¿Se pueden congelar crudas las judías verdes?

¡Claro! Las judías verdes pueden congelarse sin ningún problemas. Es más, hacerlo en temporada supondrá un ahorro considerable, a parte de que tendrás judías ricas a tu disposición por más tiempo. Lávalas, quítales las partes duras y congélalas. Así de práctico. No hace falta que les des un hervor. ¡Ah! Y sentimos decirte que congelarlas junto a patatas no es una buena idea. La explicación es sencilla: la textura de las judías aguanta mucho mejor el frío de la congelación que la de las patatas que pueden perder su textura y volverse gomosa debido al almidón que contienen.