Tartaleta de bimi con bacon y bechamel

¿Has oído hablar del bimi? Es una hortaliza que se ha puesto muy de moda en los últimos años. Pero más allá de tendencias es una verdura súper sana y deliciosa. En realidad, es un híbrido natural surgido de la unión del brócoli con la col china.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Tartaleta de bimi con bacon y bechamel

  • Cómo preparar Tartaleta de bimi con beicon y bechamel- Paso 1

    PASO 1

    Extiende la pasta brisa, córtala en círculos y ponlos en moldes pequeños. Hornéalos durante unos 5 minutos a 180 grados. Pincha la masa para que no crezca demasiado.

  • Cómo preparar Tartaleta de bimi con beicon y bechamel- Paso 2

    PASO 2

    Prepara Mi Salsa Bechamel Gallina Blanca con 400 ml de leche fría en una olla. Lleva a ebullición sin dejar de remover. Baja el fuego hasta que la salsa ligue.

  • Cómo preparar Tartaleta de bimi con beicon y bechamel- Paso 3

    PASO 3

    Saca los moldes del horno y rellena con nuestra salsa bechamel, unos taquitos de bacon ahumado, unas ramitas de bimi, un poco de queso rallado y unas virutas de mantequilla. Hornea hasta que el queso esté dorado, entre 10 y 15 minutos a 180 grados.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Tartaleta de bimi con bacon y bechamel

El Truco: pasta brisa para que quede perfecta

Para que la pastas como la brisa nos quede perfecta lo mejor será hornearla primero sin relleno. Para ello hornea la masa y unas legumbres secas para que con el peso la masa no se levante ni se caiga. Hornea la masa con las legumbres hasta que esté crujiente y luego ya estará lista para poner el relleno.

pasta brisa para que quede perfecta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

Se pueden hacer muchísimas recetas con bimi. Sin embargo, en esta ocasión, queremos que pruebes esta exquisita tartaleta de bimi con bacon y bechamel. Son perfectas para sorprender a tus invitados con aperitivos diferentes y súper sabrosos.

Además, es un plato que no presenta ninguna complicación y que podrás tener listo en poco tiempo. De hecho, es perfecto tanto si tienes que organizar la comida como si la llegada de tus invitados ha sido imprevista. Sigue el sencillo paso a paso y con unos ingredientes humildes y riquísimos tendrás una receta irresistible.

Bimi o brócoli, ¿es lo mismo?

Aunque tengan cierto parecido y compartan algunas propiedades lo cierto es que son verduras diferentes. El bimi, por ejemplo, se caracteriza por tener un sabor delicado, dulce y suave que queda bien con muchísimos ingredientes, a la vez que aporta un plus de sofisticación. Y si el florete nos recuerda al brócoli, lo más probable es que cuando probemos el tallo también encontremos similitudes, en este caso, con el espárrago verde.

Más allá de las curiosidades esta nueva verdura resulta adecuada para todo tipo de dietas, en especial, aquellas que buscan perder peso, ya que contiene una buena aportación de fibras y ácidos linoleico. Además, con solo consumirla unas tres veces por semana será suficiente para aprovecharnos de sus extraordinarios beneficios.

Ahora ya sabes qué es el bimi pero quizás te preguntes, ¿cuál es su origen? Pues tenemos que ir hasta Japón donde se produjo este cruce en los años noventa. En esa época se popularizó en Estados Unidos y ahora llega a Europa. Aquí lo podrás encontrar como bimi, pero también se lo conoce como “baby broccoli” o “broccolini”.

Por otro lado, parece que el bimi no será el único híbrido entre la col china y el brócoli que se espera obtener ya que también se está investigando en nuevas variedades y cruces naturales que aporten nuevos sabores, texturas y propiedades. ¡Estaremos atentos!

Las excelentes propiedades del bimi

Esta hortaliza es una buena fuente de antioxidantes y ácido fólico en cantidades superiores a las que se encuentran en las espinacas, los espárragos verdes, el brócoli y la col rizada. Pero no se acaba aquí sino que también es destacable su aporte de glucosinoaltos, un potente agente anticancerígeno y de sinigrina, que ayuda a eliminar las células precancerosas.

Algunos estudios científicos que se han llevado a cabo sostienen que el consumo de bimi, como también ocurre con el brócoli, puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares y la formación de cataratas. Destacar también su poder antiinflamatorio y antioxidante. Y lo mejor es que todos estos compuestos son mucho más fáciles de absorber por nuestro cuerpo que si tomamos brócoli o coliflor.

Lo floretes contienen mucha fibra dietética, proteínas y minerales, en concreto, magnesio, calcio, hierro, cobre y zinc, así como ácido a-linoléico, un ácido graso esencial Omega 3. Por último, es rico en vitaminas del grupo B y contiene un importante aporte de vitamina C en cantidades que superan a las de la conocida naranja. Tiene también unos compuestos vegetales que actúan como probióticos, indispensables para el buen funcionamiento de la flora intestinal.

¿Qué te parece?

Aunque preparar recetas con bimi no es aún una costumbre en nuestro país, lo cierto es que esta verdura se cultiva desde hace tiempo en nuestro territorio y también en el Reino Unido. Su cultivo se asemeja al del brócoli, pero se diferencia a la hora de recolectarse, ya que se hace de forma regular, cada 2 o 3 días, recogiendo unos pocos floretes cada vez.

Una vez recolectados los floretes se enfrían y se conservan a esta temperatura durante el acondicionamiento, transporte y comercialización para que así puedan llegar en buenas condiciones a nuestras mesas y conserven sus estupendas propiedades.

¿Cómo cocinar bimi?

Al ser una verdura relativamente nueva es probable que no sepas cómo podrías prepararla. Además de la receta de hoy que es toda una delicia puedes elaborar muchos platos más. Por ejemplo, un salteado con setas y jamón, en una tortilla, como guarnición para el pescado, con legumbres o en una ensalada templada. ¿Cuál te gustaría probar primero?

A la plancha, cocido, al valor o incluso crudo. Los métodos de cocción para cocinar esta verdura son de lo más variados y cada uno de ellos ofrece un sabor bien singular. Aunque si quieres optar por la opción más popular y que mejor conserva sus propiedades te recomendamos escaldarlo unos 3 minutos en agua hirviendo con una pastilla de Avecrem para que quede más sabroso. Después escúrrelo y ya lo puedes utilizar en la propuesta de hoy, por ejemplo, o en otras muchas recetas con bimi. ¡Anímate a probarlas!

Como consejo te recomendamos cortar el último centímetro de los tallos, y cocer éstos enteros o a trozos. Cuando los cuezas también enfríalos en un bol con agua con hielo. De esta manera, detendrás la cocción y no perderán su color verdoso.

Como ves hay muchísimas maneras de disfrutar de esta apetitosa verdura. Te invitamos a que después de que disfrutes de la tartaleta, experimentes en la cocina con nuevas formas de preparar esta hortaliza y aprovechar al máximo todas sus propiedades.

¿Dónde comprar bimi?

Con tantas ventajas y opciones para prepararlo seguro que ya tienes muchísimas ganas de ponerte con las manos en la masa. Encontrarlo no es tan fácil como sí ocurre con otras verduras pero, por lo general, los grandes supermercados ya lo empiezan a vender dada la considerable demanda.

Esperamos que con lo fácil que es preparar recetas con bimi y las múltiples propiedades que aportan te animes a preparar la deliciosa tartaleta de bimi con beicon y bechamel. Ya verás como después de probarla tienes ganas de más. Por eso, te invitamos a seguir añadiendo esta saludable verdura a tus comidas y sorprender a los tuyos con platos bien gustosos. ¡Que aproveche!