 platos (y sus trucos) para comerte la Navidad

(4)

¿Llevas semanas navegando por Internet intentando crear tu menú navideño? ¡Ya puedes parar! Hemos recopilado 10 platos para comerte la Navidad sin que se convierta en un suplicio para ti. ¿Nos acompañas?

Para el aperitivo…

 Buñuelos de langostinos

Los buñuelos son una tentación difícil de resistirse y son perfectos para formar parte de una aperitivo en una comida o cena festiva. Pueden parecer un plato algo difícil, pero nada más lejos de la realidad, ya que son bien sencillos. La clave del plato es conseguir que no se deshagan al freírlos. ¿Quieres saber cómo conseguirlo? ¡Aquí estamos para ayudarte!

Canapés variados

No nos engañemos, en Navidad es tiempo de canapés y aperitivos salados. Por eso te proponemos cuatro maneras distintas de sorprender a tus invitados con un aperitivo original y sorprendente. Si lo que quieres es que tus canapés tengan un acabado profesional, te explicamos cómo puedes conseguirlo sólo con un poco de gelatina.

Chips de salmón y bacalao

Nada mejor que un aperitivo original de pescado para comenzar la comida. Estos chips de salmón y bacalao son, además de riquísimos, mucho más fáciles de preparar de lo que te puedes imaginar. El único reto puede ser retirar la piel del bacalao, ¡pero incluso para esto tenemos la solución!

Para el primer plato

Milhojas de bacalao y verduras asadas

En ocasiones las comidas navideñas pueden ser copiosas, por eso no está de más proponer variantes más ligeras, como esta ensalada tibia. En ella usamos verduras pequeñas, y a no ser que tengas el cuchillo más afilado del mundo para pelarlas, te interesará este truco que nos han contado para hacerlo.

Almejas en salsita

Hemos estado pensando si esto era un aperitivo, un primero o un segundo. Y como es una mezcla de los tres, hemos decidido ponerlo en el medio: como primer plato. Si la elección del vino es una de las claves para conseguir que este plato triunfe, escoger las almejas también lo es. Por cierto… ¿sabías que puedes encontrar almejas salvajes y almejas de vivero? Pues sí. Te contamos cómo puedes diferenciarlas.

Milhojas de calabacín al pesto

Te preguntarás dónde está la escudella y el cocido. Pues si quieres los puedes encontrar aquí y aquí, pero en este menú hemos prescindido de ellos. Con las hortalizas se pueden hacer auténticas maravillas culinarias, y estamos convencidos que el calabacín es una de las más versátiles en la cocina. En esta receta te explicamos cómo prepararlos al vapor y también te dejamos un truco para que consigas una textura y color estupendos. Una propuesta sana y vistosa para estas navidades.

Para el segundo plato…

Rape con cebolla y gambas

Nos hemos puesto exóticos para la primera propuesta del segundo plato. Hemos elegido un pescado especialmente sabroso para mezclarlo con una salsa de tintes tropicales (ideal para combatir el frío, ni que sea mentalmente) y un puré de hortalizas delicioso. La combinanción sorprende, pero más os sorprenderá la propuesta que nos han hecho para darle un contraste impresionantemente exquisito.

Pechuga de pato con granada

Si lo tuyo es la carne, esta receta te encantará. El pato es de esas carnes que “hacen fiesta”, como dirían nuestras abuelas. Por eso creemos que si lo preparas siguiendo las indicaciones de nuestros chefs, lograrás un segundo plato con un sabor exquisito y un ligero toque fresco de granada que sorprenderá a todos. 

Hojaldre de pescado

Los niños esperan la Navidad con impaciencia. No por la comida, no nos engañemos, sino por todos los regalos que les traerán Papa Noel o los Reyes Magos. Pero vamos a hacer que disfruten en la mesa con este plato infantil. Además, será la excusa perfecta para que coman pescado, que ya sabemos que a veces les cuesta un poquito. Si eliges la parte correcta del pescado para el relleno, te ahorrarás un poco de dinero.

Y para postres…

Turrón de Alicante

En esto seguro que hay consenso: una Navidad sin turrón es como un verano sin sol, o como una montaña sin árboles, o como una sopa sin Caldo Casero Gallina Blanca… Lo mejor de todo es que puedes prepararlo en casa y disfrutarlo con toda la familia. Por cierto, seguro que tienes tu propia técnica para separar la clara de las yemas, pero es posible que no sea tan segura ni higiénica como esta que nos han contado.

Valora este artículo