Albóndigas con Tomate Frito

La receta de albóndigas con tomate es una de esas preparaciones que triunfan en todos los hogares. Aunque es un poco laboriosa, el resultado es delicioso y vale la pena pasar un buen rato en la cocina para poder disfrutar luego de un plato tan sabroso.Ver más...

  • 40-60 min
  • Media
  • 4 personas

Ingredientes

  • Tomate Frito

    100% natural con aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer Albóndigas con Tomate Frito

  • Cómo preparar Albóndigas con Tomate Frito– paso 1

    PASO 1

    Coloca las dos carnes integren en un bol y remueve con las manos. Agrega la cebolla rallada, el huevo batido, las hojas de perejil picadas, los piñones y 50 g de pan rallado. Trabaja con las manos hasta que se todos los ingredientes.

  • Cómo preparar Albóndigas con Tomate Frito– paso 2

    PASO 2

    Reparte la masa en bolas, redondéalas con las manos y fríelas por tandas en una sartén con abundante aceite caliente. Retíralas y colócalas en papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

  • Cómo preparar Albóndigas con Tomate Frito– paso 3

    PASO 3

    Coloca de nuevo las albóndigas y cocínalo todo durante 15 minutos a fuego suave. Vierte el tomate frito Gallina Blanca. Retira y sirve.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Albóndigas con tomate frito

Para potenciar ese gusto o predilección de muchos niños por las albóndigas o para decidir a los que aún no los convence prueba hacerlas con queso. Solo has de añadir un dado de queso tierno o una bolita de mozzarella al formar cada una de las albóndigas. Mejorarán en sabor y textura. Te quedarán irresistibles.

Truco destacado de la receta
De platos sosos a sabrosos en un Chup, Chup

Descubre cómo enriquecer tus platos con Avecrem.

Comprar online

 

Cómo hacer albóndigas en salsa de tomate

Para preparar esta receta de albóndigas con tomate lo primero que debes hacer es formar las albóndigas. Para ello, tienes que mezclar en un bol las carnes, la cebolla rallada, el huevo, el perejil, los piñones y el pan rallado. Trabaja bien la mezcla con las manos para integrar todos los ingredientes y forma las bolas del tamaño que prefieras.

Si hay niños en casa, una muy buena idea es animarles para que nos ayuden a hacer esta receta de albóndigas con tomate. Disfrutarán de lo lindo preparando la masa y haciendo las bolitas. Quizás las albóndigas no quedarán con la forma perfecta, pero el rato que pasarán haciéndolas seguro que contribuye a despertar su interés por la cocina.

Para terminar de hacer las albóndigas en salsa de tomate, deberás freír por tandas las albóndigas y cocinarlas durante 15 minutos a fuego suave. 

Acompañamientos para todos los gustos

El resultado de la receta de albóndigas con tomate es, simplemente, delicioso. Para acompañar el plato, puedes preparar un poco de arroz basmati, unas patatas fritas o incluso cuscús. La combinación de todos estos alimentos con la salsa de tomate es exquisita y seguro que hará las delicias de todos tus comensales.

Un plato casero, exquisito y muy completo

Con esta receta de albóndigas con tomate logras ese plato casero y familiar de toda la vida. Ese que, como toda cosa buena que se mantiene vigente a través del paso del tiempo, se ha convertido en un clásico. Es que le gusta a todo el mundo. Quizás por esa combinación de la carne con el tomate que funciona tan bien y que se potencia cuando como guarnición se incluye unas patatas fritas, arroz blanco o puré de patatas, todas opciones ideales para ser impregnadas por la salsa.

Entre los niños es uno de sus platos preferidos. Una de las razones puede deberse a su composición muy similar a la hamburguesa, pero con una forma todavía más divertida. Aunque, saber cómo hacer albóndigas en salsa de tomate es un poco más laborioso que las hamburguesas a la plancha y genera más dificultades para ofrecerlas en modo de emparedado, este plato no ha ingresado en el mercado de las comidas rápidas. Así que ya tienes una gran alternativa para ofrecerles a los más peques una comida casera, sana y que comerán encantados.

Una buena decisión a la hora de comprar la carne picada es que elijas un corte magro y le pidas a tu carnicero que la pique en el momento. De esta manera lograrás un plato más sano y nutritivo. La carne aporta proteínas de alta calidad y minerales como el fósforo, hierro y zinc. Además, la vitamina C del tomate que lleva la salsa hará más fácil la absorción de ese hierro. Y la guarnición, ya sea arroz o patatas, aportará los carbohidratos que harán que el plato sea muy completo.

Pon en práctica nuestra receta de albóndigas con tomate y degusta en familia, o con quien quieras, un plato tradicional, muy completo y sabrosísimo.