Judías verdes y cebollas estofadas

Tenemos suerte de que a la cocina le basten unos pocos y humildes ingredientes para conseguir platos deliciosos. Y es que no hace falta complicarse la vida entre fogones para comer bien. Unas sencillas judías verdes y cebollas hervidas pueden ser un auténtico manjar.Ver más...

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Judías verdes y cebollas estofadas

  • Desmenuza el queso feta.

    PASO 1

    Desmenuza el queso feta.

  • Lava las judías verdes y elimina con cuidado la punta.

    PASO 2

    Lava las judías verdes y elimina con cuidado la punta.

  • Cocina por unos minutos las cebollas y judías verdes en caldo de verduras. Escurre y luego déjalo freír en aceite de oliva virgen extra, y cocina por 3 minutos. Añade la salvia finamente picado y pimi

    PASO 3

    Cocina por unos minutos las cebollas y judías verdes en Caldo Casero de Verduras 100% Natural. Escurre y luego déjalo freír en aceite de oliva virgen extra y desmenuza la pastilla de Avecrem. Cocina unos minutos. Añade la salvia finamente picado y pimienta recién molida. Por último, incorpora el queso feta desmoronado y sirve.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Judías verdes y cebollas estofadas

El Truco: verduras sin exceso de sal

Cocina la cebolla en el caldo de verduras durante unos 5 minutos, después añade las judías verdes y cocina otros 5 minutos más. Escurre las hortalizas, corrige de sal y saltéalas con aceite de oliva. Al haber cocinando las verduras en el caldo, tendrán más sabor y no hará falta usar mucha sal en la receta.

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

En la receta de hoy les hemos dado un plus de creatividad que te va a encantar.

Estas judías verdes y cebollas estofadas son muy fáciles y rápidas de hacer. Solo hace falta hervir las hortalizas con caldo de verduras, escurrirlas y saltearlas con los aromas de la salvia fresca. El toque especial se lo da el queso feta desmenuzado con el que se sirve el plato. Está riquísimo frío como caliente. 

Si te encantan este tipo de platos pero buscas una receta algo más completa y que sea un perfecto plato único, te recomendamos la de judías verdes con pechuga de pollo. ¡Riquísimo!