Crema fría de tomate, pimiento y albahaca

(3)

Las cremas frías nos ayudan a combatir el calor con ingredientes súper sabrosos. ¿Has probado la crema fría de tomate, pimiento y albahaca? Fácil y deliciosa, va a pasar a estar entre tus favoritas.

  • 20-40 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Crema fría de tomate, pimiento y albahaca

  • Primer paso crema fría de tomate, pimiento y albahaca

    Por norma general, en las cocinas no suelen faltar algunos ingredientes básicos. Lo más probable es que cebollas, ajos, pimientos, caldo, tomate frito y aceite de oliva tengan un lugar en tu despensa. Todos estos alimentos sirven para elaborar innumerables recetas como la de hoy: una rica receta de crema fría de tomate, pimiento y albahaca.

    De hecho, simplemente tendrás que comprar tabasco, albahaca y nata líquida, si no los tienes, ya que no necesitas nada más para ponerte a cocinar este delicioso plato. ¿Estás preparado?

    Pica los pimientos en dados y saltea en un poco de aceite, junto con las chalotas picadas, añade el tomate, la mitad de las hojas de albahaca y el ajo picado. Lo cierto es que la albahaca le da un aroma buenísimo y es una hierba que refresca mucho los platos.

  • Segundo paso crema fría de tomate, pimiento y albahaca

    Ahora pon el caldo y deja cocer tapado durante unos 10 minutos. Sazona al gusto. Agrega la nata, pasa todo por la batidora y cuela.

    Sirve fría con el resto de la albahaca picada, unas gotas de tabasco y un chorrito de nata, para decorar. El tabasco le da un punto picante muy rico y queda muy bien en recetas de cremas.

  • ¡Lo tienes! Disfruta de esta deliciosa receta.

    Estos platos son ideales porque sirven tanto para una cena ligera como para un primer plato de comida. Tú decides cuándo hacerlo, pero son súper sencillas de preparar y nos salvan los días que vamos corriendo. ¡Si tienes una hecha en la nevera, siempre puedes ahorrar un montón de tiempo!

    ¿Lo mejor? Te valen para cuando hace frío o para cuando llega el buen tiempo y queremos refrescarnos, ya que nos ayudan a combatir el calor a la vez que nos alimentamos de una forma saludable. Por ejemplo, toma nota de la receta de crema fría de melón, ¡está exquisita!

    Y si lo que quieres es lucirte, prepara esta crema fría de espárragos con guisantes y salmón. Está llena de vitaminas y no te arrepentirás de probarla. Abajo te dejamos un truco para aprender a esperar las cremas que te quedan un poco líquidas. ¡Facilísimo para arreglarlas!

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema fría de tomate, pimiento y albahaca

Si crees que la crema te ha quedado demasiado líquida hay un truco para espesarla y es añadir medio vaso de crema de leche y remover la mezcla. De esta manera conseguirás la consistencia que buscas.

 

alt=
Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana