Hay muchas épocas para preparar una receta de buñuelos: todos los Santos, Semana Santa, San José… pero en realidad se pueden hacer en cualquier momento del año si sabes cómo prepararlos. Aquí encontrarás las recetas de buñuelos más típicas como la de bacalao o la de viento, pero también otras de más creativas como las de calabacín, calabaza y otros deliciosos ingredientes.  

Son un postre exquisito y, también, una tapa salada bien sabrosa. A pesar de su pequeño tamaño, no son más que una mezcla justa de harina, agua, leche, huevo o levadura con otros ingredientes que se fríen en abundante aceite. A partir de ahí podemos dejar volar la imaginación porque los podemos adaptar a todo tipo de paladares. Desde los buñuelos dulces de membrillo, manzana o limón, a los elaborados con queso, espinacas, calabazas o langostinos.  

Ver más...

Los buñuelos llevan en nuestra gastronomía desde la antigüedad, por lo que no es extraño que nos gusten tanto. De hecho, ya se tenía constancia de ellos desde el siglo II a.C. en la que receta de buñuelos se hacía juntando harina y queso, y después haciendo unas bolas que se freían y se untaban con miel y semillas de amapola. Igualmente este tipo de elaboración no solo está presente en nuestra cocina sino que forman parte de otras muchas como la colombiana, la mexicana o la cubana.  

Antes de descubrir todas nuestras recetas de buñuelos, también te recomendamos que le eches un ojo a nuestro repertorio de recetas de primavera, ¡exquisitas! Te encantarán también todas las recetas con calabaza que te proponemos al igual que las de bacalao. ¡Mira la que más te guste y lánzate a hacerla! Es sencillísimo. 

Receta destacada

Buñuelos de viento

(24)

Un clásico del Carnaval y de la festividad de Todos los Santos son los buñuelos de viento. Un dulce que no falta en muchos hogares españoles durantes estas fechas, y mucho menos en las pastelerías del país. Ver Receta...

Ingredientes

  • 250 c.c. de agua
  • 150 gr. de harina
  • 100 gr. de mantequilla
  • 2 cdas de azúcar
  • 3 huevos
  • Azúcar y canela molida
  • Aceite
  • Sal
  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Cómo hacer buñuelos caseros

¿Sabes cómo hacer buñuelos caseros? ¡Que no te asuste, que es muy fácil!  

Lo primero es elegir si los vas a hacer dulces o salados. Elaborar la masa de los buñuelos dulces es bien sencillo, ya lo verás. Lo primero es verter en un caza la proporción de agua según el número de buñuelos que queramos hacer. A continuación, se añade un poco de sal y mantequilla. Deja que la mezcla hierva mientras lo vas removiendo. Pon la harina y sigue mezclando hasta conseguir que la masa quede bien integrada y un poco seca. Después colócala en un recipiente amplio fuera del fuego y añade 5 huevos de uno en uno. Sigue trabajando la masa hasta que veas que cae en forma de cinta, señal inequívoca que está lista.  

Ayudándote con una cuchara coge un poco de masa y añádela a la sartén con aceite bien caliente. Cuando veas que ya están hinchados y dorados quiere decir que están listos. Para que no resulten pesados ponlos encima de papel absorbente para que el aceite que sobre se quede allí. Ten en cuenta que los buñuelos de viento no sean demasiado grandes, de hecho, suelen ser pequeños, de unos 3 cm de diámetro. Si ves que te es más cómodo puedes hacer las bolas con las manos o si no con dos cucharas.  

Si es la primera vez que los haces o ya no te acuerdas de la última ocasión que los hiciste ten en cuenta este consejo esencial. Y es que se tiene que vigilar bastante la temperatura del aceite, ya que de eso va a depender el éxito o el fracaso de nuestros buñuelos. Lo importante es que la masa se mantenga a flote, que no se hunda ni se seque porque el aceite está demasiado frío o caliente, respectivamente. Por otro lado, si quieres rellenar los buñuelos de viento hazlo a posteriori a través de hacer un pequeño agujero. Mira en nuestros destacados que te explicamos el paso a paso también de cómo hacer buñuelos caseros salados. 

Recetas de buñuelos de viento

¿Quieres recetas de buñuelos al viento? ¿Sabes por qué te llaman así? ¡Te lo contamos!  Se llaman así porque en realidad están vacíos y contienen grandes burbujas de aire en su interior. Así están bien ricos, pero si se prefiere se pueden rellenar de crema, boniato, chocolate, higos secos o quesos. Si los has probado sabrás que son ideales tanto en el desayuno, merienda o como capricho después de comer.  

En Valencia es muy tradicional comerlos en su fiesta más conocida, las Fallas, en la que destacan los buñuelos de calabaza. Mientras que en las islas Baleares los consumen en diferentes celebraciones y lo habitual es que lleven patata, boniato, higos secos o queso de Mahón. En Semana Santa se comen sobre todo en Madrid y en Andalucía, y son toda una delicia.  

Además de las recetas de buñuelos de viento que encontrarás aquí, también te contamos que los de bacalao son los más clásicos. Los buñuelos de bacalao son muy populares en los países mediterráneos, en especial, en España y Portugal. Se elaboran con bacalao desalado y desmigado y con una mezcla, o bien de agua o leche, harina y huevos, o con patatas y huevos. Para darles algo más de sabor se les añade ajo y perejil.  

Son perfectos, al igual que las croquetas, como aperitivos y también para aquellas personas a las que les cuesta más comer pescado. ¿Cómo se preparan? Pues es bien fácil. Lo primero es cocer los filetes de bacalao unos 10 minutos en un litro de caldo de pescado. Pasado ese tiempo quítales la piel y las espinas. A continuación, cuece las patatas en gua con sal hasta que queden blandas. Entonces ya las puedes escurrir, pelar y chafar con la ayuda de un pasapurés. Después con una batidora eléctrica tritura el bacalao con las hojas de albahaca y medio vaso de leche durante un minuto. Tienes que obtener una consistencia cremosa. Añade en ese momento el puré de patatas y forma bolas con las manos de unos 3cm de diámetro. Rebózalas luego con el huevo y el pan rallado, y fríelas en aceite abundante, bien caliente, hasta que queden doradas. Por último, escúrrelas sobre papel absorbente y sírvelas bien calientes. ¡Descubre todos! 

Buñuelos dulces

Aunque es cierto que también están estupendos en su versión salada, la verdad es que los más golosos son los más populares. Al cocinarse en aceite y servirse con azúcar por encima pueden parecer a simple vista un postre contundente. Pero lo cierto es que si optamos por los buñuelos de viento, como hemos explicado antes, comprobaremos como la ligereza también puede ser bien gustosa. ¡Aquí también te damos ideas para que los rellenes! Elige lo que más te apetezca.  

En esta sección te proponemos que te prepares la receta de este delicioso postre típico de San José. También unos buñuelos de manzana, que están estupendos, o unos buñuelos de anís. ¿Cuáles te gustan más?  

También te damos un truco para que no se te pegue la masa al freírlos. Antes de freír los buñuelos, ayúdate a darles forma con unas cucharas previamente mojadas. De esta manera, evitarás que las masa de los buñuelos se pegue. Toma porciones del tamaño de una nuez y fríelos con cuidado en aceite bien caliente hasta que se hinchen y se doren.  

Para que sigas descubriendo otras recetas de buñuelos en su versión dulce o salada ahora te invitamos a mirar todas las recetas que no son nada complicadas de hacer y que basta con añadir harina, leche y levadura para formar la masa, empanarlos y freír. El resultado es increíble. ¿Te animas a probarlos? Descubre esta y muchas más recetas de buñuelos en este apetitoso recopilatorio. Te aseguramos que se te hará la boca agua y a toda tu familia y amigos les va a encantar saborearlos.