Cómo decorar la paella perfecta

¿Cuántas veces has oído aquello de comer con los ojos? ¿O te has decidido por un plato antes que otro por su aspecto? Y es que es verdad, la vista desempeña un papel fundamental en nuestras decisiones. Por ello, desde hace unos años con la corriente de la nouvelle cuisine y su incorporación en la alta cocina, la presentación de los platos ha cobrado una gran importancia. Para ponerla en práctica te damos los consejos básicos para decorar el plato estrella del verano: ¡la paella!

Inspiración barroca 

Lo que diferencia una buena paella de una mediocre es el uso del arroz adecuado y un caldo lleno de sabor. Con estos dos elementos, se tiene el éxito asegurado, pero para no estropearlo conviene presentar la paella como se merece.

paella valenciana

Sin lugar a dudas, la más vistosa es la paella valenciana por la variedad de elementos que puede contener: pollo, conejo, judía verde, garrofón, alcachofas, caracoles... De hecho, se asocia esta deliciosa receta de paella con el barroco valenciano ya que su apariencia final con tantos ingredientes resultaba muy atractiva para los comensales. Así esta receta te asegura una explosión de color ya que el pollo y el conejo se ven intensificados por el amarillo del azafrán, que a su vez se combina con el verde de las verduras frescas.

El arte de componer 

A la hora de emplatar cualquier comida podemos optar por diferentes composiciones: simétrica, equilibrando las diferentes partes plato; asimétrica, dando más peso a una parte más que a otra; o rítmica, repitiendo algunos elementos principales y alternándolos con otros de menor importancia para dar dinamismo al plato.

receta de paella de bacalao y espinacas receta de paella de calamares y setas

 

Para optar por una composición más clásica conviene adoptar una receta de sabor intenso como la paella de mariscos, donde los distintos ingredientes se disponen de forma circular, ofreciendo una sensación de dinamismo. Es la composición más reconocible, en la que como si fuera un sol, se toma un punto central y a partir de él se van colocando de forma alterna: cigalas, tiras de pimiento asado, gambas, mejillones y almejas. ¡Una verdadera exquisitez!

receta de paella vegetariana

Los detalles, sí que importan 

Todas estas presentaciones no lucirían igual sin los últimos toques finales. Aquí interviene el gusto personal de cada uno: un ramillete de perejil, que da un toque de color al plato o unos gajos de limón. Es verdad que una paella con el sabor intenso de un buen caldo, con ingredientes 100% naturales, no necesita que se le eche limón. No obstante, puede resultar un buen elemento decorativo y con este sencillo truco te ayudamos a crear esa forma tan característica del limón que hemos visto siempre en las paellas de los restaurantes.

receta de paella de bonito y guisantes/ receta de paella marinera

 

Y si no te gusta desperdiciar ni un solo ingrediente, elaborar una receta como una paella de verduras y darle un toque de jugo de limón antes de comer realzará el gusto de las verduras y refrescará el plato. Esta paella de verduras te permitirá jugar con los colores vivos: el amarillo del arroz, el rojo del pimiento y el verde de las habas, las judías y las alcachofas.

¡Con estos trucos y el Caldo para Paella Fácil de Gallina Blanca tu paella triunfará seguro!

Valora este artículo