Garbanzos estofados

¿Y si te decimos que el garbanzo, el superalimento mediterráneo por excelencia, es mucho más nutritivo que la quinoa? ¿Verdad que apetece rescatarlo del recetario tradicional y elaborar unos deliciosos garbanzos estofados con -digamos- verduras? ¡Va, que te lo ponemos fácil!

  • 20-40 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Caldo Casero de Pollo 100% Natural

    100% natural, sabor casero

Cómo hacer Garbanzos estofados

  • Paso 1 garbanzos estofados

    PASO 1

    Los garbanzos estofados con verduras son un clásico de la cocina mediterránea y su elaboración comienza con uno de los rituales más entrañables de nuestra cultura gastronómica: efectivamente, poniendo en remojo los garbanzos la noche de antes (seguro que recuerdas aquel barreño con agua y garbanzos en casa de tu abuela). Aunque no existe un tiempo concreto, recomendamos aproximadamente 12 horas de remojo. En el caso de que te guste ir al grano y ya hayas comprado los garbanzos cocidos, podrás aplicarlos directamente sobre la receta. Al final te contamos cómo. Así pues, lo primero que haremos será lavar los tomates, las cebollas, las zanahorias y los puerros. Picamos todas estas verduras muy finas y las sofreímos en una olla mediana a fuego medio con un poco de aceite de oliva. Ojo porque no estamos sofriendo en una sartén antiadherente, de modo que te recomendamos remover de vez en cuando para evitar que las verduras se queden pegadas en el fondo de la olla.

  • Paso 2 garbanzos estofados

    PASO 2

    Transcurridos de 5 a 7 minutos o cuando veas que las verduras ya están algo pochaditas, añadimos los dientes de ajo finamente picados y sazonamos con la sal, la pimienta y el pimentón. Movemos la mezcla para que las verduras queden bien impregnadas de las especias e incorporamos los garbanzos previamente bien escurridos del agua que utilizamos para el remojo.

  • Paso 3 garbanzos estofados

    PASO 3

    Acto seguido añadiremos el Caldo Casero de Pollo, que deberá cubrir por completo la preparación de verduras y garbanzos. Removemos ligeramente y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos. Cuando veas que el guiso ha quedado bien ligado es momento de retirarlo y de comenzar a disfrutar de esta riquísima receta de garbanzos estofados. Si fuiste de los que compraste los garbanzos ya cocidos, deberás llevar el caldo a ebullición junto con el sofrito durante 10-12 minutos e incorporar entonces los garbanzos. A partir de ahí solo te restará media horita de cocción a fuego medio.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Garbanzos estofados

Aunque para esta receta de garbanzos estofados no es necesario pelar los tomates, lo más recomendable es que lo hagas de la siguiente manera: quita las hojitas del tomate y haz una cruz con un cuchillo en la parte opuesta. Mételos durante 15 segundos en agua hirviendo y enfría rápidamente en agua con hielo. El cambio brusco de temperatura levantará las esquinas de la piel cortada y si tiras de ella verás que sale prácticamente sola.
Truco destacado de la receta
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

En esta ocasión te hemos mostrado cómo hacer garbanzos estofados según la receta clásica, pero si hay algo que admita esta legumbre es cualquier otro ingrediente capaz de seducir incluso a los más pequeños. Piensa por ejemplo en garbanzos estofados para niños con setas, con pollo o, por qué no, con bacalao. ¡Tú decides qué versión se come en tu casa!