10 mitos sobre la pasta

(3)

La pasta está tan internacionalizada que cada país ha elaborado sus propias variaciones y recetas. Sin embargo, hay algunos mitos o creencias asociados a los platos de pasta que un italiano jamás aceptaría. Hemos elaborado un decálogo “a la italiana” para que en tu próxima reunión puedas argumentar cómo toman la pasta en el país que la inventó.

1. “La pasta engorda”. No, no y no. La pasta son carbohidratos de absorción lenta, sobre todo si está cocinada al dente (como lo haría un italiano). Lo que engorda es la salsa, así que si no quieres renunciar a un plato de pasta, cambia las salsas a base de queso por otra como, por ejemplo, tomate fresco y un chorrito de aceite de oliva o por la de estos tallarines con acelgas

2. “La salsa carbonara lleva nata”. No en la receta original italiana, que se elabora con panceta, huevos, parmesano y pimienta negra. Hoy en día, la crema de leche se ha añadido de forma extendida para darle consistencia a la receta habitual de salsa carbonara.  

3. “La salsa carbonara es ideal para los macarrones”. Un italiano sólo añade salsa carbonara a la pasta larga, sobre todo espagueti, pero no a la pasta corta.

4. “La pasta de colores es muy típica de Italia”. En el país vecino, incluso las ensaladas de pasta se hacen con variedades tradicionales, y no usan la pasta de colores. ¡Sólo la encontrarás en los restaurantes de turistas! Aquí te dejamos una receta de ensalada de pasta... ¡toda de un color!

 

5. “Los italianos toman pasta como acompañamiento”. Falso. Jamás usan la pasta de guarnición de una carne o pescado. En Italia, la pasta es un primer plato que se toma solo, siempre.

6. “El pollo o las albóndigas son un excelente ingrediente complementario para la pasta”. Puede que en Estados Unidos, donde son muy aficionados a añadirle pollo o albóndigas, pero no en Italia. Y un italiano tampoco admitiría echarle kétchup (como también hacen en América).

7. “Un chorrito de aceite al hervir la pasta evita que se pegue”. En Italia pueden eventualmente añadir aceite pero una vez la pasta está cocida al dente, no durante la cocción, para no añadir grasas innecesarias.

8. “La salsa boloñesa es la salsa de espaguetis por excelencia”. En Italia, la salsa Ragú (de la cual la boloñesa es sólo una variedad) se utiliza para la lasaña a la boloñesa (un plato típico de Bolonia), pero no para la pasta tipo espagueti o marcarrones. 

9. “Hay que cocer la pasta con el agua justa”. Los italianos utilizan siempre mucho agua para cocer la pasta, porque el objetivo es que, tanto la fresca como la seca, nade en la olla.

10. “No hay que tocarla mientras se cuece”. Un italiano “mima” la pasta mientras está en la olla: la gira de vez en cuando con un tenedor… ¡y no le quita el ojo de encima! Puedes ir practicando con estos fusili integrales.

Ya sabes, después de los 10 trucos para que la pasta quede al dente, ya conoces algunos secretos más llegados directamente de Italia. No es necesario que lo tomes todo al pie de la letra, ya que la cocina siempre admite variaciones, pero al menos la próxima vez que hagas unos espaguetis con tomate, ¡mejor no invites a un amigo italiano!

Valora este artículo