JUDIAS

Para que las judias te queden mucho más tiernas, ponlas a hervir en agua fría y cuando empiecen a hervir, escurre y cambia de nuevo el agua. Funciona.

Valora este truco