Cómo puedo pelar huevos duros de forma fácil

Tienes tus huevos duros casi listos, a punto de salir de la cazuela y llega el momento. ESE MOMENTO que todos tememos: pelar el huevo. Se rompe, cuesta y no es fácil tener un huevo perfectamente pelado. Hasta ahora.

El truco por excelencia para conseguir un huevo bien pelado pasa por hacer una delicada operación con una chincheta. Haz un pequeño agujero a la cáscara del huevo antes de ponerlo en el agua hirviendo. Una vez hecho, espero que el agua llegue a ebullición. Cuando comience a hervir, mete con cuidado el huevo y baja la temperatura para que el burbujeo no golpee el huevo y termine de romperlo. Hecho esto, espera a que se enfríen en la misma cazuela, ponlo bajo agua fría para que la cáscara se dilate y saldrá sin problemas.

Otro método muy rápido para pelar un huevo duro es con un bote de conserva. Mete dentro el o los huevos duros que tengas que pelar, pon algo de agua -sin cubrir los huevos- y agita con fuerza. Con esto quedarán perfectos. No tanto como con el método anterior, pero es mucho más sencillo y rápido.