Comprueba la frescura de los huevos

poster-image

No todos los huevos llevan la fecha de caducidad impresa. Si no recuerdas cuándo compraste los que tienes en casa hay un truco que nunca falla: sumérgelos en un vaso lleno de agua; si quedan en el fondo son frescos; sin embargo, si flotan es posible que lleven demasiados días en el frigorífico.

Valora este truco