Todos los Santos: cocina y tradición

La gastronomía más típica

Todos los Santos: cocina y tradición

6 Votos | 0 comentarios

Tanto el 31 de octubre como el 1 de noviembre son fechas señaladas en nuestro calendario. Son días que llevan la tradición en su carácter.

Aunque sí que es cierto que desde hace algunos años hemos importado algunas costumbres de la fiesta anglosajona de Halloween, en España también recordamos a los difuntos, eso sí, en una celebración más recogida. Y es en la cocina donde más sobresale la tradición de Todos los Santos, sobre todo, en la repostería con dulces muy golosos que echamos de menos el resto del año. En este artículo hacemos un repaso a la cocina de esta celebración de nuestro país, ¿nos acompañas?

Alimentos otoñales

Quizás los dulces son la cara más conocida de esta festividad. Y es que también es costumbre comer en estos días alimentos propios de esta época como: membrillo, boniatos, castañas y calabazas.

El fruto de membrillo es parecido a un limón, por su color, aunque emparentado con la pera y la manzana, es muy aromático y con muchas propiedades. Lo solemos asociar con lo dulce pero tiene un bajo contenido de azúcares y de calorías, y es un gran astringente, aunque no acostumbramos a comerlo crudo. Lo habitual es prepararlo en mermeladas, compotas o en el conocido dulce de membrillo, pero por qué no también en unas crujientes croquetas de queso o en unos esponjosos buñuelos

receta de croquetas de membrillo y queso

Otra receta que incorpora membrillo es este prensado con queso de cabra, remolachas, nabos y boniatos. Y de hecho los boniatos asados también se suelen consumir mucho en Todos los Santos. Su forma y textura recuerda a la patata, ya que son familia, pero su gusto es mucho más dulce y, por ello, es ideal para elaborar postres, dulces y confituras. Acompañando a los boniatos, en algunas zonas del norte de España se acostumbra también a asar castañas, un fruto muy energético y gustoso, que se puede preparar de múltiples formas: como acompañamiento de carnes, en sopas o incluso en deliciosos postres.

receta de cerdo asado con castanas y uvas receta de vellutata de castanas

 

Pero es la calabaza, la hortaliza más asociada con Todos los Santos, gracias a la influencia de las costumbres anglosajonas. Sus usos en la cocina son infinitos y es buena fuente fibra, minerales y vitaminas.

Hay muchísimos tipos de calabaza, pero podemos diferenciar dos grupos principales: las de invierno y las de verano. La principal diferencia entre ellas es que las calabazas de invierno se recogen cuando están completamente maduras, cosa que no pasa con las calabazas de verano.

receta de crema de calabaza, zanahoria y cardamomo

La calabaza es muy versátil ya que se puede saltear, cocinarla con quinoa o hasta puedes preparar una tarta de calabaza deliciosa.

Con ella podemos elaborar desde una sensacional lasaña, cremas o  purés, para platos de carne o éste delicioso conejo con calabaza y aceitunas.

receta de crema de calabaza con bacalao

receta de conejo con calabaza y aceitunas

Postres golosos

Tosantos, Magosto, Tots Sants… son diferentes maneras de nombrar esta celebración que marca el paso entre octubre y noviembre. Una fiesta donde se acostumbraba a salir al campo, a comer frutos secos de la época, en concreto en Extremadura, donde se sigue haciendo.

Sin embargo, uno de los lugares donde hoy más se aprecia la llegada de esta festividad es en las pastelerías, que se llenan de postres tradicionales. Uno de los dulces más típicos son los pestiños, también consumidos en Navidad, y que se elaboran con harina, aceite de oliva y azúcar. A este postre andaluz también es costumbre añadirle limón, miel y vino de Jerez.

En Cataluña, Valencia y Baleares cuentan con un postre muy tradicional para estos días, los panellets, que en Valladolid se conocen como los empiñonados. Para hacerlos necesitarás azúcar, patata cocida, huevos, almendras y la piel rayada de un limón. Y decorarlos con múltiples ingredientes: piñones, ralladura de coco o de cacao, almendras…

receta de panellets

receta de pestinos

Otra manera no menos dulce y típica de celebrar el Día de Todos los Santos es con los huesos de santo. Si los pestiños tenían forma de lazo, los huesos de santo se caracterizan por tener una forma tubular similar a los huesos, de ahí su nombre. Igual de golosos son los buñuelos, que aunque también son habituales en las fiestas de Semana Santa, son un dulce imprescindible por estas fechas en las pastelerías. Admiten todo tipo de variaciones y salen riquísimos también con manzana y limón.

receta de bunuelos de limon

Por último, otro postre que encantará a los amantes del dulce son las gachas de leche, muy consumidas en Andalucía. Tan solo requieren harina, leche y miel o azúcar, no hace falta mucho más para prepararlas y se pueden aderezar con limón, canela, anís o picatostes.  

Como ves la festividad de Todos los Santos ofrece mil y una formas culinarias de conmemorar este día. ¡Toma nota de las recetas y disfruta de la tradición con los mejores platos!

Para escribir lo que piensas, recuerda que debes formar parte de nuestra comunidad.

Si estás registrado...

Entra
o

¿Aún no estás registrado?

Regístrate