Crema de Gambas

La gamba es uno de los crustáceos más consumidos, el cual pertenece al grupo de los crustáceos de cuerpo alargado. A este mismo grupo pertenecen otros mariscos como el langostino o la langosta. Existen muchas variedades de gambas, siendo las más comunes la gamba roja y la gamba blanca.Ver más...

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Información nutricional

  • Energía

    457kcal

  • Hidratos

    23.1g

  • Proteínas

    17.8g

  • Grasas

    59.1g

Cómo hacer Crema de Gambas

  • Pela las gambas y reserva las pieles y las cabezas.

    PASO 1

    Pela las gambas y reserva las pieles y las cabezas.

  • Calienta un poco de mantequilla en una cazuela y a continuación saltea las pieles y las cabezas de las gambas

    PASO 2

    Calienta un poco de mantequilla en una cazuela y a continuación saltea las pieles y las cabezas de las gambas. Añade la harina y deja que se tueste un poco. Agrega el Caldo Casero de Pescado 100% Natural Gallina Blanca y condimenta con una pizca de pimentón. Deja que hierva a fuego lento unos 10 minutos y una vez transcurridos, pásalo todo por un colador.

  • Vuelve a poner el caldo al fuego e incorpórale las colas de las gambas peladas y el jerez.

    PASO 3

    Vuelve a poner el caldo al fuego e incorpórale las colas de las gambas peladas y el jerez. Salpimenta y retira del fuego. Finalmente sírvelo decorado con la nata líquida y con una pizca de pimentón espolvoreado.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Crema de gambas

El Truco: gambas limpias

Para que las gambas queden bien limpias, pélalas y quítales los intestinos. Ayúdate con un palillo y retira los hilitos negros que son visibles una vez peladas. Quedarán perfectas para la preparación de tus platos.

De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

 

Su empleo lo encontramos en gran variedad de recetas de la dieta mediterránea, ya sea como aperitivo o por ejemplo, acompañando un arroz. La receta que proponemos hoy, es una opción diferente para disfrutar de este marisco tan delicioso. 

Puedes tomarla en frío o en caliente y lo ideal es servirla como primer plato, al que puedes acompañar con un plato de pescado, como este Rape al horno con refrito de ajos.