Patatas al curry

Aunque el curry no está muy extendido en nuestra cocina, la gastronomía asiática y, en concreto, la India, tiene en él a uno de sus más poderosos aliados.Ver más...

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

Cómo hacer Patatas al curry

  • Cómo preparar Patatas al curry. Paso 1

    PASO 1

    En una tabla de cortar o un plato, corta la mantequilla en trozos pequeños, colócala al fuego en una olla. Cuando se derrita por completo añade la harina y una pizca de sal, revolviendo con un batidor.

  • Cómo preparar Patatas al curry. Paso 2

    PASO 2

    A continuación, añade el caldo sin dejar de agitar vigorosamente. Lleva a ebullición hasta obtener la consistencia cremosa deseada. Añade el curry y mezcla los ingredientes.

  • Cómo preparar Patatas al curry. Paso 3

    PASO 3

    Retira del fuego la salsa y utilízala para acompañar las patatas hechas al vapor o hervidas.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Patatas al curry

El Truco: tamiza la harina

Para evitar que se formen grumos desagradables en la salsa, cuando prepares la salsa de curry, después de derretir la mantequilla, agrega la harina pasándola por un filtro especial (o tamiz). La salsa quedará más suave y uniforme.

tamiza la harina
Caldo Casero de Pollo Gallina Blanca

Descubre nuestros Caldos Caseros Gallina Blanca

Comprar online

El curry es una mezcla aromática de distintas especias más o menos picantes y que no faltan en la salsa de muchos guisos o estofados. Ahora bien, también pueden ser el acompañamiento perfecto para un aperitivo.

En este caso, en las patatas al curry, se sirven las patatas hervidas o al vapor con una salsa elaborada no sólo con curry sino también con mantequilla, caldo de verduras y harina. El resultado: una crema delicada y perfumada que convertirá un sencillo entrante en toda una auténtica delicia gastronómica. 

Si te ha entrado la curiosidad por usar esta mezcla de especias en guisos y estofados, una receta muy recomendable es la de pollo al curry. Un plato tradicional pero con el punto justo de exotismo.