Huevos en cocotte con queso y nueces

(7)

Crepesquiche lorraine, la quenelle... Todos platos franceses que tienen un elemento en común: el uso de los huevos en su preparación.Ver más...

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Huevos en cocotte con queso y nueces

  • PASO 1

    Engrasa 4 cocottes o recipientes de barro para el horno con un poco de aceite de oliva y casca en cada uno de ellas un huevo.

  • PASO 2

    Introduce las nueces en cada cocotte, apretando ligeramente para que queden insertadas en la clara.

  • PASO 3

    Coloca encima de cada huevo una lasca de queso. Reparte 100 ml de Caldo Casero de Verduras 100% Natural Gallina Blanca en cada cocotte y cuece en el horno a 180º durante 10 minutos hasta que cuaje el huevo y se deshaga el queso. Sirve bien caliente.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Huevos en cocotte con queso y nueces

El Truco: Comprueba la frescura de los huevos

Hay veces que no recordamos cuánto tiempo llevan los huevos en el frigorífico. Para saber si los huevos están buenos o no, ponlos en un vaso con agua. Si el huevo cae hasta el fondo, significa que está fresco. Si, por el contrario, el huevo flota, será mejor que utilices otro huevo para preparar la receta. 

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

El huevo es uno de los ingredientes más usados en recetas de todo el mundo y hoy le haremos una alabanza cocinándolo en cocottes. 

Con una preparación muy fácil y rápida haremos un plato que te entra por los ojos y sorprende al paladar. Unos fantásticos huevos en cocotte, con nueces y queso que seguro que te encantarán. ¡Te quedarán geniales!

Cuando aprendas su modo de preparación, verás que puedes hacerlos de mil y una maneras distintas. Solo tendrás que cambiar los ingredientes con los que acompañamos el huevo y conseguirás variantes distintas de este plato exquisito. 

¡Bon appétit!

Ten en cuenta que, cuando saques la cocotte del horno, la cazuela estará caliente y, por lo tanto, el huevo continuará cocinándose. Sirve el plato recién salido del horno y así no te arriesgarás a que te quede demasiado hecho.