Lasaña a la boloñesa

(4)

Aunque el origen de este plato es italiano, la lasaña a la boloñesa, ha llegado a convertirse en una receta internacional. Y es que es una de las comidas predilectas en muchos hogares, sobre todo para los más peques, ya que es un plato completo,Ver más...

  • 40-60 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Lasaña a la boloñesa

  • En una tabla de cortar, pica la cebolla y dórala en una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. A continuación, añade la carne picada y, después de unos pocos minutos, el tomate frito

    PASO 1

    En una tabla de cortar, pica la cebolla y dórala en una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. A continuación, añade la carne picada y, después de unos pocos minutos, el tomate frito. Continúa la cocción durante otros 10 minutos y añade la mejorana y el tomillo fresco.

  • En una fuente de horno engrasada, pon 1 hoja de lasaña, previamente hidratada según las instrucciones del envase. Cubre con la salsa de tomate y carne y la bechamel. Repite la operación por lo menos e

    PASO 2

    En una fuente de horno engrasada, pon 1 hoja de lasaña, previamente hidratada según las instrucciones del envase. Cubre con la salsa de tomate y carne y la bechamel. Repite la operación por lo menos en 4 capas.

  • Cubre la última capa con la bechamel, elaborada siguiendo las instrucciones del envase, y hornea durante 20 minutos a 200°C.

    PASO 3

    Cubre la última capa con la bechamel, elaborada siguiendo las instrucciones del envase, y hornea durante 20 minutos a 200°C.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Lasaña a la boloñesa

El Truco: una lasaña más aromática

Para que la lasaña gane en sabor puedes tener en cuenta este sencillo truco. Añade a la salsa de carne hierbas al gusto, las que más te apetezcan. Aunque te recomendamos utilizar mejorana, que va muy bien con la carne picada.

Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

sabroso y del que siempre queremos más.

Hay muchas maneras de hacerla, y cada cocinero tiene sus trucos, pero esta receta sigue la versión clásica, una buena salsa boloñesa, con carne picada de calidad, y aromatizada con hierbas. Y, como no, servida junto a una salsa bechamel suave y gustosa y gratinada al horno para que esté bien crujiente. 

Lo mejor de las lasañas es que se adaptan igual de bien a las versiones más clásicas como a las más creativas. Fíjate en lo bien que sale esta receta de espárragos trigueros y nueces. ¿Te atreves?