Quiches para todos los gustos

(6)

¿Qué tendrán las quiches que las hacen tan irresistibles? Puede que sea porque nos recuerdan a una tarta, pero en este caso salada, por su masa crujiente y suave o porque admiten multitud de ingredientes. Sea como sea son la opción perfecta en una comida o cena entre amigos y para que los niños coman de todo ya que por su forma de tarta y el gusto de la nata que suaviza los sabores, hacen que sean súper apetecibles para los peques.

Además, la masa quebrada o pasta brisa con la que se elaboran a se puede comprar prehecha, de esta manera solo tendremos que cocinar el relleno. Hacer la masa casera es mucho más gratificante pero requiere algo más de tiempo, sin embargo, no es nada compleja, tan solo hay que mezclar bien sus ingredientes: agua, harina y mantequilla y... ¡sin amasar! 

Elijas la opción que elijas para elaborar la masa, ahora toca responder de qué gusto la prefieres. De verduras, de carne, de setas… Hay infinidad de propuestas a la hora de cocinar una quiche, hoy te proponemos siete que se adaptan a todos los gustos. ¡Tú escoges!

Mini quiche para todos los gustos

¿Quieres preparar un plato de comida original y sencillo? La mini quiches son un plato genial cuando no sabemos qué preparar ya que, con poco esfuerzo, conseguimos platos muy buenos y variados. Además, al poderse comer frías, podemos guardar las sobras y llevarlas a la oficina el dia siguiente. Y esa mezcla entre pastel y canapé les encantará atu invitados.  ¡Atento a lo que te vamos a enseñar! Comenzamos con una Mini quiche de puerros con hinojo, seguiremos con la Mini quiche de escarola y bacon y para acabar estos pequeños bocados lo haremos con Quiche de puerro y jamón

 

Quiche lorraine

No sería justo hablar de quiches y no empezar por la receta más clásica y conocida de esta tarta salada: la quiche lorraine. Aunque la quiche es de origen francés su nombre procede del alemán “Kuchen”, que significa pastel. Ya que de hecho las primeras que surgieron se crearon en la región de la Lorena, que hace frontera con Alemania y siempre ha tenido una influencia germánica muy importante. 

La receta original estaba elaborada con masa quebrada, nata, huevos, pimienta negra y nuez moscada, nada más, no llevaba ningún relleno. Fue en siglo XIX, cuando se le incorporaron pequeños trocitos de panceta magra, fresca o ahumada, que tanto caracterizan la quiche lorraine tal y como la conocemos. En esta receta, además, le hemos añadido champiñones y queso rallado para potenciar aún más su sabor.

Quiche de tomate y queso

Si hay un ingrediente con el cual las quiche saben mucho mejor ese es sin duda el queso: gruyère, emmental, brie… cualquier tipo que se pueda fundir es perfecto para acompañar cualquier quiche. En esta receta se combina queso gruyère rallado y queso en lonchas para fundir con el Sofrito de Tomate y Verduras Gallina Blanca. Una mezcla deliciosa que se puede tomar tanto caliente como fría y que acompañada de una ensalada, con albahaca picada y aceitunas negras es todo un plato único y un auténtico manjar. 

Mini quiche de tomates confitados y queso cremoso

Es la hermana pequeña de la quiche de tomate y queso, una delicia en miniatura ideal a la hora de presentar un aperitivo y ganarte la aprobación de tus invitados. En esta receta, en vez de nata se utiliza queso cremoso y los tomates se confitan al horno con miel, aceite de oliva, sal y vinagre balsámico. Te aseguramos que tus comensales no dejarán ni una sola mini quiche en el plato, ¡les encantarán!

Quiche de berenjenas

Y si las anteriores tartaletas os han sabido a poco, combina las de tomate y queso con estas quiches de berenjenas con las que acabar de dejar boquiabiertos a tus invitados. Además, no te costará nada hacerlas, tan solo tienes que estofar los cubitos de berenjena y mezclarlos con la nata, los huevos, el Avecrem Caldo de Pollo y la nuez moscada. Rellena las tartaletas, cubre con queso rallado y ¡al horno! Fáciles y deliciosas, ¿qué más se puede pedir?

Quiche de champiñones

Si en la quiche lorraine añadíamos unas setas para que tuviera un sabor mucho más intenso, también puedes optar por elaborarla solo con este delicioso ingrediente, evitando así agregarle bacón. De esta manera, tu quiche resultará mucho más ligera pero igual de gustosa. En la receta hemos escogido los champiñones, que son más económicos pero que quedan muy suaves y apetitosos, pero si es temporada de setas también te quedará genial con unos boletus, senderuelas o níscalos. ¡Pruébalo!

Pastel de pisto

Si eres de los que no se conforma con hacer una quiche con una sola verdura como ingrediente principal, esta tarta salada te va a encantar porque es un auténtico festival de hortalizas, colores y sabores. Lo mejor es que no tendrás que cortar ni trocear verduras ya que forman parte del Sofrito de Tomate y Verduras Gallina Blanca, al cual se le añaden piñones, salsa de soja y una pastilla desmenuzada de Avecrem 100% Natural Pollo. ¡Está riquísimo!

Quiche de carne picada

A partir de la quiche lorraine y con el paso del tiempo se fueron incorporando nuevas variaciones de la receta original, que tomaron distintos nombres, como la provenzal, con tomates, pimientos y calabacín o la florentina, una quiche de espinacas. Pero también puedes jugar con los ingredientes y cambiar el bacón de la tradicional quiche lorraine por carne picada de cerdo y de ternera y foigras. El resultado es tan espectacular y apetitoso que no te quedará otra que repetir y degustar una porción más.

Frías, calientes, de verduras o de carne, las quiches son un plato exquisito que te cautiva a primera vista. ¡Escoge el gusto que más te apetezca y disfruta de cada bocado!

Valora este artículo