Hojaldre con tomate, champiñones, kale y queso de cabra

El hojaldre es un ingrediente muy versátil, que nos permite preparar muy fácilmente platos originales y muy sabrosos. Se trata de una pasta suave y ligera, que combina bien con todo tipo de alimentos, tanto dulces como salados.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Cómo hacer Hojaldre con tomate, champiñones, kale y queso de cabra

  • Cómo preparar Hojaldre con tomate, champiñones, kale y queso de cabra- Paso 1

    PASO 1

    Precalienta el horno a 200 °C. En un sartén, fríe unos 5 minutos el kale troceado con los champiñones. Lava uno de los tomates, pélalo y córtalo a trocitos.

  • Cómo preparar Hojaldre con tomate, champiñones, kale y queso de cabra- Paso 2

    PASO 2

    Añade los trocitos de tomate y la pastilla de Avecrem Dúo Salsa de Tomate, a la sartén donde has rehogado el kale y los champiñones. Sofríe todo el conjunto un par de minutos más. Cubre un molde con papel para hornear y coloca por encima la masa de hojaldre. Lava el otro tomate, córtalo a rodajas y repártelas sobre la masa de hojaldre. Coloca por encima la mezcla de champiñones, kale y tomate.

  • Cómo preparar Hojaldre con tomate, champiñones, kale y queso de cabra- Paso 3

    PASO 3

    Corta el queso de cabra a láminas y añádelo por encima. Por último, bate los huevos y viértelos por encima del resto de ingredientes. Introduce el molde en el horno y cocina el hojaldre durante 18-20 minutos, a 180 ºC. Pasado este tiempo, saca el hojaldre del horno y sirve templado.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Hojaldre con tomate, champiñones, kale y queso de cabra

A la hora de hacer la masa de hojaldre casera en vez de utilizar agua pon caldo elaborado con una pastilla de Avecrem. De esta manera, no tendrás que ponerle sal y te quedará mucho más sabrosa. 

 

masa de hojalde con sabor
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

Hoy te explicamos paso a paso cómo hacer hojaldre con tomate, champiñones, kale y queso de cabra. Una deliciosa tarta con la que quedarás muy bien si la sirves como primer plato o incluso como entrante o tapa cuando tengas invitados. ¡Seguro que les encantará!

Una base, mil posibilidades

Con esta receta de hojaldre con tomate podrás elaborar una tarta salada exquisita. Como podrás comprobar cuando la prepares, la combinación de sabores que te proponemos en esta ocasión es muy original. La textura crujiente del hojaldre, combinada con la frescura de las verduras y el aroma fuerte del queso de cabra te ofrecen un resultado espectacular.

Kale, una col muy sabrosa

La kale es una col rizada muy sabrosa y nutritiva. Tiene un sabor fuerte y ligeramente amargo, que combina a las mil maravillas con el del queso de cabra. En esta receta de hojaldre con tomate puedes sustituir sin problema esta col por otra verdura, como por ejemplo espinacas, rúcula o calabacín

Si el queso de cabra no te convence, puedes reemplazarlo por un queso de untar de sabor suave, tipo Philadelphia. Y, si prefieres darle un toque final diferente a tu receta de hojaldre con tomate, prueba a añadirle un poco de orégano por encima. 

Una verdura de moda

Ya hace algún tiempo que oímos hablar de la col Kale, y cada vez cobra más protagonismo en nuestra cocina, como lo demuestra la receta de hojaldre con tomate que te presentamos hoy. La Kale es de la misma familia de hortalizas que la coliflor, el brócoli y las coles de Bruselas, y destaca por sus hojas verde oscuro, rizadas y carnosas. Se puede consumir cruda en zumos, batidos o ensaladas, cocida o al horno. ¡De todas las formas está deliciosa!

Como curiosidad destacar que tiene hasta un día propio en el calendario. En Estados Unidos, uno de los países donde se cultiva y en el que está más presente, celebran el National Kale Day el primer miércoles de octubre. No es de extrañar pues que su mejor temporada sea en invierno, de noviembre a marzo, ya que el clima frío hace que sea mucho más sabrosa. 

Sin embargo, la col kale es conocida sobre todo por su importante valor nutricional. Es una hortaliza rica en calcio, magnesio, hierro, potasio y zinc, además de poseer un buen contenido de vitamina C, vitamina E, K y A.

Por otro lado, al ser una hortaliza aún algo desconocida conviene tener en cuenta una serie de consejos a la hora de escoger un buen ejemplar. Lo mejor es optar por aquellas piezas que veamos más consistentes, compactas y con las hojas crujientes. Si observas que tienen las hojas marchitas, partidas o con un tacto leñoso lo mejor es que las descartes ya que podría acabar arruinando tu plato.

Anímate a probar ahora la receta de hojaldre con tomate y con Kale. ¡Te sorprenderá!