Filetes de panga a la plancha

(17)

La panga es un pescado de agua dulce y carne blanca que se cría de forma intensiva en el sureste asiático y que tiene tres grandes ventajas que convencen a todo el mundo.Ver más...

  • 10-20 min
  • Fácil
  • 4 personas

Ingredientes

  • Con Avecrem, ¡triunfas!

Información nutricional

  • Energía

    260kcal

  • Hidratos

    1.00g

  • Proteínas

    21.78g

  • Grasas

    18.67g

  • Fibra

    0.19g

Cómo hacer Filetes de panga a la plancha

  • Pica el ajo y dóralo

    Pica el ajo y dóralo en una sartén con un poquito de aceite. Cuando esté dorado retira inmediatamente, pásalo por un colador y déjalo escurrir hasta que esté seco. Puedes acabarlo de secar sobre un papel de cocina.

  • Pinta los filetes con el majado

    Seca bien los filetes de panga envolviéndolos con papel de cocina, sálalos al gusto y úntalos con un poquito de aceite de oliva. Epolvoréalos con la pastilla de Avecrem 100% Natural Pescado y Marisco Gallina Blanca y, a continuación, calienta una sartén a fuego vivo. Cuando esté caliente pon los filetes, de uno en uno, 2 minutos y medio por un lado y un minuto por el otro.

  • Saltea los filetes

    Pon los filetes en un plato, sazónalos con un chorrito de limón. Espolvorea un poquito de perejil y termina añadiendo un poco del perejil picado y frito.

Valora esta receta

Consejos para cocinar Filetes de panga a la plancha

El Truco: filetes de pescado perfectos

Preparar el pescado puede ser todo un reto. Para lograr que los filetes queden enteros y limpios de espinas, es clave que el cuchillo que utilices sea fino y largo; como un jamonero o, mejor, un fileteador. Introdúcelo entre la carne y la espina en sentido longitudinal y deslízalo con suavidad hasta separar cada filete por completo. Pásalos después al plato con cuidado de que no se rompan y... ¡voilà!

 

Recetas variadas

Recetas para todos los días de la semana

La primera ventaja es que los filetes que solemos encontrar vienen siempre sin espinas. Por eso es tan popular, por ejemplo, en los comedores escolares y por eso a los niños y niñas no les cuesta ningún esfuerzo comerlo.

La segunda gran ventaja es que tiene un sabor suave y una carne firme. A no ser que sobrecuezas el filete, una porción de panga mantendrá una textura firme y nada pastosa, cualidad muy apreciada por los peques.

Por último, la panga es un pescado barato. Aunque hasta hace poco este primo lejano del siluro era un perfecto desconocido en los mostradores de nuestras pescaderías, ahora lo encontrarás hasta en la más recóndita. Su éxito, también se explica por el bajo coste.

Si la panga gusta a tus hijos, anímales a descubrir otros pescados, de procedencia local. El lenguado y la merluza de toda la vida les encantarán. Una versión más económica y muy sabrosa es el jurel. También la brotola gustará mucho a ellos y a tu bolsillo. Si las espinas son un problema, en la pescadería te filetearan el pescado siempre que lo pidas.