Las judías verdes son un fantástico revoltijo de nutrientes, vitaminas y minerales de gran valor medicinal para nuestro cuerpo. Como las patatas, que tan ricas están acompañándolas, llegaron a Europa desde el continente americano y desde entonces son un alimento muy apreciado, tanto frescas como secas. Hoy en día, en nuestros mercados, encontramos principalmente dos variedades: las planas, de sabor más intenso, y las finas y redondas, de sabor más suave. Es muy bueno incorporarlas a nuestros menús, ya que nos aportan múltiples beneficios para nuestro cuerpo.

Ver más...

Un truco que os queremos ofrecer para empezar es que al cocer judías verdes es mejor diluir la sal en el agua antes de poner en ella las judías, así no se resecan y quedan con un color más brillante. Además, si quieres cocer judías verdes y tardan mucho en ablandar añádeles un poquito de bicarbonato, eso hará que estén mucho más rápido. Ahora que ya conoces estos trucos y sus propiedades te invitamos a descubrir recetas de judías verdes.

Para empezar, os proponemos hacer una receta de judías verdes con tomate. Primero pondremos a cocer las judías verdes cortadas como se prefiera, y las limpiamos en agua hirviendo con una pastilla de Avecrem Caldo de Verduras -30% de sal. Rehogamos en una gota de aceite de oliva, los ajos fileteados y la cebolla cortada en juliana, cuando esté pochadita añadir el bacón en tiritas y seguimos rehogando hasta que pierda toda la grasa y se ponga crujiente. A continuación, añadimos las judías verdes salpimentamos y rehogamos todo junto. Ponemos 2 u 3 cucharadas de Tomate Frito Gallina Blanca. Para finalizar, movemos todo bien bajando el fuego para que no se queme el tomate y añadimos también un chorrito de vino blanco. Ahora ya te hemos enseñado las bases, a continuación, te mostraremos más recetas para hacer con judías. Puedes mirar también estas para hacer con espinacas y cebolla.

Receta destacada

Judías verdes redondas con tiras de puerros salteados

(13)

Si acostumbras a comer fuera por trabajo lo más seguro es que te lleves con regularidad el táper al trabajo. En estos casos, muchas veces, acabamos cayendo en los mismos platos de siempre y en ocasiones en elaboraciones poco saludables. Sin embargo, aunque vayamos con el tiempo justo se pueden hacer recetas a la vez sabrosas, Ver Receta...

Ingredientes

  • 100 g de judías verdes
  • 50 gr. de tomate
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cda de aceite de oliva
  • 1 pastilla de

    Avecrem Dúo Legumbres Estofadas

  • 0,5 puerro
  • 0,25 de cebolla
  • Pimentón
  • 20-40 min
  • Fácil
  • 1 persona

Como ya hemos como hemos comentado las judías van muy bien con las patatas. Vamos a empezar con una deliciosa receta de judías verdes con patatas y refrito de ajos. Primeramente limpiamos las judías verdes quitándoles las puntas y con un, pela patatas u con un, cuchillo los hilos de los costados, después las partimos por la mitad a lo largo y por último las pasamos por agua fría al chorro del grifo para que queden bien limpias, escurrirlas, poner una cazuela al fuego con abundante agua para ir cociendo las judías, cuando el agua empiece a hervir echamos las judías verdes, sazonamos con una pastilla de Avecrem Caldo de Verduras -30% de sal y le echamos 2 cucharadas de aceite de oliva, que hiervan hasta que estén muy tiernas.

Pelamos las patatas y las limpiamos pasándolas por agua y luego las secamos con un paño de cocina, ponemos una cazuela al fuego y cuando empiece a hervir echamos en ella las patatas troceándolas con un cuchillo, pero no partiéndolas, sino cascándolas en trozos un poco hermosos, sazonamos con la otra pastilla de Avecrem Caldo de Verduras -30% de sal y que cuezan hasta que estén blandas.

Mientras pelamos los ajos y los cortamos en láminas finas. Cuando vemos que las judías verdes y las patatas están ya cocidas y tiernas, ponemos una sartén al fuego con 8 cucharadas de aceite y las láminas de los ajos a que se doren junto con la guindilla, mientras escurrimos las judías verdes y las colocamos en una fuente, escurrimos las patatas y las colocamos en la misma fuente, pero sin mezclar, a un lado de las judías verdes, cuando el ajo este dorado echamos el refrito por encima de las judías verdes y las patatas

Si queréis añadirles un toque a vuestras judías, un buen ingrediente extra es el jamón. Para cocinarlas así es muy fácil. Tenéis que empezar por poner en el fuego una olla con abundante agua. Cuando rompa a hervir, echar las judías lavadas y cortadas a trozos de 3 o 4 cms. Tras esto dejarlas cocer unos 12 minutos con las dos pastillas de Avecrem Caldo de Carne -30% de sal. Escurrir y reservar. Mientras tanto podéis cortar el jamón y picar finamente la cebolla. En una sartén grande tendréis que calentar el aceite y pasar la cebolla y los ajos picados. Cuando estén dorados, será momento de añadir el jamón y por último las judías verdes. Entonces lo tendréis que cocer todo 5 minutos.

Otra forma de incorporar un poco de proteína a nuestras judías es hacerlo con pollo. Para empezar, hervimos las judías verdes tal y como indica el envase, añadiéndole las pastillas de Avecrem Caldo de Verduras -30% de sal. Escurrimos y reservamos. Picamos la cebolla, la ponemos en una sartén con aceite de oliva, la pochamos, añadimos la carne picada. Añadimos sal y pimienta. Cuando la carne este doradita, añadimos las judías verdes. Lo dejamos todo al fuego hasta que esté bien dorado y hecho. A continuación, servimos. Para los vegetarianos se puede sustituir el pollo por alguna proteína vegetal como el seitán o el tofu.

Aquí va un truco a la hora de cocer judías verdes. Al cocer judías verdes es mejor diluir la sal en el agua antes de poner en ella las judías, así no se resecan y quedan con un color más brillante. Esperemos que te hayan gustado estas maneras de incorporar carne a tus judías. A continuación, te dejamos con más recetas al microondas y para cocinar al vapor.

Como ves las posibilidades de cocinar con judías verdes son prácticamente infinitas. Hoy queremos proponerte una manera distinta de incorporarlas a tus platos, así que te hablaremos de hacerlo como guarnición para puna deliciosa merluza al horno con verduras.

Empezamos nuestra merluza en papillote con verduras preparando todas las verduritas para el horno. Primero, pela y corta la zanahoria y la parte blanca del puerro en una juliana gruesa. Corta también la judía perona y el calabacín en una juliana más finita.

Pon agua a hervir en una cazuela y añade la pastilla de caldo y las verduritas cortadas: primero las judías, al cabo de un minuto las zanahorias, en un minutito más añades el puerro y al cabo de otro minutito, el calabacín.
Retira todas las verduritas del agua con una espumadera y deja escurrirlas bien. ¡No tires el agua con el que has hervido las verduras! Vamos a usarlo para hacer una salsita para nuestro pescado. Añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra al caldo y déjalo reducir un poco al fuego.

Empezamos a preparar las papillotes en las que cocinaremos el pescado y las verduras. ¿Sabes cómo preparar una? En general, puedes hacerlas tanto con papel de hornear como papel de aluminio, solo en el caso que añadas limón o algún ingrediente ácido a la receta te desaconsejamos hacer tu papillote con papel de aluminio.

Coloca las verduras escurridas en la base y la merluza por encima, ligeramente pincelada con el caldo reducido. Cierra tu papillote y hornea unos 10 minutos a 200ºC. Sabrás que tu plato está listo cuando se hinchen las papillotes. Sirve caliente y, si las has preparado con papel de hornear, puedes servirlas en la misma papillote encima del plato. Esperemos que con estas recetas hayas cogido ideas de como incorporar judías a tus platos. Por si quieres más ideas de recetas te dejamos aquí recetas de purés.